Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 5 2006 Nacional 15 OPERACIÓN ATRIO CONSECUENCIAS FISCALES Y POLÍTICAS Los perjudicados que lavaban dinero deberán justificar su aumento patrimonial Algunos no denunciarán para eludir posibles inspecciones de Hacienda b La investigación revelará que PP y CiU piden compensaciones para los más de 350.0000 afectados ABC MADRID. El PP y CiU han anunciado que dedicarán una interpelación urgente al Gobierno en el pleno del Congreso del miércoles, donde pondrán sobre la mesa las presuntas estafas de Afinsa y Fórum Filatélico y solicitarán la adopción de medidas de compensación para ayudar a los ahorradores afectados. En concreto, el PP pedirá explicaciones por el lavado de manos del Ejecutivo a la hora de responsabilizarse de los hechos y CiU se centrará en pedir soluciones para subsanar las consecuencias. Esta interpelación dará lugar a una moción en el pleno del martes 23 de mayo, en el que el PP tiene anunciado presentar una proposición no de ley con la que instará al Gobierno a crear un fondo de garantía a favor de los ahorradores inversionistas en bienes tangibles que sea aplicable al caso Afinsa y Fórum Filatélico, así como una oficina específica para los afectados por esta estafa. Además, reclama que se desarrolle en la mayor brevedad posible la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva que entró en vigor en febrero de 2004. hay dos tipos de inversores estafados: quienes actuaron de buena fe y los que utilizaban estas prácticas para defraudar al fisco C. MORCILLO N. VILLANUEVA MADRID. La investigación judicial por la macroestafa de Afinsa y Fórum Filatélico tendrá que deslindar qué grado de perjuicio han sufrido los casi 350.000 inversores de las dos empresas. Según fuentes del caso, hay un número muy importante de estafados que actuó de buena fe (muchísimos jubilados con sus ahorros de toda una vida) pero otros clientes utilizaban estas inversiones para defraudar a Hacienda. Lavaban dinero en pequeñas o no tan pequeñas cantidades Al tratarse de empresas de bienes tangibles, no sometidas al control de las entidades financieras y sin una regulación expresa- -no se ha desarrollado la orden ministerial a la que emplazaba el reglamento de la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva- -los ahorradores no tenían por qué justifi- car la procedencia del dinero, por lo que cualquiera que tuviera unos ahorros podía ingresarlos sin haberlos declarado previamente, según fuentes jurídicas. No estaban, por tanto, sometidos ni a retención ni a contribución, lo que para algunos era una posible vía de escapar al control de Hacienda al tiempo que se garantizaban obtener unos intereses muy por encima de los que ofrecía el mercado, según señalan estas fuentes. Dinero opaco La comprobación de que ésta ha sido una práctica de ciertos estafados hace suponer que los clientes que se dedicaban a inversiones opacas no se personarán en el caso como perjudicados para eludir posibles inspecciones de Hacienda. Estos ahorradores no podrían, en ningún caso, justificar ante el fisco Algunos inversores, individualmente, o varios miembros de una familia, habían depositado 600.000 euros incrementos patrimoniales que pueden ser importantes. Según los investigadores, la media de inversión es de 15.000 euros, pero se ha comprobado que hay partidas depositadas en ambas empresas hasta de 600.000 euros. En algunos casos se trata de una sola persona, y en otros, es una suma procedente de los ahorros de familias enteras que habían confiado su dinero a estas sociedades. El método de captación de clientes de Fórum Filatélico y de Afinsa, basado en la confianza y las relaciones personales, ha favorecido esta situación. En cuanto a los ahorradores que han depositado pequeñas cantidades, pero cuentan con importantes inversiones en otros sectores, fuentes jurídicas aseguran que alguno optará por dar por perdido este dinero con tal de no tener que justificar su procedencia o admitir que no lo había declarado con anterioridad. En este sentido, llama la atención la propia actuación de algunos de los consejeros de Fórum que, como máximo, habían invertido unos 30.000 euros en su empresa. La cifra da idea del nivel de confianza que tenían en su negocio.