Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 16 5 2006 87 El PSOE se reunirá con nacionalistas catalanes y vascos antes de que sea aprobada la reforma fiscal Las operadoras de móviles aseguran que la bajada de tarifas que quiere la UE les costará 2.300 millones El Gobierno británico se muestra neutral en la opa sobre BAA, pero exige inversión a largo plazo Advierte de que en ningún caso admitirá que Ferrovial traslade el coste de la opa a las tarifas por seguro que Ferrovial subirá su oferta, pero algunos inversores institucionales, como Merrill Lynch, comienzan a deshacer posiciones en BAA M. L. MADRID. El regulador de la actividad aeronáutica en el Reino Unido, Civil Airport Authority (CAA) avanzó ayer las líneas maestras de los planes de desarrollo de los aeropuertos británicos y la política tarifaria para el quinquenio 2008- 2013 y, sin entrar en detalles pormenorizados, dejó claras dos cuestiones fundamentales. Por una parte, que le es indiferente quién sea el propietario de los aeropuertos- -que en estos momentos son objeto de una opa sobre BAA por parte de un consorcio encabezado por la española Ferrovial- y por otra, que el propietario tendrá que acometer un programa de inversiones muy ambicioso. De ambas cuestiones, además, se deriva el paradigma fundamental del comunicado de CAA de ayer: en ningún caso admitirá que el coste de la opa o una deuda excesiva se traslade a las tasas. En este sentido, el director de regulación de CAA, Harry Bush, manifestó que la propuesta de tarifas para BAA estará en septiembre y añadió que no tendremos en cuenta en nuestra decisión los riesgos y costes de transacciones financieras resultante del proceso de oferta sobre BAA. Que quede claro a los propietarios y a los financiadores de BAA- -presentes o futuros- -para que lo tengan presente b En el mercado se da Para Bush, el papel de la CAA en este proceso es velar por los intereses de las aerolíneas y de los pasajeros con precios razonables, buena calidad del servicio e inversión planificada CAA añade que tiene la intención de evaluar cada aeropuerto por separado, tanto en el plano de las inversiones como en el de las tarifas, pero admite que seguirá de cerca Heathrow, Gatwick y Stansted (propiedad de BAA) en su conjunto para asegurar la eficiencia en costes de lo que los clientes pagan en concepto de tasas. Como era de esperar, Ferrovial tardó sólo unos minutos en subrayar que sus planes de negocio para BAA han incluido en todo momento las inversiones previstas por CAA en todos los aeropuertos gestionados por la operadora británica, que el Consorcio y sus accionistas están comprometidos con el desarrollo a largo plazo de los aeropuertos de BAA, según las recomendaciones del Air Transport White Paper y en consecuencia, se han tenido en cuenta las inversiones precisas para ello tanto en el plan de negocio del Consorcio como en el desarrollo de la estructura financiera del mismo Además, Ferrovial confirmó que ha mantenido conversaciones constructivas con la CAA y que el comunicado de la autoridad aeroportuaria británica es congruente con el diálogo que ambas partes mantienen. Según Ferrovial, tanto el Consorcio como sus fundadores están convencidos de poder proporcionar a BAA una estructura financiera flexible, eficiente en cuanto a su coste y sólida que asegure que las inversiones estableci- Heathrow es el aeropuerto en el que la CAA británica exige mayor inversión das en el Air Transport White Paper se realizan de conformidad con los objetivos de CAA Por último, en el plano estrictamente referido a la oferta de Ferrovial por BAA, en el mercado ha crecido en los últimos días la sensación de que la oferta será mejorada, pero parece que se comienza a descartar que la nueva oferta económica pueda acercarse a AFP los 900 peniques de los que llegó a hablarse. Esta tesis quedaría aún más reforzada por el hecho de que algunos accionistas institucionales han comenzado a deshacer sus posiciones en el accionariado de BAA sin esperar a un nuevo precio. Fuentes del mercado aseguraron que Merrill Lynch ha rebajado su participación del 1,74 al 1 del capital de BAA. Los grandes grupos constructores ganaron un 14,2 más hasta marzo El beneficio neto de los seis mayores grupos constructores y de servicios españoles aumentó el 14,2 en el primer trimestre del año. En concreto, ACS, FCC, Ferrovial, Acciona, Sacyr Vallehermoso y OHL ganaron conjuntamente 576,6 millones de euros en los tres primeros meses de 2006, frente a los 504,9 millones que alcanzaron conjuntamente entre enero y marzo del pasado año. La compañía que más ganó fue ACS, con un beneficio de 158,2 millones de euros, el 39,50 A continuación figuran FCC, con un beneficio de 113,8 millones y un crecimiento del 40,7 y Ferrovial, que ganó 111,6 millones y un alza del 43,6 A corta distancia se sitúa Acciona, que obtuvo un beneficio de 102 millones, el 36,8 más. Sacyr Vallehermoso se situó en quinto lugar, con un beneficio de 74,1 millones, mientras que OHL se mantiene en el sexto puesto con una ganancia de 16,98 millones de euros.