Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16- 17 D 7 LOS DOMINGOS DE gando religiosamente altas rentabilidades incluso cuando los mercados fenecían. Siempre los timos se construyen sobre la perversión normativa e incluso en el seno de la permisividad. Resulta que no estamos ante entidades de servicios de inversión, pese a que se dedicaban a captar depósitos, invertirlos y ofrecer rentabilidades fijas, otra barbaridad que contradice el sentido del bien tangible. Son comercios de ventas de sellos. Increíble para los afectados, ahora en el desamparo, con Sanidad lanzando responsabilidades a las comunidades autónomas, mientras todos tratan de buscar soluciones imposibles. Han roto el cerdito y dentro no había ni humo. NEGOCIOS DE MESA CAMILLA Sobre un negocio iniciado tipo mesa camilla, y con la técnica del boca- oreja y la confianza en los amigos, los hermanos o el vecino, por encima de la cultura financiera, se ha construido durante veinte años un imperio, que se les ha ido de las manos. Ha bastado un mercado opaco, con capacidad para los actores de fijar precios y un crecimiento desmesurado- -con algunas dosis de avaricia- para hacer un enorme agujero. La pasividad de los sucesivos gobiernos plantea una vía de denuncia contra el Estado explotable por los damnificados. El daño al tráfico mercantil y a la economía española, amén de a los estafados, anima a la creación de un fondo de garantía que aliviaría la pena, que no las pérdidas de los ahorradores. Los fondos, sin embargo, se crean con aportaciones de las empresas del sector, así son el de Garantía de Depósitos bancarios y el de Garantía de inversiones. Y en este caso, la insolvencia alcanza a las dos mayores en un sector muy atomizado e indispuesto a pagar los platos rotos. Tampoco estos fondos cubren ni mucho menos grandes cantidades. Un día antes de que en los 90 fuera intervenido el BCCI, una señora que vivía en la calle de Serrano de Madrid, enfrente de la sucursal, ingresó algo más de 200 millones que le habían tocado en la lotería. Recibió del fondo los preceptivos tres millones. Es preferible que los afectados denuncien al Estado por los agujeros legales que han provocado la indefensión, y si la Justicia le considera responsable subsidiario, pues que pague e indemnice. Los escándalos asoman tras la esquina de los finales de etapa. Las costuras del España va bien empiezan a saltar por la piel de toro. Demasiados afectados para que el Gobierno no haga nada. Tita Cervera será ya para siempre la musa del ecologismo urbano uando uno conoce un poco la historia, y echa la mirada atrás, hacia los políticos del pasado le da pena por el futuro y lástima del presente. No sólo porque nuestros dirigentes no sean oradores como Cicerón, que decía: No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños tirando por lo clásico, o como Manuel Azaña, por lo más cercano, sino porque además no tienen ni la más remota intención de acercarse culturalmente a esos niveles de excelencia. La retórica, la historia deberían ser materia obligada para los que aspiran a puestos de relevancia pública en el gobierno de un país, una ciudad o un pueblo. En vez de eso, que nos llevaría a la profesionalización de la política, nos quedan tan sólo la arrogancia y la prepotencia de los que creen que los ciudadanos y la cultura sólo son un argumento a esgrimir en periodo de elecciones. Mucho de esto sabía el pensador Montesquieu, que sentó las bases de las modernas Ciencias Políticas. En la reedición de su fundamental ensayo El pensamiento de Montesquieu que acaba de sacar a la luz la editorial Galaxia Gutenberg, Carmen Iglesias aborda éste y otros temas que no deberían dejar pasar muchos, por no decir todos, los deficitariamente formados políticos que nos han tocado en suertes. Sobre la filosofía del francés argumenta: Cobra aquí el sentido profundo que vincula la JULIÁN DE DOMINGO Déspotas por ilustrar Cultura M. FRANCISCO REINA C servidumbre con la pasividad, con la resignación a no ejercer la propia libertad Eso evitaría actuaciones lamentables como la del alcalde de Madrid Alberto Ruiz- Gallardón cuando declara: El eje Prado- Recoletos se reformará con o sin el consenso de la baronesa Thyssen Digo lamentable porque la política, como analiza la académica de las Reales Academias de la Lengua y de la Historia Carmen Iglesias, propugna una fórmula moderada de convivencia social y política en la que el poder pare al poder El señor Gallardón se quedó en la pugna por imponer sus criterios, y más que de la Ilustración bebió de las fuentes del Despotismo Ilustrado, en el que reza como máxima el todo para el pueblo, pero sin el pueblo entre otras cosas porque la baronesa sólo es la cabeza visible de un pensamiento mayoritario de los madrileños. Irónico, cuando pretende pasar a la historia como el segundo Carlos III, considerado el mejor alcalde de Madrid, enmendándole la plana a éste, que fue quien trazó dicho paseo. No sólo es una cuestión cultural la ecología, sino el hecho de cambiar un paisaje que pertenece a la historia de Madrid desde hace siglos. Mucho más cuando la Unión Europea multó ya a Ma (Pasa a la página siguiente) Irónico que Gallardón pretenda pasar a la historia como el segundo Carlos III enmendándole la plana a éste, que fue quien trazó el paseo del Prado