Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 5 06 SIETE DE SIETE (Viene de la página anterior) drid por impacto ecológico por la tala de árboles en las obras de la M- 30. La falta de altura política, de capacidad negociadora, con la baronesa Thyssen ha sido criticada desde su propio partido. El portavoz adjunto del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, Juan Soler, calificó de absolutamente inapropiadas las declaraciones de la concejal de Urbanismo y pidió disculpas a la baronesa como representante del pueblo de Madrid por la falta de tacto de su compañera de partido. En la misma línea, manifestó su confianza en que el paseo del Prado no se convierta en el paseo del Desierto o de las Autopistas y manifestó que quizá no sea el más adecuado para respetar el trazado del siglo XVIII, que cuenta con monumentos, esculturas y árboles emblemáticos para la comunidad. EJEMPLOS EN SEVILLA Lo tremendo es que el ejemplo de incultura ecológica está cundiendo por toda España, en ciudades como Málaga, en la que el alcalde, Francisco de la Torre, declarado admirador del faraón Gallardón, hace lo propio en el Parque malacitano, acabando con decenas de plátanos de sombra; o Sevilla, donde el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín desde la semana pasada ha talado más de cien árboles, medio centenar de naranjos y plátanos en Plaza Nueva, cuarenta naranjos y una veintena de arces y acacias en la avenida de la Constitución. Compónganselas uno y otro partido en enmendar la plana a los suyos, porque el pueblo es más sabio que ellos en considerar a los árboles como su patrimonio. Cunda el ejemplo de Gallardón, que como a Ramsés se le sublevaron los esclavos, y le sobrevinieron toda clase de calamidades. Un alcalde debe estar al servicio de su ciudad, y no la ciudad al servicio de los delirios de grandeza de un alcalde. Lean un poco más y aprendan mientras tengan tiempo. Por cierto, aviso para amigos y enemigos. No teman por mis argumentaciones semanales. Estoy en un periódico que respeta la coherencia intelectual. Eso que debería ser decálogo de la mayoría de los escritores, aunque muchos no lo ejerzan por incapacidad, sumisión, cobardía u otros tipos de intereses más lucrativos. En cualquier caso, agradezco la preocupación, aunque sea innecesaria. Como decía Montesquieu, la libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer La vicepresidenta saluda a Esperanza Aguirre, que iba seguida de Ana Rosa Quintana, ambas invitadas a su cena para chicas en honor a la presidenta Bachelet Rapto en el serrallo del Pardo Pasarela ROSA BELMONTE T odo son coincidencias. Y lo que no es coincidencia es plagio. La misma semana que en el Real se representa El rapto en el Serrallo la Vice organiza para Bachelet su propio serrallo en el Palacio del Pardo. Aunque allí había algunos tíos. Y no eran los del servicio. Ni el guitarrista. Voz de mujer y guitarra de macho para las siguientes coplas: Te recuerdo Amanda Gracias a la vida Palabras para Julia Pájaro en la jaula y Libre te quiero Alegría, alegría. Para mí que faltó El preso número nueve Estos guateques sólo para chicas hay que perfeccionarlos para que los payos se queden con un palmo de narices por no poder ir, que no es el caso. Y, además, no se organizan la noche en que el Sevilla juega la final de la UEFA, que encima vamos haciendo favores a los tíos. O se hace bien o no se hace. Es como los gimnasios sólo para mujeres donde hay monitores, que a mí me da la impresión de que son hombres, como son hombres los curas en los conventos de clausura. Si ya sabemos que la mujer es un ser con superpoderes, con capacidades tales como encontrar unos calzoncillos en un cajón cuando un señor ha sido incapaz de verlos un minuto antes, pero tampoco es para montar estos gineceos sin contaminación ambiental masculina que lo único que consiguen es molestar al personal. Bueno, eso es lo mejor. Quizá El Código Da Vice consiste en molestar a las almas sensibles. O sea, la misma es- trategia de Martínez Pujalte pero en fino y con canciones de Víctor Jara. a mí el del bigote me recuerda a aquel personaje de Hill Street que ladraba (con sus toques de Saza y de López Vázquez) Un momento: si la cena de Bachelet hubiera sido unisex, ¿habría habido que invitar a Pujalte? Porque entonces entiendo la exclusión de los machos. A la semana del hembra power se ha unido Maria Sharapova con ese tremendo casting de recogepelotas masculinos para el Sony Ericsson Championship. Pura carne de gimnasio, mendrugos que cuando la rusa les pregunta por su tenista favorita dicen que Lindsay Davenport. Será por su conversación, no te digo. Mira nene, aunque Lindsay suene a tía buena no es el caso, ya puede haber adelgazado cientos. Y tampoco es que sea un prodigio jugando al tenis. Que le corten la cabeza o lo manden una semana con el armario ropero de la Davenport. Sharapova, por cierto, parece mayor (tiene 19) y no mejora de calle su inmejorable aspecto de nínfula ataviada de tenis (el sudor, los gritos y las piernas son valores añadidos a la magnífica materia prima) Y qué cosa más sexista Sharapova, Arantxta Sánchez Vicario y Natalia Verbeke eligiendo tíos cachas. Si ni siquiera les han tirado pelotitas para ver cómo las recogen. Quizá El Código Da Vice consiste en molestar a las almas sensibles. O sea, la misma estrategia de Martínez Pujalte pero en fino y con canciones de Víctor Jara.