Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 5 2006 Nacional 23 OPERACIÓN ATRIO GUÍA PARA SEGUIR LA INVESTIGACIÓN La estafa masiva de los sellos de Afinsa y Fórum Filatélico, sin precedentes por su magnitud en la historia de España, puede poner en peligro la economía nacional según Anticorrupción. La investigación duró tres años. Estas son sus claves Las respuestas al caso de los sellos TEXTO: P. MUÑOZ C. MORCILLO MADRID. Cuando el pasado martes por la mañana 300 policías, funcionarios judiciales y técnicos de Economía entraban en las sedes de las empresas Fórum Filatélico y Afinsa, un escalofrío recorrió la espalda de sus más de 350.000 clientes afectados y las de sus familiares y amigos. A partir de ese momento, los ahorros de toda una vida de cientos de miles de personas estaban en serio peligro. La primera reacción del Gobierno, en boca de su portavoz, Fernando Moraleda, asegurando que no había un fondo del Estado que respondiera de ellos, aumentó la inquietud. La preocupación se instaló también en muchos sectores del sistema financiero por las posibles consecuencias de la crisis, que también alcanza a países como Portugal o Estados Unidos. La operación Atrio pues, provocaba una enorme conmoción. ¿Cómo se gestó? ¿Cuál era la forma de actuar de las empresas implicadas? ¿Qué legislación es aplicable? Estas son las respuestas a todas las preguntas del caso. ¿Cuál fue la primera señal de alarma? Fue en 1998, a raíz de la denuncia de un particular cuando se hicieron las primeras pesquisas. Sin embargo, aún pasarían cinco años hasta que a mediados de 2003, una inspectora de la Agencia Tributaria que examinaba las cuentas de la compañía detectó posibles irregularidades que podrían ser constitutivas de fraude fiscal. La importancia de las sociedades implicadas- -una de ellas, Fórum Filatélico, estaba entre las cien más importantes de España- hizo que de inmediato alertara a sus superiores de que podía tratarse de algo grave. La Agencia Tributaria decidió entonces crear un equipo de especialistas en distintas materias- -se consultó, entre otros, a expertos de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y de Correos- -para continuar con la investigación. Centenares de afectados, entre ellos comerciales de Afinsa se concentraron ayer ante la sede madrileña de la empresa rrupción cuando captaban a un cliente la sociedad formalizaba con él tres contratos: en el primero, la empresa vendía los sellos al cliente; en el segundo, le ofrecía un depósito gratuito de los sellos que había comprado para garantizar su seguridad y en el tercero la sociedad se comprometía a la recompra, siempre que el inversor accediera, por el importe pagado al principio más un mínimo garantizado. Los sellos, según la querella, eran sobrevalorados. Por eso, los clientes nunca se quedaban con ellos al final del contrato, ya que habrían perdido casi todo el dinero. tal modo que la única viabilidad del negocio consistía en reproducir de fonma indefinida la práctica defraudatoria con nuevos clientes, cuyas aportaciones eran utilizadas para pagar a los anteriores. Presuntamente, una parte sustancial de los fondos así captados fue directamente apropiada por los querellados añade la Fiscalía. EFE se pueden dar datos definitivos. Los cálculos más optimistas aseguran que las sociedades tienen un patrimonio que podría hacer frente a un 20 o 25 por ciento de esa deuda. Las empresas implicadas, sin embargo, reiteran que están en condiciones de hacer frente a todas las obligaciones contraídas con sus clientes. ¿Por qué los clientes no denunciaban? Nunca pudieron sospechar lo que ocurría- -quizá lo único que detectaron es que los intereses que recibían eran muy altos en comparación con otros valores y que no cotizaban a Hacienda por ellos- entre otras razones porque las empresas siempre hicieron frente a sus obligaciones con los ahorradores. Incluso el mismo día de la operación hubo quien recibió los pagos correspondientes. Además, la proyección social de las sociedades y los más de 25 años de actividad que acarreaban les hacía tener una imagen de solvencia irreprochable. ¿Hay repercusiones internacionales? Sí, y nada despreciables. Afinsa controla el 67 por ciento de la casa de subastas Escala, la tercera en importancia en todo el mundo. Cotiza en el mercado electrónico Nasdaq bajo el símbolo ESLC y tras conocerse la noticia sufrió un auténtico descalabro en bolsa. En Estados Unidos ya se han presentado varias demandas contra Afinsa. Asimismo, en Portugal operaba, además de esta sociedad, Fórum Filatélico, por lo que la operación policial ha provocado también en este país una profunda conmoción. Por su parte, el mercado de seguros Lloyd s de Londres no renovó a estas sociedades sus pólizas, que alcanzaban un valor total de 1.000 millones de euros. Los responsables de las aseguradoras tomaron esa decisión hace un año aproximadamente. (Pasa a la página siguiente) ¿Cómo se pagaban los intereses? ¿Cuándo se trasladó a la Fiscalía? Una vez que la Agencia Tributaria consiguió llegar a conclusiones sobre las supuestas irregularidades, y viendo además que excedían claramente del mero fraude fiscal, se decidió el traslado del expediente, en julio del año pasado, a la Fiscalía Anticorrupción, que debía estudiar si había base para sustentar una querella. Finalmente, el pasado 24 de abril decidió presentarla en dos Juzgados de la Audiencia Nacional (una por cada sociedad) Para la Fiscalía, las sociedades buscaban inversores a los que garantizaban una alta rentabilidad por la compra y gestión de lotes de sellos sumamente sobrevalorados Los intereses no eran tales, sino parte del dinero en efectivo recibido de los nuevos clientes, de ¿Cómo operaban las empresas? Según la querella de la Fiscalía Antico- Los clientes no pudieron sospechar del engaño; si acaso que los intereses recibidos eran muy altos comparados con otros valores ¿Cuál es el desfase patrimonial? Siempre según la Fiscalía Anticorrupción, y sólo hasta 2004, ascendía a 3.500 millones de euros, aunque la propia naturaleza del negocio hace que cada día esa cifra aumentara, por lo que aún no