Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MARTES 16 5 2006 ABC ENRIQUE LÓPEZ Vocal portavoz del Consejo General del Poder Judicial El Poder Judicial debe reforzar su acción y su actitud frente a ETA ¿Qué finalidad cree que tiene el mensaje de ETA publicado en la entrevista en Gara, presionar al Gobierno o hacer un guiño a los simpatizantes de la banda terrorista? -Hacer juicios sobre la intencionalidad o la voluntad de ETA es peligroso por su falta de legitimidad. El contenido de la entrevista pone de manifiesto que sigue vigente la presión a los empresarios y que ETA pone condiciones para que el alto el fuego sea definitivo. Ante ello, el Poder Judicial en su conjunto debe reforzar su acción y su actitud, que pasa por el cumplimiento estricto de la ley. Una sociedad que nunca ha acudido a la venganza contra los atentados de ETA y siempre ha confiado en el Estado de Derecho merece que éste acabe con la banda terrorista, cuya mera existencia ya es un delito. -El nuevo Estatuto de Cataluña ya ha superado su última prueba parlamentaria en el Senado. ¿Es compatible con el actual modelo de Justicia? -A pesar de que se ha producido algún esfuerzo para tratar de adaptarlo a la Constitución, hoy subsisten gran parte de los motivos de inconstitucionalidad que el CGPJ puso de manifiesto en un estudio. Es el caso de la ruptura del principio constitucional de unidad jurisdiccional, de unidad del gobierno del Poder Judicial. Otro aspecto es la imposición, aunque sea de forma indirecta, del conocimiento del catalán, detrás del que imagino vendrá el euskera. No es un elemento de modernización sino, al contrario, puede actuar como un elemento perturbador en la selección de jueces. Creo que hay que apostar por buenos jueces y fomentar el conocimiento voluntario de la lengua, que es la política que han llevado éste y los anteriores consejos. Fruto de esta política, más de 1.000 jueces, casi una cuarta parte de la carrera, tienen un conocimiento suficiente del catalán. Éste es el modelo que hay que seguir. Sin imposiciones, la carrera judicial da ejemplo de adaptación a la realidad social del lugar donde ejerce su profesión. -La Fiscalía acaba de anunciar su recurso contra la sentencia del caso Bono ¿Qué le ha parecido la resolución? -Como cualquier decisión judicial, merece todo el respeto. Creo que estamos ante un buen trabajo y ante una sentencia de las que hacen que los ciudadanos vean en la Justicia la última instancia a la que pueden acudir para reclamar la protección de sus derechos. -Quedan seis meses para que expire el mandato de un Consejo cuya andadura ha venido acompañada de polémica. ¿Cuál es su balance? -El balance lo podemos considerar po- Defiende con convicción el trabajo realizado por el actual CGPJ, uno de los más polémicos de la democracia, y rechaza- -por injusta -la acusación de que ha funcionado como el último fortín del PP tras el cambio de Gobierno, en 2004 TEXTO: NIEVES COLLI FOTO: IGNACIO GIL López cree que el balance del trabajo realizado por el CGPJ es bueno sitivo. Cada Consejo, a lo largo de la historia de este órgano, ha tenido luces y sombras, pero todos han aportado algo nuevo. En este Consejo ha habido una gran apuesta por la formación profesional especializada; se ha hecho un buen trabajo en la creación y despliegue de los Juzgados de lo Mercantil; ha habido un gran trabajo con la violencia doméstica, especialmente la de género; se han emitido muy buenos informes, al margen de la valoración que cada uno haya hecho de los mismos; y se ha apostado claramente por una política de comunicación transparente. Además, ha sido el primer Consejo de la historia que ha nombrado a magistradas en el Tribunal Supremo y a una presidenta de tribunal superior de justicia, en Cataluña. ¿Cree que la reforma de los tres quintos marcó el funcionamiento y el carácter de la institución? -La reforma de los tres quintos ha supuesto una alteración sustancial en la forma de funcionamiento de este Consejo, y en su momento se emitió un informe muy contundente que ponía en duda su constitucionalidad. Lo que más ha afectado a la política de nombramientos es que esa ley no ha creado una cultura de consenso sino una política de bloqueo. Si esa ley se hubiera aplicado al siguiente Consejo, la conformación de ese nuevo órgano ya habría tenido en cuenta la nueva forma de adoptar acuerdos. Sin embargo, el actual Consejo fue nombrado con unas determinadas mayorías parlamentarias y en ese momento las reglas del juego eran muy diferentes a la que se impuso con la ley de los tres quintos. El aspecto más negativo de esta ley no es la nueva mayoría que establece, que en sí misma es neutra, sino el fin para el cual se aprobó la reforma, que era alterar las mayorías y minorías establecidas en el Consejo para evitar, como se dijo por algunos miembros del Gobierno, que una mayoría impusiera nombramientos a una minoría. -Pero la reforma obligó a tener en cuenta el criterio de la minoría y le dio fuerza al voto de sus vocales. Eso es positivo... -Que las mayorías sean más o menos cualificadas es, en sí mismo, neutro. Lo que no alcanzo a entender es por qué la norma que regula los nombramientos de los altos cargos judiciales, que ha estado en vigor más de 20 años, se convierte en mala por un cambio de Gobierno que se produce durante el mandato de este Consejo. Se han alterado sustancialmente las reglas del juego en medio del partido y habrá que esperar a lo que diga el Constitucional. -Los nombramientos están de nuevo en punto muerto por el desacuerdo entre mayoría y minoría sobre