Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 S 6 LOS SÁBADOS DE El placer de sentirse mejor os tratamientos estéticos ya no entienden de género ni de clase. Ni son sólo mujeres, ni tienen un poder adquisitivo alto ni se hacen por vanidad. Autoconfianza, seguridad y lucir un aspecto más saludable son los argumentos que exponen hombres y mujeres en la consulta de los expertos en estética. Y esto es lo que más demandan: Rejuvenecimiento facial (sin cirugía) Inyecciones de botox y tratamientos que buscan un efecto lifting como el láser o la radiofrecuencia, y los rellenos faciales ocupan el primer puesto del ranking Lo más novedoso es la radiofrecuencia. un sistema que produce el calentamiento selectivo de la dermis y estimula la síntesis del colágeno. Dirigido a hombres y mujeres de entre 35 y 40 años que no quieren pasar por el quirófano. Su efecto permanece, no detiene el tiempo advierte Ignacio Sanz, del Instituto Médico Láser. La infiltración de plasma rico en plaquetas del paciente es otra opción para cualquier edad y la base de otros tratamientos. Después de los 50 años queda el lifting quirúrgico. Remodelar tras la obesidad. La cirugía de la obesidad resuelve el problema de salud, no el estético. Las personas que llegan a perder hasta 50 kilos se quedan con piel sobrante y col- L gante que suele requerir cirugía. Debemos hacer un traje nuevo a estos pacientes comenta Pedro Cormenzana, de la policlínica Guipúzcoa de San Sebastián. Se pueden necesitar entre dos y tres operaciones que dejan cicatrices. Liposucción. Ha tenido mala prensa aunque con pacientes bien seleccionados proporcina buenos resultados asegura Cormenzana. Hay otras soluciones más cruentas como el lifting de cuerpo que deja la piel firme y sin grasa. Menos agresivo es un sistema por ultrasonido, como un ecógrafo, que destruye el adipocito y libera la grasa. No requiere cirugía, aunque los resultados son más discretos y es más costosa que la liposucción. Funciona en una piel de edad y flácida. Rejuvenecer la mirada. Es, junto con el aumento de mama, una de las cirugías más demandadas. Una intervención delicada para dejar en manos expertas. La cirugía intenta reponer lo caído conservando la expresividad de la cara, cuenta José María Serra Renom, del Clinico de Barcelona. Otra nariz. Achatada, recta o aguileña. Cambiar el apéndice nasal es seguro con cirugía, pero no con rellenos. El presidente de la Secpre, Pérez Macías, advirtió de los riesgos de remodelar la nariz con materiales que a la larga dan problemas Implante de silicona para reconstruir la mama ABC Cristophe Moure CIRUJANO PLÁSTICO DEL HOSPITAL DE AMIENS (FRANCIA) Esperamos el momento en que Isabelle se identifique con su nueva cara En noviembre, el joven cirujano francés Cristophe Moure, del hospital de Amiens, en Francia, participó en una cirugía pionera: el primer trasplante de cara de cadáver de la historia. En el Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, celebrado en Pamplona, Moure contó la experiencia. ¿Cómo se siente física y emocionalmente Isabelle Dinoire, la paciente que recibió el trasplante? -Muy bien. Ahora está preparada para afrontar una nueva vida. Isabelle se ha convertido en un miembro más de nuestro equipo médico. Cada dos semanas acude a nuestro departamento para que vigilemos su evolución. ¿Ha recuperado por completo la sensibilidad y la funcionalidad de los nervios faciales? -Tiene sensibilidad en los labios, la nariz y la mucosa. Puede cerrar bien la boca, al menos en uno de los lados. No tiene problemas para comer, beber y sonreír. Aunque aún se puede apreciar una ligera asimetría en su boca al morder o masticar. ¿Qué tipo de tratamiento sigue? -En estos momentos sólo toma cuatro pastillas diarias, para protegerse del rechazo, y recibe una transfusión sanguínea cada dos semanas, que reduciremos progresivamente. Trabaja todos los días con un fisioterapeuta para mejorar la movilidad y realiza ejercicios para mejorar la dinámica de la suspensión labial y la funcionalidad de la boca. -Seis meses después del trasplante, ¿se puede hablar de éxito total? -La intervención ha sido un completo éxito. Tanto para los equipos de Amiens y Lyon que trabajaron en el proyecto como para la paciente. Los resultados han sido mejores de lo que nos imaginábamos. El color de la piel y la textura entre la donante y la paciente eran muy similares. Ahora sólo una pequeña cicatriz muestra la separación entre el tejido original y la zona trasplantada. Sólo esperamos el momento en el que Isabelle sea capaz de identificarse por completo con su nueva cara. ¿Era la candidata idónea para una cirugía tan arriesgada y con tanta carga emocional? -Sí, era la perfecta candidata, tanto por su lesión como por su motivación psíquica para someterse a esta intervención. El Comité de Ética francés definió precisamente el trasplante de cádaver del triángulo facial (barbilla, labio y nariz) lo que hicimos con Dinoire. ¿Cuál fue el momento más critico del trasplante? -Cuando hicimos la primera unión de vasos sanguíneos. Fue impresionante ver con el microscopio cómo se restauraba el flujo sanguíneo, devolviendo la vida al tejido trasplantado y su aspecto natural.