Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE consecuencia y el Gobierno también (diario de sesesiones, 24 de abril de 2002) Cuatro años después, el mensaje podría ser el mismo, pero los contrincantes han intercambiado su lado del ring. Y La Sexta, entre tanto, insiste en que nadie tiene una cobertura del cien por cien, aunque cabría precisar que no es lo mismo la cifra de entre el 95 y el 98 por ciento (según a quien se consulte) de las cadenas ya implantadas y las que se manejan en su caso. Un laberinto redondo Campeonato del Mundo de fútbol. Del 9 de junio al 9 de julio. Calendario: fifaworldcup. yahoo. com ¿En qué canales? Al menos por ahora, hay dos opciones para ver el campeonato: previo pago, en la plataforma Digital y en abierto, en La Sexta. Sus directivos han asegurado que cada día se retransmitirán tres partidos, a las 15.00, a las 18.00 y a las 21.00 h. alternando el directo con el diferido. ¿Cómo ver La Sexta? El primer listón es la cobertura. Nadie sabe exactamente hasta dónde llegará su señal el 9 de junio. Las previsiones más optimistas apuntan al 80 por ciento del territorio español; sin embargo, los técnicos consultados ponen en cuarentena esa cifra. El segundo problema es la recepción. En los bloques de viviendas, hay que adaptar la antena comunitaria con el módulo de la nueva cadena. La Sexta se ha comprometido a realizar esta operación gratuitamente. En las casas unifamiliares que estén en zona de cobertura, en principio bastaría con sintonizar La Sexta con el mando a distancia. La Televisión Digital Terrestre. El descodificador necesario ronda los sesenta euros. Además, en los bloques de viviendas también es preciso adaptar la antena, con un coste de unos trescientos euros. Web para comprobar la cobertura de la TDT: www. tdt. es. de de ley, pero casi Eduardo García Matilla también habla del fútbol como negocio, clave para fidelizar abonados en los canales de pago. En su opinión, en cambio, es dudoso que tenga que haber una ley de interés general. Por ahora, mientras exista una penetración tan pequeña de la televisión de pago, es necesaria, pero la tendencia es que, como en Estados Unidos, el 80 por ciento de la población esté abonado a algo, o utilice mecanismos como la tarjeta prepago que se vende en Italia para ver seis partidos por 18 euros en la TDT. Pero eso será mañana. A día de hoy, lo que ocurre en España es marciano. Y alguien, el Gobierno o la CMT, debe tomar medidas cuanto antes En la Mancomunidad de Riaño, a los pies de un pantano que roza el lleno, ya dan el Mundial por perdido. Quedaremos en el bar con los amigos para ver a España, pero, para el resto de los partidos, pocos se molestarán. Eso nos pasa porque vivimos en el tercer mundo. No tenemos internet. No conseguimos que se ponga en marcha la estación de esquí de San Glorio. Y no veremos el Mundial. ¿Quién habló de la globalización? El pastel publicitario Los nervios también se han instalado en los despachos de las agencias de publicidad, donde se califica la situación como de un disparate, la más rara que se ha vivido en la televisión en España Fuentes del sector describen así esta estresante recta final hacia el 9 de junio: Hay dos tipos de anunciantes. Los que apuestan todo el año por el fútbol, como los patrocinadores de la selección, tendrán que ir a La Sexta, aunque sin renunciar al resto de las cadenas, para asegurarse de que llega su mensaje. Imagínese el estado de indefinición y nerviosismo que provoca invertir todo el año en el fútbol para que en el momento decisivo se emitan los partidos por una cadena que no se ve. En cuanto a las empresas normales, no se van a volcar. Pondrán unos huevos en la cesta de esa cadena, pero como un complemento, por si acaso. Y eso no va a afectar a TVE, Telecinco y Antena 3, que ya tienen vendidos todos sus espacios en junio Las mismas fuentes añaden que los ingresos extras en una Copa del Mundo están entre los seis y los doce millones de euros, según el comportamiento de la selección española, muy lejos de los cerca de cien por los que Telefónica vendió los derechos de emisión. Ya se sabe que las cifras alrededor del fútbol marean. Su musculatura como gran espectáculo amenaza con cambiar la forma de verlo. José Ramón Díez cree que hay dos tendencias muy definidas. El Comité Olímpico Internacional prefiere dejar de ganar dinero para garantizar la emisión de los Juegos en directo y en abierto. La FIFA, en cambio, ha optado por rentabilizar los derechos. Esa realidad nos lleva a un futuro de fútbol de pago, lo que sólo podrá limitarse con una ley de interés general más reforzada. Tiene que haber algunos partidos que no entren en el mercado. Esta vez mucha gente se quedará sin ver el Mundial, lo que no sé si es un frau- Los aficionados de Riaño (León) ya saben que para ver el Mundial, habrá que pagar escenario contemplado por los directivos de la cadena, algo muy dudoso, la señal sólo llegaría al 80 por ciento del territorio González vive encima de Casa Lucio en el centro de Madrid, y señala que hace una semana que recibe los nuevos programas. ¿Qué pasará en los pueblos castellanos, en Galicia, en Cantabria... Lo cierto es que, a día de hoy, sólo la mitad de España (una cifra también optimista, según los expertos) podría sintonizar La Sexta en su casa sin recurrir a fórmulas de pago como Imagenio, Digital Ono... Ante este panorama el proceso de antenización (adaptación de las antenas, en las zonas donde llega la señal) se ha convertido en una carrera contra el reloj. Son tales la demanda y el agobio que tememos, que no se vayan a cubrir las necesidades admite Angel Sutil, director de Tecnisat Telecomuniciones. En esta empresa trabajan a pleno rendimiento, horas extras incluidas Cada día colocan el módulo analógico de La Sexta en sesenta edificios de la Comunidad de Madrid, pero no es suficiente, ni mucho menos. En mi opinión- -añade Sutil- entre el 30 y el 40 por ciento de los usuarios no tendrán su instalación a punto el 9 de junio La suma de todas estas circunstancias ha alimentado el debate político. El Gobierno debe hacer cumplir la ley en la forma que lo estime oportuno. Desde una conversación privada, en la que se pueda llegar a algún acuerdo, a un decreto afirma el diputado González. Cuanto más se dilate esa salida, más lío va a haber añade José Ramón Díez, un sabio de las retransmisiones deportivas en España, director de TVE en 1999, realizador de la ceremonia inaugural de Sydney 2000 y director de comunicación de Madrid 2012. Sí, si se quiere salvaguardar el interés público se debería intervenir añade Carles Marín, profesor de Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos, autor del libro Periodismo audiovisual: información, entretenimiento y tecnologías multimedia En Corea- Japón, la primera Copa del Mundo que vimos en una cadena privada, hubo otro conato de polémica, aunque de menor calado. El PSOE cargó contra el Partido Popular en diferentes ocasiones, por ejemplo en esta intervención parlamentaria del entonces diputado Rafael Velasco Sierra: Las cadenas privadas no garantizan la emisión del Mundial en todos los hogares; por tanto, que se quede un solo ciudadano sin ver el partido no es lo que dice la ley a la que hago referencia. Televisión Española tendrá que actuar en Las privadas no garantizan la emisión del Mundial en todos los hogares; que se quede un solo ciudadano sin ver el partido no es lo que dice la ley... (PSOE, abril de 2002)