Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 5 2006 57 Toros FERIA DE VALLADOLID Jerez (Cádiz) Manolo Sánchez reverdece antiguos laureles y abre la puerta grande Plaza de toros de Valladolid. Domingo, 14 de mayo de 2006. Tercera de feria. Menos de media entrada. Toros de Miranda de Pericalvo, de desigual presentación, los dos primeros con calidad pero a menos, violento y con genio el 3 bueno el 4 inválido el 5 bis que sustituyó a otro del mismo hierro y parado el 6 Manolo Sánchez, de berenjena y oro. Estocada desprendida y descabello (leve petición y saludos) En el cuarto, pinchazo y estocada desprendida (dos orejas) Sebastián Castella, de rosa y oro. Estocada trasera, caída y atravesada (oreja) En el quinto, pinchazo y estocada caída (saludos) César Jiménez, de azul marino y oro. Buena estocada (oreja) En el sexto, pinchazo hondo y descabello (saludos) Vega y Perera triunfan con los fuenteymbros ABC. Toros de Fuente Ymbro, el 3 premiado con la vuelta al ruedo. Rivera Ordóñez, palmas y oreja. Vega, oreja y oreja. Perera, tres orejas. Valencia Deslucida novillada F. PICÓ. Novillos de Puerto de San Lorenzo y Sotillo, deslucidos. Joselillo, palmas y silencio tras aviso. Lumbrerita, silencio y ovación. Sergio Ferrer, ovación y palmas. Zaragoza Oreja para Gabriel Picazo ABC. Novillos de La Campana y Laurentino Rodríguez. Iván García Langa, silencio y pitos. Picazo, oreja y ovación. Sergio Serrano, ovación y ovación tras dos avisos. JAVIER LÓPEZ HERNANZ VALLADOLID. Manolo Sánchez reverdeció sus antiguos laureles y se reencontró con el toreo eterno en la faena al gran cuarto, un toro de extraordinaria calidad que nunca se cansó de embestir. El resto del encierro de Miranda de Pericalvo tuvo escaso motor y a pesar de las buenas intenciones de Sebastián Castella y César Jiménez sólo pudieron dejar detalles, a pesar de lo cual se llevaron sendas orejas. El vallisoletano disfrutó e hizo disfrutar a sus paisanos en un conjunto compacto, basado sobre la diestra en el que primó la despaciosidad, el temple y la elegancia. El toro manseó en varas y en banderillas, pero Manolo Sánchez evidenció su calidad y brindó al público. Principió en el tercio de hinojos y, ya incorporado, le enjaretó dos series de derechazos soberbios en tandas largas con las que entusiasmó al público. El toro iba a más a medida que avanzaba la faena y el veterano diestro se acopló a la perfección a las nobles y transmisoras San Roque (Cádiz) Ponce, El Cid y El Fandi salen a hombros ABC. Toros de Zalduendo. Ponce, ovación y dos orejas. El Cid, oreja y oreja. Fandi, oreja en ambos. En Estepona (Málaga) toros de Martelilla. Miguel Ángel, tres orejas. Serafín Marín, palmas y dos orejas. Álvaro Justo, silencio y dos orejas. Manolo Sánchez cortó dos orejas embestidas de su rival. Cuando agarró la zurda bajó algo el ritmo, pero de nuevo a derechas bordó el toreo en muletazos al ralentí. Lástima que dejara un pinchazo antes de cobrar la estocada, pero esto no fue óbice para que se le entregara el doble premio. Ante el tardo que abrió plaza también dejó destellos de su elegancia, pero el escaso motor del rival no permitió que la faena cogiera vuelo. Sebastián Castella realizó lo mejor de la tarde con la capa ante el segundo en enjundiosos lances a pies juntos y una media de cartel, además del quite por ceñidísimas chicuelinas. Con la pa- HERAS ñosa realizó una labor a menos presidida por la firmeza y el valor, comenzada con tres emocionantes pases cambiados en los medios. Consiguió la oreja y otra perdería al fallar con la espada frente al inválido quinto, al que, a base de templanza, logró mantener en pie e incluso ligar alguna serie notable. César Jiménez estuvo meritorio frente al bruto tercero. Se mostró firme, nunca le dudó y al final lo metió en el canasto y consiguió pasajes estimables. Además, mató de una buena estocada y cayó la oreja. Frente al deslucido sexto sólo pudo mostrarse tesonero. Los novillos de Guadaira, por encima de la terna A la terna de novilleros le vino muy grande el juego del encierro de Guadaira lidiado ayer en la Maestranza, siendo el granadino Antonio López El Moronta el peor parado, ya que estuvo a punto de sufrir un serio percance por su falta de aptitud, según informa Efe. José Carlos Venegas mostró más oficio, pero no logró estar a la altura del mejor lote, mientras que Julián Gil, que debutaba con caballos, sorteó los astados más deslucidos. Con media entrada en los tendidos, éste fue el balance de la terna: El Moronta, leves palmas y saludos por su cuenta tras ovación; José Carlos Venegas (en la imagen) ovación y saludos por su cuenta, y Julián Gil, saludos tras leves palmas y silencio. DÍAZ JAPÓN