Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 5 2006 Internacional 33 Putin promete una gran purga para erradicar la costumbre de sobornar a los funcionarios El jefe del Kremlin considera intolerables los niveles de corrupción que padece Rusia b Investigadores independientes cifran en unos 290.000 millones de euros el volumen de las operaciones ilícitas realizadas gracias al concurso de funcionarios públicos RAFAEL M. MAÑUECO. CORRESPONSAL MOSCÚ. El presidente Vladímir Putin lleva al frente de Rusia casi seis años y medio, pero ha sido ahora, a dos años del final de su último mandato, cuando parece haber empezado a tomar en serio el problema de la corrupción. El miércoles, en su discurso sobre el estado de la nación, Putin admitió que no ha podido erradicar esa sempiterna lacra, que, según él, supone un lastre para el desarrollo del país Así que, el viernes, decidió destituir a diez altos responsables de varios departamentos de la Administración por su presunta vinculación a una oscura trama de contrabando. Ayer, el máximo dirigente ruso afirmó que el nivel de corrupción que padece Rusia es intolerable y prometió que continuarán las purgas. Pueden existir diferentes grados de corrupción, pero en nuestro país ha llegado a un nivel inadmisible afirmó ayer Putin en su residencia de descanso de Sochi (Mar Negro) durante un encuentro con informadores de la televisión rusa RTR, uno de los canales públicos. El jefe del Kremlin aseguró que la actual campaña contra la corrupción no se limitará a un puñado de detenciones, como ha venido sucediendo en otras ocasiones. Entre los diez defenestrados el viernes hay tres generales. Todos ellos están siendo investigados y se han incoado ya 20 expedientes por la vía penal. Propondrá a su sucesor, pero no lo impondrá R. M. M. MOSCÚ. Vladímir Putin insiste en que no piensa promover enmiendas a la Constitución con la idea de permanecer en el poder más allá de 2008, cuando finaliza su actual mandato. Sin embargo, se sabe ya que, llegado el momento, propondrá a la persona que habrá de sucederle. Considero que tengo derecho a expresar mi punto de vista sobre uno u otro candidato y lo haré manifestó ayer Putin. No obstante, el presidente ruso dijo no tener intención de imponer a nadie su candidato. Pero, a juzgar por lo que ha sucedido en los últimos comicios celebrados en Rusia, se puede dar por seguro que los candidatos que no sean del agrado de Putin tendrán vedada la televisión. La mayoría de los observadores creen que el sucesor de Putin serán el viceprimer ministro, Dmitri Medvédev, o el titular de Defensa, Serguéi Ivanov. Putin, el miércoles, cuando se disponía a ofrecer su mensaje anual a la Duma bién cuatro senadores, que han perdido automáticamente el escaño, ya que se obtiene por designación, no por sufragio universal. AFP Tarea cuesta arriba Putin, no obstante, advirtió ayer que no es fácil combatir la corrupción y que son pocos los países que han podido acabar con el problema de manera definitiva Puso como ejemplos la reciente detención en EE. UU. de un responsable de la CIA, el caso de la alcaldesa de Marbella y el encarcelamiento del presidente de la multinacional surcoreana Hyundai. Pero Rusia supera a EE. UU. España y Corea del Sur juntas. Según datos facilitados por el fiscal General, Vladímir Ustínov, en Rusia se pagan anualmente unos 30.000 millones de euros en sobornos. Sin embargo, el centro sociológico ruso INDEM, que dirige Las instituciones afectadas son los servicios secretos (FSB o KGB en la época soviética) el Servicio Federal de Aduanas, el Ministerio del Interior e incluso la Fiscalía General. Se trata, al parecer, de la desarticulación de una red de contrabando con implicaciones a alto nivel. Entre los encausados hay tam- Gueorgui Satárov, un antiguo asesor del ex presidente Borís Yeltsin, cifra en unos 290.000 millones de euros el volumen total de operaciones ilícitas realizadas gracias al concurso de funcionarios rusos. Esa cantidad era diez veces inferior en 2001. Es decir, tan drástico aumento de la corrupción ha tenido lugar con Putin y gracias, según Satárov, a la famosa vertical del poder construida por él. Nuestro presidente actúa en ocasiones contra determinados corruptos, pero no contra la corrupción en su conjunto y las causas que la motivan dijo Satárov el pasado viernes. Las numerosas campañas contra la corrupción lanzadas desde que Putin llegó al Kremlin no han servido realmente para nada considera el director del INDEM. De acuerdo con un reciente estudio, Rusia se encuentra entre los 30 países del mundo más corruptos.