Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad DOMINGO 14 5 2006 ABC En Sinarcas (Valencia) hoy no se dirá misa. El Arzobispado las ha prohibido: exige una disculpa del Ayuntamiento por el acoso que sufre el cura tras criticar una parodia de una boda gay. Los vecinos organizan una cacerolada por las invectivas del párroco contra sus costumbres festeras Silencio en la iglesia TEXTO: ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE FOTOS: EDUARDO MANZANA VALENCIA. Cada vez que recibe una llamada, su teléfono móvil emite música celestial. Un Corazón de Jesús esculpido en una escayola de un blanco inmaculado preside la escalera del Ayuntamiento cuyos destinos rige desde hace 20 años. Fidel Clemente, el alcalde socialista, no es un rojo anticlerical Que no, Antonio, que yo no estoy detrás. Que el cura se mete con los jóvenes, les provoca, y yo no puedo controlarlo Antonio, su interlocutor, es el cardenal Cañizares, con quien de niño compartía travesuras en la localidad valenciana de Sinarcas, donde ambos crecieron y donde hoy, como ocurrió ayer y anteayer, no habrá misa. El Arzobispado, pese a la mediación de Cañizares, las ha suspendido para forzar una disculpa del Ayuntamiento, cuya mano adivina detrás de lo que considera una campaña de ofensas a la Iglesia y de desprestigio del cura. El alcalde, junto a una escultura religiosa en el Ayuntamiento plo con la que medio centenar de vecinos respondió a la ofensiva incursión literaria del párroco. laron un botellón dicen que el primero de la historia de Sinarcas convocado a través de SMS con el lema Todos contra el cura La gente se ha encendido. Nos está llamando borrachos relata Eugenia, indignada. Queremos paz y arreglar esto mejor mañana que pasado señala el alcalde, que se niega a pedir disculpas por una cosa que no he hecho e insta al párroco a que no nos enfrente, porque él se va y a los demás nos deja aquí Alcalde, dime, ¿dónde hay que firmar para echar al cura? inquiere Sebastián Mancebo, que irrumpe en el despacho para exponer su teoría sobre el comportamiento del sacerdote. Es un trepa que está usando esto como plataforma a costa de enfrentarnos Y es que, a Javier Abad, el cura, le ha bastado año y medio para granjearse la animadversión de buena parte de sus feligreses. Yo no voy a misa, pero aprecio a los curas. Pero éste se ha equivocado porque contra el pueblo no se puede ir reflexiona Matías, un octogenario que mata las horas hilando la hebra a la sombra de un árbol en la plaza. ¿La solución? que nos traigan a otro y a seguir pa lante Tenemos problemas con el cura... pues que nos lo cambien dice tajante Eugenia. Cuando no opinas igual que él, estás contra él apostilla Gemma. Un rosario de desencuentros El principio del desencuentro se fecha en agosto de 2005, por una carroza que parodiaba las bodas gays en el desfile que pone color a las fiestas patronales. Un vecino disfrazado de cura, con un trofeo futbolístico a modo de cáliz, simulaba el sacramento de la Eucaristía. Aquel atentado contra la libertad religiosa soliviantó al párroco, que según Gemma, una vecina, montó el pollo, ofuscado, y estuvo a punto de llegar a las manos Culpó de la negligencia al Ayuntamiento y exigió disculpas. Los jóvenes responsables de la carroza se excusaron ante Cañizares y dieron por limadas las asperezas Un artículo del párroco publicado recientemente en la prensa en el que criticaba el consumo de vino en la romería de San Marcos celebrada a finales de abril, ahondó la brecha de una relación jalonada de provocaciones, en la que no han faltado negativas del sacerdote a trasladar la romería al fin de semana para facilitar la participación de quienes viven fuera; a bautizar a algún niño porque sus padres no frecuentaban la iglesia; tampoco han faltado los reproches durante un funeral a los familiares de un difunto que el día antes se negó a recibir la extremaunción o el botellón a las puertas de la casa parroquial y la cacerolada ante el tem- SMS: Todos contra el cura Dijo el sacedote que el pasado domingo, que al término de los oficios religiosos, un grupo de vecinos le persiguió con palos, cacerolas y huevos; que le intentaron agredir; que le acorralaron y que tuvo que ser rescatado por una feligresa. La Guardia Civil estaba allí y no intervino. En la denuncia que presentó ante la Benemérita no hizo alusión alguna a los supuestos intentos de agresión que los vecinos niegan. Cuentan, además, que a sus gritos de ¡fuera, fuera! el cura respondía con gestos provocadores. La noche antes, le rega- AGRUPACIÓN AFECTADOS FORUM F. Y AFINSA 91 319 72 19 El cura denuncia que los feligreses han intentado agredirle por criticar el consumo de alcohol A este cura, con lo que ha dicho, hay que quitarlo. ¡Hasta dice que nos dan opio!