Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE ESPAÑA LUNES 15 5 2006 ABC ASTURIAS, PATRIA QUERIDA... FRANCISCO DEL BRÍO Más emoción que en el título de 2005 en un baño de multitudes Ha sido la mejor carrera de mi vida; ninguna emoción como hoy J. C. CARABIAS MONTMELÓ. La emoción alcanzó la fibra desconocida de Fernando Alonso. Su entrada en meta ya reveló que algún chip había saltado en su laberinto de cables afectivos. Realizó un zigzag clavando gomas sobre el asfalto, señalando con caucho su trazada. Fue el colofón de un fin de semana dorado para él y su parroquia. La organización del circuito de Montmeló comunicó que 330.000 personas desfilaron por sus gradas durante cuatro días. Fue un Alonso distinto, alejado de la imagen protocolaria, victoria, podio y champán. En la zona cerrada, dedicó un extraño baile a quien fuese. Y media hora después de ganar, del salto en el cajón, del himno español y del trofeo que le entregó Su Majestad el Rey, abandonó el rígido protocolo que impone la FIA. Traspasó el muro que separa la pista del box y regaló de forma simbólica su victoria a los aficionados que teñían la tribuna de azul. No fue como el homenaje que rindió Mick Doohan a sus aficionados en Australia en 1990- -tres horas firmando autógrafos, del primer al último seguidor que lo reclamó- pero fue intenso. S e le resistía a Fernando, pero por fin ha podido ser, ganar en Barcelona y, si mi memoria no me arruina el dato, es la primera vez que un español vence en el Gran Premio de España. Y lo hace en el supuesto cincuenta aniversario de su celebración, porque depende de cómo se contabilicen las carreras de Fórmula 1. Pero da lo mismo, el caso es que en el Circuito de Cataluña la sidra asturiana superó al cava catalán, aunque sólo sea por la invasión de astures, que no son precisamente moderados en el beber y el comer y culín a culín podrían beberse el Cantábrico si de sidra fuese. La fiesta, el apoyo de miles de aficionados y la alegría final fueron de las que hacen historia, pero, todo hay que decirlo, la carrera no fue de las que hacen afición. Duelo, lo que se dice duelo, no se vio por ningún lado. Los Renault en conjunto- -motor, chasis y neumáticos- -han sido muy superiores, al menos lo justo para que Ferrari quedara atrás en un digno segundo puesto. Detrás y sin inquietar el Mercedes de Raikkonen y el Honda de Button. El resto, con vuelta perdida, nada. Nadie, y menos yo, puede poner en duda la categoría del español campeón del mundo, que está donde está por derecho propio, pero hay que decir muy claro, como en el anuncio, que la seguridad del rombo es mucha seguridad y ya nos gustaría que a las dotes de Fernando con el volante se unieran las adivinatorias y que el año que viene tenga un coche tan competitivo y fiable como el actual. En teoría y sobre el papel el circuito catalán ofrecía las mejores condiciones a los coches de Ferrari, pero algo ha fallado y no creo que sólo le puedan echar la culpa a los neumáticos. Simplemente les falta ese puntito de genialidad que ahora tienen los franceses. De los demás poco se puede decir, que McLaren y Honda han salvado por poco la honra y que el caso de Toyota es lamentable. Previsores ellos, habían inundado el circuito de publicidad para que al menos nos enteráramos de que también estaban presentes en el Gran Premio de España. Además, Ralf hizo una de las suyas para obtener un mínimo de cuota de pantalla. De seguir las cosas así van a resultar mucho más atractivas y emocionantes las tandas de clasificación que las carreras. Veremos qué depara el Gran Premio de Mónaco. El sábado, por supuesto. Brasil, 25 de septiembre Los éxitos y las derrotas en la Fórmula 1 no se celebran ni se lloran luego por la noche en la privacidad del hotel. Se disfrutan durante unas horas y hasta luego, hasta el próximo gran premio en que todos vuelven a juntarse. Alonso exprimió ayer su momento. He vivido momentos emocionantes, pero como este ninguno dijo. Ni siquiera el título mundial que levantó en Brasil el 25 de septiembre del año pasado. Allí tuve que jugar a la defensiva, pendiente de que no me adelantasen, con mucho tensión. Hoy he disfrutado Así explicó su sensación de diferencia en un circuito volcado. En las últimas vueltas y toda la carrera, la gente se entusiasmaba cada vez que la gente veía salir del pit lane a Schumacher por detrás de mí. Y luego también al Schumacher felicita a Alonso por el triunfo pasar por meta, la vuelta hasta boxes, va a ser irrepetible seguramente Imbuido por una euforia desconocida, Alonso se atrevió a calificar la carrera de ayer en Montmeló como la mejor de mi vida. He dado el máximo durante 55 vueltas, más de lo que pensaba que podía ofrecer. He llegado a mis límites y a los del propio coche AFP Renault anuncia que seguirá en el Mundial al menos hasta 2012 La escudería Renault anunció antes del comienzo del Gran Premio de España que seguirá en la Fórmula 1 más allá de 2008 y que participará en los acuerdos hasta 2012. El comunicado del equipo francés señala que Renault ha decidido continuar su compromiso con la Fórmula 1 más allá de 2008 después de alcanzar un acuerdo para la firma de un contrato con Formula One Administration, que verá a la escudería participar en los nuevos acuerdos de la Concordia de 2008 a 2012 Renault, que se había comprometido a permanecer en la Fórmula 1 hasta 2007, zanja así los rumores sobre su marcha del gran circo la próxima temporada y que habrían justificado la fuga de Fernando Alonso a McLaren. El nuevo presidente del equipo Renault, Alain Dassas, precisó que el acuerdo comercial prevé un aumento de los ingresos con carácter retroactivo para las temporadas 2006 y 2007. Acostumbrado el elenco de pilotos a formalizar sus impresiones con el chip, el automatismo de declaraciones aprendidas, repetidas, manoseadas en todos los idiomas, Alonso se destapó con soltura, sin pulsar botón. Ha sido inolvidable. Ganar en casa ha sido lo máximo a lo que se puede aspirar. A mitad de la segunda parada, cuando Michael ya no tenía a Fisichella delante y tenía el coche para tirar y vi que no bajaba demasiado la ventaja que tenía, pues ahí vi que igual podía mantenerle la distancia y ganar Fundido en abrazos con su padre, su mánager, su equipo, con el cava bailando de copa en copa por el campamento de Renault, el campeón del mundo se decantó finalmente por la evidencia que marca el futuro. La lucha va a ser fuerte hasta el final, no podemos cometer ningún error, tampoco antes estábamos acabados y ahora tenemos superioridad, creo que estamos igual que antes, al filo de la navaja siempre. Las tres últimas carreras nos las hemos jugado siempre con el mismo equipo y de ser así será nuestro único rival porque McLaren y Honda se han quedado un poco atrás en el tema de puntos