Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 DOMINGO 14 5 2006 ABC Internacional Periodistas espían a periodistas desde hace una década para el servicio secreto alemán El BND admite que en el pasado se cometieron errores y promete que no volverán a ocurrir b El semanario Focus ha presen- tado una demanda contra el servicio de Inteligencia, y el Spiegel ha sido el primero en reconocer un caso en su redacción RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Periodistas en zona de conflicto o en el ajetreo de la redacción han estado informando a alguien más que a sus lectores, algunos cobrando hasta 300.000 euros por ello. Las revelaciones sobre el Servicio de Información Federal (BND) se producen a partir de un informe secreto del Tribunal Supremo al Bundestag, confirmadas ayer en varios medios, asumidas indirectamente por el propio servicio secreto y que amenazan con un colorido escándalo en Alemania. El BND ha tenido vigilados al menos a media docena de periodistas durante más de una década con el fin de averiguar la fuente de filtración de algunos de sus informes a la prensa. Pero, no satisfecho con vigilar la actividad profesional y privada de los redactores, pudo pagar incluso a periodistas para que le hicieran el trabajo de campo, controlando sus domicilios, bares, reuniones y contactos, o informando con antelación de próximos reportajes en la prensa. para el servicio hasta el otoño pasado. La filtración de información del BND tenía que ver con el affaire del Plutonio que en los 90 implicó al coordinador Schmidbauer en una interceptación de material radiactivo en el aeropuerto de Múnich que en realidad era un montaje. Detalles del caso El escándalo lo ha desatado un informe secreto del ex presidente del Tribunal Supremo, Gerhard Schäfer, presentado el miércoles por la noche a la comisión parlamentaria que investiga el papel de los servicios secretos, el cual contiene 170 páginas y alude a cinco periodistas a sueldo del BND. El ex redactor de Focus habría recibido el equivalente a 300.000 euros, entre 1982 y 1998, en lo que Schäfer califica como una intervención brutal en la libertad de prensa... claramente ilegal Un portavoz del BND ha admitido errores del pasado que se han intentado subsanar y reveló que el ex presidente del BND, August Hanning, y su sucesor, Ernst Uhrlau, han tenido conversaciones amistosas con los periodistas concernidos hace seis meses, en las que se pudo reconocer abiertamente que se habían cometido errores Urhlau, ex coordinador de los ser- Ernst Uhrlau, presidente del BND, el pasado jueves en Berlín en el acto conmemorativo del 50 aniversario de la creación del Servicio de Información Federal La Asociación y la Unión de Periodistas de Alemania califican los hechos como escandalosos vicios, tomó el relevo hace semanas al frente del BND, prometiendo una nueva etapa de transparencia y apertura. El BND prometió ya hace diez años su desvinculación del espionaje interior, dado que su función es titularmente sólo exterior, y su presidente durante es- te período acaba de ser nombrado secretario de Estado de Interior. En una portada que pone en la diana a la prensa, el subdirector del Tageszeitung, Reiner Metzger, pide una limpieza de cargos y responsabilidades implicadas en el BND y en Interior: Ya es difícil el control de los órganos del Estado por la prensa como para ampliar la desconfianza. La Asociación Alemana de Periodistas y la Unión de Periodistas han pedido la publicación del informe de Schäfer y califican los hechos como escandalosos mientras exigen que la comi- Con lupa Sometido a especial vigilancia estuvo el periodista Erich Eenboom, residente en Weilhiem, por haber publicado en el año 1993 sobre la agencia un libro que no gustó a sus jefes. Cualquiera que tuviera contacto con él era inscrito directamente en la lista de observables. También un redactor de Stern, ahora en Süddeutsche, y uno de Südwest Presse fueron seguidos a tal efecto. El semanario Focus dice que despidió el pasado año a un redactor, hoy escritor, por espiar a colegas, incluida su vida privada; en su edición on line informa de que el ex presidente del BND, Hansjörg Geiger, pudo haber instruido en 1996 a periodistas para que espiaran en sus redacciones. El Spiegel, uno de los medios que más despertó el interés del BND, ya ha admitido que un periodista en una redacción regional ha estado trabajando Amnistía Internacional acusa a EE. UU. de desviar toneladas de armas desde Bosnia hacia Irak SIMON TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Más de 200.000 fusiles automáticos y toneladas de municiones fueron enviados en secreto desde Bosnia- Herzegovina (BiH) a Irak para uso del nuevo Ejército iraquí, sin que existan pruebas de que llegaran a destino. En la operación, dirigida por Estados Unidos, participaron comerciantes de armas norteamericanos, suizos, británicos y croatas, y una compañía aérea supuestamente controlada por el Pentágono. Así lo sostiene la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) en un informe sobre el comercio de armas. Se trata de más de 200.000 fusiles de asalto kalashnikov (AK- 47) que debían ser destruidos dentro del programa de desmilitarización de BiH, pero que EE. UU. se apropió para equipar al nuevo Ejército iraquí. En la operación, que tuvo lugar entre 2004 y 2005, participaron las embajadas y los agregados militares de EE. UU, Suiza, Gran Bretaña y Croacia, y una empresa de cada uno de estos países. La autoridad militar norteamericana encargada de la preparación del nuevo Ejército iraquí asegura que no sabe nada de armas enviadas desde Bosnia. Según AI, la oficina de controles de vuelos en Irak no tiene registrado el aterrizaje de los cuatro aviones de la compañía aérea Aerocom, de Moldavia, que hizo el transporte y habitualmente trabaja para el Departamento de Defensa estadounidense. Las armas fueron cargadas en el aeropuerto de Tuzla, en el norte de BiH, y en el puerto de Plocnik en el Adriático. Aerocom es una compañía de dudosa reputación que no contaba con permiso de vuelo, dice el documento. La empresa croata Scout, que tiene relaciones comerciales con el Pentágono y con el Ministerio de Defensa de Bosnia, sería la principal implicada en el envío de las armas. Las autoridades croatas afirman que desconocen esta empresa, pero han prometido investigar sus actividades y esta eventual venta ilegal de armas. Este caso ha generado malestar entre las tropas de las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales que se encuentran en este país balcánico intentando desarmar a la población bosnia.