Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura DOMINGO 14 5 2006 ABC Francesca de Habsburgo promueve un proyecto artístico por el Danubio Küba: un viaje contra la corriente es una metáfora sobre una Europa unida b En cada uno de los puertos donde se detendrá la chalana, artistas de Rumanía, Serbia, Croacia, Hungría y Eslovaquia presentarán sus obras. El viaje concluirá en Viena RAFAEL ALVARADO CORRESPONSAL RUSE (BULGARIA) Ayer, en la ciudad búlgara de Ruse, a orillas del Danubio, Francesca de Habsburgo inauguró el proyecto Küba: un viaje contra la corriente una original idea del artista turco Kutlug Ataman, que presenta, en cuarenta grabaciones de vídeo, ofrecidas simultáneamente en cuarenta pantallas de televisión, las narraciones de cuarenta habitantes de esa especie de gueto que es el barrio de Küba en Estambul, gente paupérrima que habla de sus problemas y anhelos. La inauguración se efectuó en la casa natal del Nobel de Literatura Elías Canetti. Simultáneamente, en la Casa- Museo de Canetti el artista búlgaro Nedko Solakov instaló otro elemento más de este proyecto, que consta de un mostrador de bar con la forma del mapa de Bulgaria, una metáfora, según el autor, de la necesidad de eliminar fronteras, ya que el público puede fácilmente entrar y salir por donde desea, sin obstáculos fronterizos. TEATRO Deseo bajo los olmos Autor: E. O Neill. Vers. y dir. F. Suárez. Esc. G. Carrascal. Vestuario: M. Álvarez. Ilum. R. Loredo. Int. B. Rico, M. Tejada, J. Collado, J. Llaneras, J. Navas y X. Olza. Lugar: Teatro Real Cinema. Madrid. LA CARNE DE LOS MITOS JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN E Una mujer admira una instalación en la Casa- Museo de Canetti FOTOS: BISER TODOROV Un viaje de 1.500 kilómetros Después de permanecer hasta el día 18, la instalación de vídeo de Ataman iniciará un viaje de 1.500 kilómetros en una chalana por el Danubio hasta Viena- -donde llegará el 21 de junio próximo- pasando por Rumanía, Serbia, Croacia, Hungría y Eslovaquia. En cada uno de los puertos donde se detendrá la chalana se irán presentando obras de artistas de los respectivos países, junto con la instalación de Ataman, y así todos quedarán vinculados mediante este proyecto artístico enfocado hacia los pueblos de la región y su lucha por conservar su identidad en el proceso de integración en la Unión Eu- Simeón de Bulgaria y Francesca de Habsburgo se saludan amistosamente ropea. Las obras de los artistas se presentarán, a su llegada a la capital austriaca, en el antiguo Teatro Hebreo de Viena y en los nuevos espacios de TB A 21 Thyssen- Bornemisza Art Contemporary. A la idea de eliminación de fronteras se refirió Francesca de Habsburgo en el acto de inauguración: Durante siglos el Danubio ha estado marcando fronteras, ha dividido, pero ahora, con este proyecto, se convierte en elemento aglutinante, que es lo que en resumidas cuentas desea la Unión Europea Al acto de inauguración asistieron las más altas autoridades de la ciudad y también Simeón de Bulgaria, quien comentó para ABC que la metáfora que han querido presentar tanto Ataman como Solakov de unos Balcanes sin fronteras y de unas minorías integradas en una Europa unida es una brillantísima obra de arte, porque refleja la realidad y, además, la enseña al público. Desde el primer momento me pareció muy positivo el proyecto y por eso he venido a la inauguración concluyó el ex primer ministro búlgaro. n el universo creativo de Eugene O Neill retumba el eco de profundos cauces subterráneos que irrigan la obra del gran dramaturgo norteamericano, es el pulso primitivo de los grandes trágicos griegos, ríos de pasiones esenciales que modelan la carne de los mitos. En Deseo bajo los olmos una de las piezas de O Neill que más claramente ejemplifican esa conexión, es el aliento de Fedra el que se percibe bajo el pecho agitado de la joven esposa, encendida ante la proximidad de su hijastro; pero hay también, como subraya Francisco Suárez en el programa de mano, otras presencias míticas: la de la terrible Medea, capaz de matar a sus hijos, y la del infortunado Edipo, perdido en el laberinto de su propia sangre. En esta obra, estrenada en 1924, el patriarca Cabot trae una nueva esposa a su granja rodeada de olmos, una promesa de fertilidad para renovar la estirpe y, al tiempo, un veredicto que cancela la posibilidad de que los tres hijos de un anterior matrimonio reciban en herencia las tierras familiares. La versión de Francisco Suárez poda considerablemente el texto de O Neill, lo que, unido a las agrias diferencias de criterio con el productor de la función que llevaron al director a pedir que su nombre fuera borrado de los créditos del espectáculo, debe de haber influido en la débil coherencia escénica, con más gritos que pasión; los actores parecen carecer de criterios homogéneos de dirección y la acción transcurre desmayadamente hacia su desenlace, sólo animada en ocasiones por la tierna vehemencia enajenada que pone en su interpretación de la madrastra Beatriz Rico.