Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 MARTES 16 5 2006 ABC Internacional Morales confisca al BBVA las acciones de petroleras locales de su fondo de pensiones boliviano Le da tres días para entregar los títulos o intervendrá sus instalaciones posee la gestora de fondos Previsión, que el año pasado le aportó en su cuenta de resultados un beneficio de 2,8 millones de euros M. PORTILLA J. GONZÁLEZ MADRID. El Gobierno boliviano ha decidido dar otra vuelta de tuerca a la nacionalización de los hidrocarburos de ese país, después de que ayer exigiera al BBVA y a Zurich Financial Service que entreguen al Estado en un plazo de tres días, a título gratuito las acciones que gestionan a través de un fondo de pensiones de las empresas petroleras nacionalizadas el pasado 1 de mayo. El Ejecutivo boliviano ha amenazado al BBVA y al grupo Zurich con intervenir sus instalaciones si no cumplen este requerimiento. El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, fue el encargado ayer de firmar un decreto complementario al rubricado el pasado día 1 por el presidente Evo Morales. La nueva medida fue conocida mientras Morales intervenía ante el pleno de la Eurocámara, y supone que los fondos de pensiones privados, que hasta ahora gestionaban el BBVA y el grupo Zurich, pasarán a manos de la Administración. En este sentido, Evo Morales aseguró ayer ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, que la medida tomada no supone una expropiación, sino un cambio de gestión. En respuesta al eurodiputado del PP José Ignacio Salafranca, Morales precisó que los fondos que gestionan el BBVA y el grupo Zurich se crearon tras las mal llamadas normas de capitalización, que finalmente han sido de descapitalización Y añadió que son del Estado boliviano, del pueblo boliviano El presidente acusó al BBVA y a Zurich Financial Service de utilizar las aportaciones de los trabajadores y de no haber realizado inversión fresca informa Efe. b La entidad española dos de Pensiones (AFP) gestionan las acciones de los bolivianos que forman parte del Fondo de Capitalización Colectiva, presente en las petroleras Andina (filial de la española Repsol YPF) Chaco (de la británica British Petroleum) y Transredes (del grupo estadounidense Enron y la anglo- holandesa Shell) El citado fondo fue creado para garantizar el cobro de una pensión anual vitalicia a los bolivianos mayores de 21 años en 1995, informa Ep. Compromisos adquiridos El patrimonio gestionado por el BBVA a través del fondo de pensiones AFP fue de 1.636,5 millones de dólares durante el ejercicio 2004 para un total de 480.087 afiliados. Las acciones administradas por las Administradoras de Fondos de Pensiones en las petroleras citadas suponen unos 700 millones de dólares (550 millones de euros) que no son propiedad del banco, sino de los inversores, según fuentes financieras. El problema para el banco español radica en los compromisos adquiridos con terceros en la gestión del fondo Repsol YPF negociará con el Gobierno boliviano y decidirá después si sigue en el país o lo abandona De esta forma, se está confiscando una propiedad que no es del Estado, sino de los bolivianos que se benefician de la gestión de esas acciones añadieron las mismas fuentes. El problema principal para el banco no es la pérdida del negocio en ese país, pues en el ejercicio de 2005 AFP Previsión sólo aportó 2,8 millones de euros a su cuenta de resultados, sino los compromisos adquiridos con terceros por la entidad presidida por Francisco González para garantizar el cobro de las pensiones. Esto puede suponer para el banco una serie importante de trastornos burocráticos y legales. Por su parte, la petrolera Repsol YPF ha ratificado que negociará con el Gobierno de Bolivia para decidir si se queda o no en el país, para lo cual considera necesario el reconocimiento a la rentabilidad de sus inversiones. Hay que recordar que el grupo español ha invertido casi 1.000 millones de euros desde 1997 en aquel país. La posición de la compañía ha sido manifestada en un comunicado oficial por su presidente en Bolivia, Luis García Sánchez, casi dos semanas después de la nacionalización del gas y del petróleo decretada por el Gobierno de Evo Morales. Según ese comunicado, la petrolera reitera su voluntad de quedarse en Bolivia, para lo cual ha iniciado un proceso de negociaciones. El propósito es llegar a un compromiso duradero, para lo que se hace necesario que el Gobierno reconozca la rentabilidad de las inversiones realizadas La petrolera también reitera que continuará operando los campos de producción hasta el momento en que se definan los parámetros de un nuevo contrato con la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Sobre este conflicto hay que añadir que esta misma semana comenzarán los trabajos de inspección y fiscalización de las petroleras que operan en Bolivia, que serán dirigidos por técnicos noruegos y canadienses contratados por el Gobierno boliviano, para confirmar las cifras de producción e inversión que declaran por las compañías. Iberdrola, REE, Indra y Mapfre pueden ser los siguientes Además de Repsol YPF, cuyo negocio en Bolivia supone el 2 del total del grupo, hay otras empresas españolas con una presencia importante en Bolivia, como Iberdrola, que participa en dos distribuidoras de electricidad, Electropaz (La Paz) en la que tiene un 57 del capital, y Elfeo (El Alto) en la que controla un 59 El año pasado, estas dos distribuidoras suministraron a 411.000 clientes el 37 de la energía distribuida en Bolivia y alcanzaron una facturación conjunta de 65 millones de euros. Red Eléctrica de España (REE) es propietaria, desde 2002, de la compañía Transportadora de Electricidad (TDE) dedicada al transporte de energía eléctrica a través de 2.000 kilómetros de líneas y 20 subestaciones. En 2005, TDE aportó 19,5 millones de euros a la cifra de negocio de REE, 13,1 millones al EBITDA y 5,7 millones al beneficio después de impuestos. El fabricante de paneles solares Isofotón desarrolla en Bolivia un proyecto de electrificación rural, mediante energía solar financiado por el Banco Mundial. Las grandes entidades financieras españolas tienen una presencia mínima en Bolivia, prácticamente testimonial, que se limita a la mencionada gestora de fondos de pensiones del BBVA. El grupo Santander, con gran presencia en Iberoamérica, fue en los últimos años propietario de la tercera entidad de Bolivia, el Banco Santa Cruz, pero en marzo pasado se desprendió de esa participación y abandonó definitivamente el país. Mapfre posee una pequeña compañía de asistencia en viaje, pero no tiene ninguna filial aseguradora. En el sector tecnológico, Indra ha aplicado sus sistemas de gestión de aeropuertos en aquel país. Otras empresas con intereses en Bolivia son Unión Española de Explosivos y el fabricante de maquinaria agrícola Agria. Adjudicación de las jubilaciones En 1997, el antiguo BBV y Argentaria obtuvieron la adjudicación del sistema de jubilaciones privadas en un concurso convocado por la administración boliviana. Con la fusión de ambos bancos en el año 2000, el BBVA tuvo que vender, por 19 millones de dólares al grupo suizo Zurich, una de las dos gestoras, AFP Futuro, mientras que la entidad española se quedó con AFP Previsión. Estas dos Administradoras de Fon-