Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 5 2006 47 Sociedad Los episcopados europeos se unen contra la UE por su intención de legalizar las uniones homosexuales La Policía envía su informe a la juez sin señalar al autor de la muerte del pentapléjico Jorge León Los investigadores descartan que fuera un accidente y apuntan a un posible homicidio inducido b El pentapléjico vallisoletano llegaba a provocar e incitar cuando veía que las personas que inicialmente se ofrecían a ayudarle daban marcha atrás RAFAEL DANIEL VALLADOLID. La Policía de Valladolid no señala a ninguna persona como responsable de la muerte del pentapléjico vallisoletano Jorge León en el informe que ha entregado a la juez encargada del caso. De las diligencias, que la titular del juzgado de Instrucción número 6 recibió el pasado jueves, se desprende que el fallecimiento no fue accidental o un suicidio y que se trataría de un posible homicidio inducido por la propia víctima. A falta del informe del Instituto Nacional de Toxicología, que analiza entre otras cosas la aparición de un vaso junto a Jorge León, presumiblemente con restos de sedantes para mitigar los efectos de una muerte por falta de oxígeno, la instructora deberá decidir ahora la práctica de diligencias judiciales, como la toma de declaración de familiares, allegados, cuidadoras y personas con las que contactó a través de internet, donde solicitó ayuda para morir. Previsiblemente, la magistrada comenzará la próxima semana con las comparecencias. Jorge León, en su domicilio de Valladolid versible se ha añadido la cronicidad de las infecciones frente a una tolerancia cada vez menor a los antibióticos, lo que me provoca indeseables sufrimientos físicos y psíquicos. Y todo ello en un contexto asistencial que se ha hecho insostenible. Ante la perspectiva de acabar en breve en una residencia abandonándome a una muerte miserable lanzo el siguiente mensaje por si el azar por una vez se torna generoso. Quiero decirlo ya claramente y recabar, si fuera buenamente posible y con todas las precauciones necesarias, ayuda directa, indirecta, contactos... quiero también que quede constancia de ello a efectos legales: seguir en este estado para mí tan penoso y sin otras perspectivas que ir empeorando, no tiene sentido: esto hay que irlo acabando ya y con cierta urgencia. Necesito la mano que sostiene el vaso, la mano hábil que supla mi mano inútil, una mano que actúe según mi voluntad aún libre: tengo todo preparado para que quien me ayude quede incógnito. Que a nadie se le ocurra contestar a esto por correo. e. Preguntas y contactos desde un tf público o seguro al 665382803 o por correo postal a c Gral Almirante n 7,1 izda Valladolid 47003) A partir de ahí comienzan los contactos para llevar a cabo el último deseo HENAR SASTRE de Jorge León. Hasta tres tentativas cree la Policía que se produjeron antes de que el pentapléjico apareciera muerto en su domicilio con el respirador desconectado. Todas ellas frustradas, por echarse atrás su colaborador o por surgir complicaciones. El hermano, descartado En el informe entregado a la juez se descartaría totalmente la implicación del hermano de Jorge, el pintor Carlos León. La principal hipótesis que han seguido los investigadores es que la persona que ayudó al pentapléjico vallisoletano fue una de las tres que un día antes de aparecer muerto se reunieron con él en su casa. Durante las investigaciones, la Policía ha tomado testimonio a alguna persona que reconoció que había viajado desde Barcelona para ayudar a Jorge León, aunque finalmente- -según dijo- -no consumó los planes. Jorge León convirtió la muerte en su objetivo vital. El momento en el que el pentapléjico vallisoletano convierte sus deseos de acabar con su vida en un perfecto plan para morir quedó reflejado en su blog de internet el pasado 21 de marzo. Ese día, Lucas S. (seudónimo que utilizaba el escultor Jorge León) pide ayuda abiertamente para dejar de existir y previene a posibles colaboradores para no dejar pistas. Que a nadie se le ocurra contestar a esto nada por correo. e. Jorge León se refería al texto en el que unas líneas antes aseguraba que he entrado en una fase que considero terminal porque a la pentaplejia irre- Contingencias humanas El pentapléjico se llega a lamentar de ello en su blog Bajo el título Cuando llegan los días señaladitos el 2 de mayo escribe: Qué poca gente consistente hay. En momentos como estos que precisan solidez y aplomo, depender de contingencias humanas es desazonante; y lo que es peor, al cabo suelen acabar jodiendo cualquier posibilidad de hecho digno. No debería estar aquí; una nueva digamos contingencia humana ha vuelto a frustrar el poner fin a esto, justo cuando el resto de circunstancias eran idóneas y mi predisposición fuerte. Obligado a estos trágalas cuando ciertos hechos indeseables se echan encima, se me hace difícil digerirlo. Mantengo el juicio estable sólo porque aún me queda alguna maniobra delicada y soy responsable de no perjudicar a nadie La frustración que expresa públicamente se eleva de tono cuando se comunica con la persona o personas que no han llevado a cabo el plan. Los investigadores sostienen que Jorge León incitaba y hasta llegó a insultar a su mano hábil como estrategia de provocación para empujarla a materializar sus planes en los momentos de titubeo. Un tetrapléjico de Avilés pide poner fin a su asquerosa vida Poner fin a su asquerosa vida eso es lo que ha solicitado Miguel Rabanal, un tetrapléjico de 49 años vecino de Avilés que manifiesta su envidia y admiración a aquellos que consiguieron lo que querían como Ramón Sampedro o Jorge León. Miguel es claro en sus palabras: Desde aquí poco puedo sumar a esta polémica boba si no es mi admiración y mi envidia hacia una persona que, por fin, pudo conseguir lo que desde hacía años pretendía Así lo afirma en una carta llena de ironía en la que hace extensivo su reconocimiento a aquellos anónimos, que con la ayuda impagable e inestimable de quién sabe quién, han podido llegar al final de sus vidas sin tener que sonrojarse Rabanal- -casado y con dos hijos- -fue diagnosticado en 1979 de un tumor medular, y como consecuencia de un accidente doméstico que sufrió en 1998 quedó tetrapléjico. No obstante, la esposa de Rabanal quiso puntualizar que su marido sólo ha querido expresar su comprensión hacia el caso de Jorge León y que no está pidiendo lo mismo para él. No se quiere morir