Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 5 2006 59 París acoge, con gran éxito, su primer festival de flamenco, con una amplia y variada representación El Código Da Vinci provoca que varios reporteros sean increpados frente a la Catedral de Atenas Carmen Thyssen: Moneo arrancó todos los árboles del museo; fue una salvajada, un crimen Admite una tala a comienzos de los 90, pero niega que haya habido otra en la ampliación Alianthus altísima. Árbol de 15 metros de altura. Alteraciones muy graves, debe ser abatido inmediatamente Alianthus altísima. Árbol de 15 metros de altura. Alteraciones significativas, que no representan un riesgo N. PULIDO A. ASTORGA MADRID. Carmen Thyssen niega, en declaraciones a ABC, que se haya talado ningún árbol en la ampliación del museo, contradiciendo los informes que lo confirman. Pero arremete duramente contra el arquitecto Rafael Moneo, que rehabilitó el Palacio de Villahermosa, sede del museo, inaugurado en 1992. Yo estaba de viaje en el extranjero con Heini. Volvimos al cabo de un mes y cuál fue mi sorpresa desagradable (me pasé dos días llorando) cuando vi que unos castaños de Indias centenarios, maravillosos, que había en el jardín se habían arrancado. Habíamos visto los planos de dentro del museo. Pero no nos podíamos imaginar que en mitad del jardín hiciera unos baños públicos. Moneo arrancó todos los árboles para hacer un baño público horroroso, de ladrillo amarillo. Fue una salvajada, un crimen. No lo acabó de hacer, yo lo tiré abajo. Había vaciado el jardín de árboles y quitó los de enfrente del Paseo. Tengo al ex alcalde Álvarez del Manzano y al ex director gerente del museo, Julián León, de testigos ¿Niega que se hayan talado 7 árboles y trasplantado 47 en la ampliación? Había tres árboles pequeños que se tuvieron que trasplantar. Y uno se murió. Algunos intentan confundir, porque están negros. Si se les quita el proyecto a Siza y los demás arquitectos, son millones de euros que pierden. Si no talan los árboles se les van los millones. Por eso quieren ponerme en contra de todo el mundo. Están contando cuentos chinos. Yo volví a plantar todo lo que pude, pero los árboles han tardado 12 años en crecer. Moneo arrancó los árboles porque le dio la gana, porque quería hacer un baño y asientos para el público Afirma la baronesa que está preparando las alegaciones con un equipo. Tiene, entre los consejeros, a Luis Felipe Alonso Teixidor, arquitecto y profesor de Urbanística de la Escuela de Arquitectura de Madrid. La baronesa Thyssen en la protesta del pasado día 5 ante el museo cumento se solicita la autorización para la realización de los trabajos de trasplante y o poda de los árboles afectados por las obras de demolición parcial para la futura ampliación del Museo Esa solicitud incluye un extenso informe preparado por el biólogo Josep Selga para el Ayuntamiento, cuyas conclusiones ponen de manifiesto que, de los 53 ejemplares afectados, 47 tienen una aceptable viabilidad y son susceptibles de ser trasplantados El informe afirma que otros seis ejemplares presentan unas perspectivas de vida bajas o muy bajas Por ello, la acción consecuente es clara: su eliminación. Además, se refiere a un Castaño de Indias que, aunque no se encuentra en la zona afectada, podía suponer un JULIÁN DE DOMINGO La Concejalía de Medio Ambiente considera incongruente y contradictoria la postura de la baronesa riesgo para los visitantes, por lo que también se aconseja su poda. A partir de este momento, los trámites burocráticos se despejan con inusitada rapidez. El 21 de marzo el área de Medio Ambiente elabora una nota en contestación a la solicitud realizada por la Fundación Thyssen, en la que da instrucciones sobre cómo y cuándo debe efectuarse la operación de trasplante y tala. Además, plantea que, como contraprestación, la Fundación debe entregar 175 ejemplares de Plátano hispánica y 38 de Aesculus hippocastanum Este es uno de los puntos que la actual Corporación desea comprobar: en qué fecha se entregaron esos ejemplares, si es que se entregaron, y dónde se encuentran. El 4 de abril, es decir apenas dos meses después de que la solicitud de la Fundación Thyssen entrara en el Registro de Medio Ambiente, el Ayuntamiento autoriza los trabajos sobre el arbolado afectado por las obras de ampliación, incluidos los siete árboles talados. Finalmente, la Junta municipal de Centro aprobó la licencia de obras en 2003. les, cuando vimos que había gran cantidad de plantas y árboles en la zona de las obras. Hizo el informe de diagnosis, en el que se decía cuáles eran susceptibles de ser trasplantados y cuáles tenían alguna enfermedad. Estuvo en todo el proceso de ejecución. Siempre nos ha interesado que el jardín, que está protegido, quedara casi intacto tras las obras Explica el arquitecto que, cuando el museo adquirió las dos fincas colindantes, se obtuvo una franja de dos metros de jardín con algunos árboles que tenían alguna patología ¿Le consta que se talaran 7 árboles y se trasplantaran 47? Es imposible- -contesta- No hay 47 árboles ni sumando todos los de la zona ¿No le consta, entonces, esa tala? No creo que fueran tantos, pero tendría que volver a ver el informe. Recuerdo que había un plátano y un castaño en la finca que se incorporó con la compra, que Selga apreció que habían crecido con una patología y se talaron En el jardín protegido de Villahermosa, añade, sólo hubo trasplantes: se movieron los magnolios y las palmeras. Pero ninguna tala. Un castaño se recolocó en Zorrilla, un magnolio se llevó a una urbanización y otros árboles a unos viveros. No hicimos nada que la fundación no supiera. Hemos ido con todo el cuidado que se nos ha exigido y más Todos estaban informados El director gerente del Museo Thyssen, Carlos Fernández de Henestrosa, confirma que solicitó al Departamento de Parques y Jardines del Ayuntamiento autorización para la extracción y trasplante de árboles del jardín del museo. Se extrajeron algunos árboles, pero todo se hizo con los permisos, prerrogativas, autorizaciones y licencias municipales correspondientes. Todos estaban informados El 11 de febrero de 2002, pidió permiso para la realización de los trabajos de trasplante y o poda de los árboles afectados por las obras de demolición parcial para futura ampliación del Museo Thyssen. Añade que si no se hubieran extraído esos árboles las obras de ampliación difícilmente podrían haberse realizado. Los árboles se extrajeron, se hizo el cepellón con su escayola correspondiente y se trasladaron, creo, a una urbanización que está en Pozuelo. Algún árbol se debió talar. Pero todo se hizo con autorización municipal Josep Selga, autor de la diagnosis Francesc Pla, miembro del equipo de arquitectos que llevó a cabo la ampliación del Thyssen, comenta que una de las primeras cosas que propusieron a la fundación fue incorporar a nuestro equipo un experto independiente, Josep Selga, biólogo botánico, especialista en patología y trasplantes de árbo-