Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 5 2006 Deportes LIGA DE CAMPEONES EL MIÉRCOLES, BARCELONA- ARSENAL 95 Ronaldinho: Para mí es la realización de un sueño. Jugar la final y volver al lugar en donde me di a conocer en Europa es perfecto Deco: Hay gente que nunca ha visto al Barcelona ganar una Champions muchos niños ni siquiera le han visto en una final Eto o: No me obsesiona lograr el gol. Si lo haces, te pueden meter cuatro y no vale para nada. Sólo hay que pensar en ganar este partido Puyol: Es un equipo muy fuerte en defensa, todos trabajan muchísimo y salen a la contra muy rápido. Habrá que estar atento Iniesta: Necesitamos el balón, es como más daño les podemos hacer. Ellos utilizan mucho el contragolpe y lo hacen bien Gio: Henry es uno de los mejores del mundo, siempre crea peligro. Tiene gol, llegada y es muy rápido. Pero son más que Henry son muy buenos jugadores. Tenemos que hacer lo que hacemos siempre, no hay que cambiar nuestra filosofía El brasileño asume que le toca dar la cara el miércoles, que es un partido para las grandes estrellas, y está más motivado que nunca: Para mí es la realización de un sueño. Jugar la final de una de las competiciones más grandes y volver al lugar en donde me di a conocer en Europa es perfecto. Desde el momento que llegué soñé con esto Deco entiende la euforia que se ha desatado en Barcelona, pero pide cautela: Hay gente que nunca ha visto al Barcelona ganar una Champions muchos niños ni siquiera le han visto una final Es el mensaje que transmite un grupo que quiere cambiar el sino de un club histórico ubicado en la parte baja de la lista del palmarés de este trofeo: Queremos dar la vuelta a esta dinámica y dar el segundo título a la entidad comenta Ronaldinho mientras esboza una de sus sonrisas. En septiembre hará diez años en el Arsenal, donde es mánager plenipotenciario. La final de París es la recompensa a una década en la que ha logrado una metamorfosis absoluta de un equipo con fama de aburrido y que ahora divierte y juega al ataque Wenger, el paciente francés TEXTO ENRIQUE ORTEGO, ENVIADO ESPECIAL LONDRES. Menos mal para el Barça que no dijo directamente que el Arsenal iba a ganar la Champions Lo que sí aventuró, rompiendo la mesura que le caracteriza, es que estaría en la final. Fue el 21 de agosto, en una entrevista a L Equipe Arsene Wenger sorprendió cuando proclamó a los cuatro vientos: Nous irons a París Y ahí están. Sólo él sabe por qué se atrevió a tal pronóstico cuando el Arsenal no había pasado de cuartos en las siete participaciones consecutivas que lleva en esta competición y justo cuando perdía a un jugador tan importante como Vieira y el equipo se le estaba quedando un poco mayor con Bergkamp, Pires... a una temporada de la despedida. En Francia también se ha recordado estos días que tres meses antes del Mundial aseguró que Francia sería campeón... y lo fue. Curiosamente, esta temporada ha sido la más irregular desde su llegada y, sin embargo, con un final inesperado quedó cuarto asegurándose jugar la previa de la Champions y se clasificó para París cuando nadie apostaba una libra por los suyos una vez que en octavos se emparejó con el Real Madrid y en cuartos contra el Juventus. No creo que la marcha de Vieira fuera la causa directa de lo mal que lo hemos pasado en la primera fase de la temporada, yo lo achacaría más a la juventud del equipo y a las lesiones que hemos sufrido Vamos a jugar al ataque Para la final tiene la receta cocinada. Si juegas defensivo ante el Barça, vas directo a la derrota. Si queremos pararlos hay que ir directamente a por ellos. Vamos a jugar al ataque y espero un fútbol espectacular en Saint Dennis. Tenemos que presionar arriba, demostrar que no nos asustan, como en el Bernabéu Amante y defensor del juego combinativo, de la posesión del balón como máxima expresión del concepto defensivo y ofensivo, del balón al pie, raso, con movimientos continuos de los hombres, Wenger ha adaptado en la competición continental su clásico 4- 4- 2 utilizado mayoritariamente desde que llegó al Arsenal, a un 4- 1- 4- 1 motivado por la falta de delanteros específicos. Mi equipo no es defensivo porque sólo juguemos con un hombre arriba, llegamos con muchos desde atrás, siempre queremos ir arriba y buscar el gol, lo que pasa es que cuando perdemos el balón tenemos que juntarnos atrás para recuperarlo e intentar otra vez desplegar nuestro juego Poco se sabe de su vida privada. Vive por completo para el fútbol. Con aspecto de profesor de Universidad, diplomado en economía, ha conseguido el respeto de la temible prensa inglesa. Hasta el punto de que los tabloides le pidieron perdón públicamente hace unos años cuando inventaron cosas de su vida privada y él les retó a publicarlo inmediatamente. Muy educado, seguro de sí mismo, se mueve como un hombre de negocios y se antoja frío y calculador. Ha tenido oportunidades para salir del Arsenal, pero siempre ha manifestado que no consideraba terminado su trabajo. Hasta tres veces dijo no a Florentino Pérez y al Real Madrid, aunque no ha ocultado a sus más allegados que algún día le gustaría sentarse en el banquillo del Bernabéu porque es un club al que admira desde su juventud, aunque es consciente de que no podría hacer el mismo trabajo que ha hecho en el Arsenal hasta llevarlo a esta final del miércoles. ¿Arsene who? Y ahora, en París, quiere ganar. El viernes, cuando el club inglés abrió su corazón a la prensa internacional en el día de puertas abiertas Wenger se mostró sorprendentemente optimista. Cuando vi a Jens (Lehmann) parar el penalti en el último minuto contra el Villarreal, pensé definitivamente que éste puede ser por fin nuestro año. Después de eliminar al Madrid, al Juventus y al Villarreal, se puede pensar en todo. Cuando dije en agosto que estaríamos en París todo el mundo pensó que estaba loco, pero yo tenía confianza en el equipo y pensaba que teníamos que tener una recompensa al trabajo hecho en estos años En septiembre hará diez años que aterrizó en Highbury para convertirse en el primer técnico extranjero en la historia del club. El Arsenal mantenía esa fama de equipo boring, boring (aburrido- aburrido) y llevaba sin ganar nada desde el 89. Cuando David Dein, el presidente ejecutivo, anunció su fichaje- -venía de entrenar al Nagoya japonés, después de siete años en el Mónaco- nadie en las Islas le conocía. Hasta el punto de que el Evening Standard tituló: Arsene who? ¿Arsene quién? Una década después se ha convertido en el mánager inglés por antonomasia. Con tanto prestigio, reconocimiento y poder- -o más- -como Fergusson, Mourinho o Benítez. Wenger lo hace todo en su club. Desde ojeador a puro entrenador. Negocia los contratos directamente, organiza el trabajo de todos los equipos, diseña la estrategia a seguir, hasta el punto que dio el visto bueno al cambio de estadio para que económicamente la entidad pudiera dar un salto de calidad. Esta final remata una faena bien hecha por el técnico alsaciano. Desde el Arsene Wenger AFP tercer puesto del primer año, el Arsenal siempre ha luchado por la Premier Ganó tres (98, 02 y 04) y se ha convertido en el equipo copero por excelencia de la última década con cuatro Cup (98, 02, 03 y 05) y otras tantas Charity Shield (98, 02, 03 y 05) Sólo Europa se le ha atragantado a un equipo que practica un fútbol moderno, de ataque, de constantes ayudas, inspirado en la calidad de hombres como Henry o Bergkamp y con una renovación continua y nada traumática sin dejar de ser nunca un equipo competitivo. SU FILOSOFÍA Nada en la vida me ha dado más emociones fuertes que el fútbol; aunque nunca saboreo plenamente una victoria, ganar un partido es lo máximo que hay en la vida Mi fuerza es mi serenidad. La ansiedad es el enemigo número uno en el deporte y en la vida. Cuando estoy ansioso me pongo de mal humor, no lo sé digerir. El lujo es hacer desaparecer la ansiedad para volver a la alegría primera de jugar al fútbol, sin pensar si vas a ganar o vas a perder