Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 5 2006 Internacional 33 La explosión de un oleoducto en Nigeria deja cerca de 300 muertos La mayor parte de las víctimas eran contrabandistas de petróleo son habituales, los ladrones de petróleo perforan un oleoducto y roban el crudo... a veces, como ayer, el combustible estalla ABC LAGOS (NIGERIA) Más de 200 personas murieron ayer víctimas de la explosión de un oleoducto en las afueras de Lagos, capital económica de Nigeria. Según confirmó el comisario de la Policía de Lagos Emmanuel Adebayo, el siniestro se produjo cuando un grupo de contrabandistas de petróleo perforaron un oleoducto para extraer ilegalmente crudo. La acción devino en un gran incendio que no se logró extinguir hasta pasadas varias horas. El comisario Adebayo señaló que Hemos contado hasta 200 cuerpos sin vida Sin embargo, Kehinde Obateru, funcionario de la Corporación Petrolera Nacional de Nigeria, propiedad del Estado, dijo que los fallecidos no pueden ser menos de 300 Fuentes policiales señalaron que la mayoría de los muertos participaban en el robo. Cuando se declaró el incendio los contrabandistas ya habían llenado 150 bidones de 50 litros que también ardieron. Según Adebayo, la explosión se produjo cerca del puerto de Atlas Cove, a unos 7 kilómetros al sur de Lagos, donde están situadas muchas terminales de embarque de crudo. El grupo, al parecer, cargaba bidones llenos de combustible robado en botes de madera, cuyos motob Estos accidentes PUEBLOS VÍCTIMAS as guerras civiles entre los pueblos europeos de 1914- 19 y 1939- 45 pusieron de manifiesto que ningún Estado podría resolver en solitario los grandes desafíos que debía afrontar nuestra civilización; haciendo más urgente que nunca el proceso histórico de la construcción política de Europa, para evitar nuevas guerras entre europeos y afrontar en común los problemas de abastecimientos energéticos, prosperidad social y seguridad común, que continúan parcialmente irresueltos. Cuando la economía del conocimiento modifica a ritmo vertiginoso la nueva geografía del poder, la influencia y la prosperidad mundial, JUAN PEDRO confirmando la emerQUIÑONERO gencia imperial de nuevos actores, la India, China, Japón, incontables estudios subrayan la tragedia iberoamericana: el Cono Sur corre el riesgo de agravar su retraso y pobreza si no halla formas de integración. La IV cumbre UE América latina ilustra de pavorosa manera hasta qué punto la polución ideológica más arcaica desbarata, dinamita y siembra con odio los sucesivos proyectos de integración difuntos e insepultos, profanados con nuevos proyectos en los que nadie cree que pero alimentan una siniestra polvareda ideológica, destruyendo la esperanza inmediata de libertad, prosperidad y bienestar común. México y Chile negociaron con los EE. UU. relaciones comerciales que han favorecido la emergencia de zonas aisladas de crecimiento y esperanza muy desigual. México es una gran potencia regional. Chile es una potencia ejemplar, pero económicamente modesta, con unas relaciones históricamente envenenadas con Bolivia, sometida a la presión amenazante del nacionalismo revolucionario de Hugo Chávez. Brasil es una grandísima potencia regional y mundial, acosada por el bonapartismo venezolano. Argentina es una gran potencia regional, con lamentables relaciones con sus pequeños vecinos. Mercosur está en ruinas. La Comunidad Andina de Naciones, en cuarentena. La Santa Trinidad Anti imperialista (Chávez dixit) dice esperar que su Tratado de Comercio de los Pueblos, o la Alternativa Bolivariana para las Américas, sean alternativas al proyecto de gran mercado americano propuesto por Washington. Históricamente, España ha aspirado a ser algo así como intermediaria entre el Cono Sur y Europa. Salvador de Madariaga ejerció una cierta tarea pedagógica, explicando a unos y otros hasta qué punto la miopía egoísta de Washington había favorecido la expansión de los nacionalismos revolucionarios en otro tiempo apoyados por Moscú. Ante tal horizonte utópico la UE adopta una actitud de cinismo bizantino. Mientras que el pavoroso sonambulismo español quizá alimente el nihilismo social que Walter Benjamín expresaba con trágica precisión: El progreso, eterno retorno de la catástrofe L res permanecían en marcha para facilitar la huida. Pero la explosión de uno de los bidones, probablemente causada por el calor de un motor, se extendió al oleoducto y de éste a una localidad cercana a la terminal portuaria, donde familias enteras murieron de forma instantánea. El fenómeno de los contrabandistas de crudo está bastante generalizado en el país africano, por lo que incidentes como el de ayer suelen ser bastante frecuentes. Nigeria es el primer productor de petróleo del continente y un importante proveedor de Estados Unidos. A pesar de los ingresos petroleros del país, muchos habitantes viven en la extrema pobreza. La mayoría de pueblos carecen de electricidad y agua. Un largo rosario de incidentes Inicialmente las autoridades nigerianas culparon del siniestro al Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger, que hace pocos días había anunciado que planeaba atacar las instalaciones de las compañías petroleras. Sin embargo el grupo se desligó del incendio y confirmó además que no había participado en el reciente asesinato de un empleado estadounidense de una compañía petrolera. La red de televisión privada A pesar de los ingresos petroleros del país, muchos de sus habitantes viven en la extrema pobreza Channels mostró los cadáveres carbonizados de muchas de las víctimas del incidente, el último de una larga serie de explosiones e incendios de oleoductos en los que ya han muerto miles de personas. El peor siniestro de este tipo ocurrió en 2000, en una aldea del distrito de Okpe, en el Estado de Delta del Níger, donde mas de 3.000 personas murieron cuando una tubería explotó en circunstancias similares a las de ayer. En 1998, más de 1.500 personas murieron quemadas en otro incendio de combustible derramado de una tubería en la aldea de Jesse, también en el Delta. Los oleoductos nigerianos son frecuentemente perforados por delincuentes que roban el combustible y lo venden en el mercado negro, aunque también son saboteados por grupos tribales que mantienen disputas con las multinacionales que operan en la región. Nigeria es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y ocupa el sexto lugar entre los mayores productores. La riqueza petrolífera no beneficia, sin embargo, a las poblaciones de las áreas productoras de crudo, que viven en la pobreza y como único medio para sobrevivir recurren al robo de combustibles para venderlos en el mercado negro, a pesar de los graves riesgos que conlleva perforar un oleoducto. El Ministerio de Asuntos Exteriores español expresó su profunda consternación por el suceso y trasmitió su apoyo y solidaridad al Gobierno y al pueblo nigerianos. Un cuerpo calcinado, víctima de la explosión y el incendio del oleoducto cerca del puerto nigeriano de Atlas Kove AFP