Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 5 06 SIETE DE SIETE (Viene de la página anterior) en el Gobierno. Algún día se contará qué ha parado, que no es poco. LA VENGANZA DE DON RODRIGO El que amenaza con los males del infierno es Carod Rovira, que cuando se confirmó la expulsión de ERC del Gobierno de la Generalitat dijo, enrabietado, que ERC tenía ahora libertad de maniobra en el Congreso de los Diputados. El presidente se fuma un puro: ERC ya no le garantiza la estabilidad de gobierno, pero ahí está Artur Mas al quite para echarle una mano cuando lo necesite. Carod Rovira haría bien en preocuparse por su futuro en lugar de pensar en venganzas, no tiene garantizada la repetición de candidatura a la presidencia de la Generalitat. Candidatura: palabra que estos días últimos se pronuncia mucho por Barcelona. ¿Será Maragall candidato? Hasta hace nada decía que sí y de paso dedicaba algún dardo verbal a un Zapatero que no le ha tratado precisamente con lealtad. Hay gente en el PSC que defiende a Maragall hasta la muerte, pero la última palabra la tendrá Zapatero, aunque hará como que es el PSC quien elige. No hay más que repasar la historia reciente para ver quién ha tomado las decisiones más importantes sobre Cataluña: Zapatero y Mas, no el presidente de la Generalitat. Para venganza, más que la de Carod, la de Don Rodrigo en Washington, con su intervención en lo de Muñoz Seca. Ese sí que sabe. Fue muy seria la herida que le produjo Aznar, pero actuó en ese momento amargo con una lealtad a prueba de todo y luego se fue a Washington a un cargo importante que gustosamente habría cambiado por la candidatura a la presidencia del Gobierno. Ahora ya no, los tiempos son otros. Tiene categoría de Jefe de Estado, pero en Washington hace vida de ciudadano de la calle, recibe a los españoles que viajan allá y conoce bien a los residentes en la capital del mundo. No dudó en pedir un papel en La Venganza de Don Mendo cuando supo que un grupo de españoles ensayaba para conseguir fondos para un teatro que necesitaba restauración urgente. Se ha metido a la gente en el bolsillo, es persona de trato fácil, cabeza fuera de serie y un sentido del humor que le permite afrontar adversidades. No quiere ni oír hablar de retomar la política, pero un hombre como él no se retira definitivamente a la edad que tiene. Al tiempo. Estos días de zozobra en sectores amplios del PP, más de uno y más de dos miran hacia Washington... y suspiran. El Estado y los vendedores de humo Los inversores en sellos, abatidos, ante las explicaciones de la presunta estafa HERAS Economía JESÚS GARCÍA engo que abandonar el país- -Pero ¿por qué? -Me van a linchar. He vendido sellos a mi propia familia, a amigos, que han enterrado sus ahorros, y ahora esto... Es la desesperación real de un comercial autónomo- -un agente a comisión- -de una de las dos filatélicas que han dejado una legión de estafados sumergidos en la zozobra por la inexistencia de un marco legal que les ampare gracias a la desidia gubernamental de las dos últimas décadas. Por eso ahora los poderes públicos se dedican a hacer malabares, para gran enfado de los 350.000 o más sufridores del fiasco. Estamos ante el mayor escándalo de la historia más cercana, con agujeros de más de 3.500 millones de euros, más de lo que se dijo que había dejado el Banesto de un Mario Conde ahora más flaco y reflexivo que nunca. España no sólo es el paraíso de los billetes de 500, sino también uno de los mayores mercados de sellos del mundo. Infumable. Una economía basada en la creación de valor per se que confunde la especulación con la T generación de riqueza y que se sustenta sobre débiles bases. Sobre un lecho de dinero negro que supone, según algunos institutos económicos, el 25 por ciento del PIB. Con un corazón constructor que bombea empleo a borbotones, sustentado sobre una burbuja que habla de la sobrevaloración de la vivienda. Al menos un 30 por ciento, dice el Banco de España. Sin olvidarnos de un ingente déficit comercial y otras lindezas como el IPC, en el que simplemente la llegada de la Semana Santa parece servirnos de explicación para que los hoteles suban un 8 por ciento o un cambio de estación para que comprarse unos zapatos cueste un 9 por ciento más. Demanda y abuso se dan la mano. En este escándalo, según cuenta la Fiscalía en sus querellas contra Afinsa y Fórum Filatélico, estamos ante un presunto grupo de vendedores de humo que ha funcionado durante veinte años pa- España no sólo es el paraíso de los billetes de 500, sino también uno de los mayores mercados de sellos del mundo. Se confunde la especulación con la generación de riqueza