Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 5 2006 Internacional 37 La mafia carcelaria de Sao Paulo lanza una ola de ataques contra comisarías Al menos 25 muertos, de ellos 16 policías, y 21 heridos en un solo día por el aislamiento de sus líderes, la banda mafiosa conocida como PCC ha realizado 55 ataques y ordenado 22 rebeliones en las cárceles del Estado VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. El Estado de Sao Paulo se enfrenta desde el viernes por la noche a una ola de ataques del crimen organizado a comisarías, puestos policiales y patrullas, que han dejado al menos 25 muertos y 21 heridos. El gobernador, Claudio Lembo, informó ayer de que las acciones criminales son en represalia por la transferencia de 700 presos a cárceles en el interior del Estado, iniciadas el jueves, y admitió que Sao Paulo hace frente a la mayor rebelión de presos de su historia. Entre las víctimas mortales se encuentran 16 policías, un civil y 8 bandidos. Dirigidas por la facción mafiosa conocida como Primer Comando de la Capital (PCC) las acciones incluyen 55 ataques y la rebelión simultánea en 22 presidios, en la capital y en el interior. En tono firme, Lembo y sus principales hombres de seguridad informaron de que mantendrán las transferencias. Las comisarías amanecieron ayer cercadas por policías, y los que estaban de vacaciones fueron convocados de emergencia. Entre los presos transferidos está el líder del PCC, Marcos Williams Camacho, alias Marcola que se encuentra aislado en un presidio de máxima seguridad. Otros 15 líderes de esta facción también fueron trasladados, en un intento de desarticular al grupo. A pesar de la gravedad, el secretario de Administración Penitenciaria, Nagashi Furukawa, trató de reducir el impacto de las rebeliones diciendo que, por ser víspera del Día de la Madre, muchas de las personas que estaban en los presidios eran visitas y no rehenes. b En represalia EE. UU. estudia desplegar a la Guardia Nacional en la frontera sur b La medida, que será anunciada por Bush el lunes en el discurso a la nación, ya tiene el rechazo de dos Estados fronterizos: California y Nuevo México MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Para ganarse la voluntad de los más conservadores en el Congreso, Bush estudia involucrar al Pentágono en la vigilancia de la frontera con México mediante el despliegue de la Guardia Nacional. Tendrá la última palabra el lunes en el discurso a la nación, que dará en horario de máxima audiencia, después de haber pedido a las cadenas de televisión que interrumpan sus emisiones. Será la primera vez en los dos mandatos de Bush que la Casa Blanca utiliza esa prerrogativa para un tema de la agenda doméstica. Desde que la Cámara Baja aprobase en diciembre pasado una iniciativa para castigar penalmente a los indocumentados o a quienes les asistan, así como para construir un muro aún mayor en la frontera, el Senado ha pedido la mediación del presidente para negociar el consenso y regularizar la situación laboral de los casi 12 millones de inmigrantes ilegales que viven en el país. Algo que el ala más radical ve como un paso hacia la amnistía. La Policía paulista realizó numerosas redadas ayer en las calles de la ciudad bierno para enfrentarse al PCC es la superpoblación en las cárceles paulistas: existe un déficit de 27.000 plazas en las cárceles de Sao Paulo, con 84.000 plazas y más de 111.000 detenidos. Otra dificultad es la plaga de teléfonos móvi- AP les en las cárceles que, a pesar de la implantación de bloqueadores, siguen siendo el principal medio de comunicación del PCC. Sólo el año pasado, la Policía confiscó cerca de 2.400 aparatos irregulares entre los presos. Garantizar la seguridad En las últimas semanas Bush ha puesto a su mano derecha, el asesor Karl Rove, a conversar con los lesgisladores más reticentes, y se propone sacar adelante la reforma antes de final del mes. Su moneda de cambio será garantizar la seguridad en la frontera al reducir su permeabilidad con un incremento de patrulleros. Actualmente, algunos efectivos trabajan ya en estas misiones a la disposición de los gobernadores de cada Estado, pero el número no pasa de los 200. Fuentes de los distintos medios estadounidenses hablaban ayer de que el despliegue propuesto por el Pentágono puede alcanzar los 10.000 efectivos. Una medida que ya cuenta con la oposición de dos Estados fronterizos tan representativos en la batalla migratoria como California y Nuevo México. En el primero, Arnold Schwarzenegger se opone porque lo considera una forma de diluir el compromiso de aumentar los fondos para las patrullas fronterizas y porque requeriría asignar a los soldados que regresan de Irak en vez de mandarlos a casa. Para el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, la medida le dejará sin elementos para afrontar tareas de emergencia como la contención de incendios forestales. La banda se reorganiza Creado en 1993 por presos de Sao Paulo, el PCC es actualmente una de las principales facciones criminales en las cárceles brasileñas, siguiendo la trayectoria de lo que fue el Comando Vermelho, de Río de Janeiro, en las décadas de 70 y 80. El gobierno de Sao Paulo viene tratando de desmantelar la organización desde 2001 y llegó a anunciar su fin en noviembre de 2002, cuando su ex líder, José Marcio Felicio, alias Geleião delató operaciones, asesinatos e identificó a los principales cabezas del grupo. Fue en esa época también cuando los principales líderes fueron aislados. Pero el grupo, que protagonizó otras olas de ataques y atentados con bombas en 2002 y 2003, está implantado en todos los presidios del Estado y viene exportando su modelo de acción. Uno de los mayores problemas del Go-