Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 5 2006 Internacional 27 El voto de un solo jurado permitió a Moussaoui eludir la pena de muerte b Fue imposible convencerle por- que no dio la cara en ninguna de las votaciones... Su voto, enfrentado a los once restantes, rompió la exigida unanimidad M. GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Entre la vida y la muerte de Zacarias Moussaoui, el único condenado en relación a los atentados del 11- S, sólo se interpuso el voto de un miembro del jurado, suficiente para romper la unanimidad necesaria para recibir la pena capital. Durante la semana de deliberaciones no hubo grandes desacuerdos. Aparentemente, todos estaban convencidos de que la complicidad de Moussaoui propició la muerte de las casi 3.000 personas que perecieron ese día de 2001, pero a la hora de votar en secreto, alguien que nunca dio la cara opinó lo contrario. Así lo contó la portavoz del jurado, compuesto por nueve hombres y tres mujeres, a una reportera de The Washington Post que había cubierto el juicio. Me siento frustrada- -le dijo- -porque creo que se nos ha engañado con el anonimato de quien votó no Nunca sabremos sus razones. Nunca podremos escrutar sus motivos a la luz de las pruebas, los hechos y la ley Un soldado israelí, de patrulla por Nablus, sonríe a unas jóvenes palestinas que, sentadas en la calle, le sonríen también EPA Al Qaida sienta sus reales en Gaza Grupos ligados a Al- Zarqaui amenazan de muerte a los líderes de la ANP b Hamás niega vínculo alguno con células relacionadas con la red terrorista, mientras la Inteligencia israelí confirma la llegada de sus miembros a la Franja desde Egipto JUAN CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. Anunciamos que hemos comenzado a operar en Palestina Estas palabras encabezaban las octavillas lanzadas hace sólo unos días en las calles de Gaza por un grupo de nuevo cuño, Al Tawhid Al Yihad (Unificación y Guerra Santa) relacionado con la red terrorista de Al Qaida. En las octavillas, ocultadas por los responsables del Gobierno de Hamás y de la Presidencia de Mahmud Abbas, se elogiaban las figuras de Abu Musab al- Zarqaui y de Osama bin Laden y se amenazaba de muerte, con nombre y apellido, al propio Abbas y a cinco de sus más estrechos colaboradores: Mohamed Dahlán, Yaser Abed Rabbo, Samir Mashharawi, Nabil Amr y Abu Ali Shaheen. Todos ellos calificados de apóstatas Muwafak Matar, uno de los principales dirigentes de Al Fatah, confirmaba en su casa de Gaza el establecimiento de células de Al Qaida, aunque todavía carecen de la operatividad suficiente y de la capacidad de acción necesaria como para ser consideradas una amenaza inmediata Con el conocimiento de Hamás Matar, en cualquier caso, no desaprovechaba la ocasión para meter en el mismo saco a Al Qaida y a Hamás: Hoy en día es impensable creer que se puede organizar una célula armada de estas características sin que lo sepa el Gobierno palestino. Hamás cuando menos colabora con Al Qaida por omisión Cabe recordar que en su última aparición pública a través de un vídeo emitido por la cadena de televisión Al Yazira, Osama bin Laden expresó recientemente su apoyo al Ejecutivo de Hamás a la vez que amenazaba a todos aquellos países y Gobiernos occidentales que boicoteaban a Ismail Haniyeh y a sus ministros. Ghazi Hamad, portavoz del Gabinete islamista, negaba a este diario cualquier relación de Hamás con Al Qaida y dudaba asimismo de la llegada de estos activistas a Gaza. No tenemos conexión alguna con Al Qaida, como tampoco somos responsables de la introducción de armas desde Siria a Jorda- nia. Hamás nunca ha operado fuera de Palestina. Nuestro objetivo es luchar contra la ocupación de Israel y nuestro espíritu es nacionalista y territorial explicaba en la terraza de un hotel costero de la Franja. Otros dirigentes de Hamás, refugiados en el anonimato, cambiaban además de tercio y acusaban a los milicianos de Al Fatah de estar involucrados en operaciones para matar a líderes islamistas, y no a la inversa. Un debate a ciegas Una y otra vez el jurado trató de discutir las distintas posibilidades, pero como nadie dio la cara no era fácil rebatir sus argumentos o convencer al desconocido de lo contrario. Los pros y los contras de cada teoría se trataron a ciegas y con suposiciones, con la esperanza de atinar con los pensamientos del disidente. En realidad ocurrió lo contrario. El jurado tenía que pronunciarse sobre tres cargos de terrorismo, y la unanimidad en cualquiera de ellos habría acarreado automáticamente la pena de muerte. En uno de estos cargos el resultado durante toda la semana fue de 11 a 1, pero en los otros dos el disidente encontró un nuevo adepto para el resultado final, que quedó en 10 a 2. The Washington Post entrevistó de forma anónima a otro miembro del jurado que votó en contra, convencido éste de que el papel del francés de origen marroquí, de 37 años, en los atentados fue insignificante. Lo que ninguno de ellos aceptó fue la posible enfermedad mental que argumentaron sus desesperados abogados al final del juicio, una vez que Moussaoui destruyese todas sus estrategias al testificar voluntariamente. Más bien le consideraron inteligente, listo, astuto y gran manipulador dijo la maestra que dirigió el jurado. Israel, vigilante La penetración de Al Qaida en Gaza y Cisjordania, vigilada día a día por la Inteligencia militar israelí, se ha convertido de hecho en el principal argumento de quienes abogan por abrir un diálogo directo con Hamás, siempre y cuando mantenga la tregua declarada hace ya más de 15 meses, sin necesidad en cambio de que cumpla las otras dos condiciones (reconocimiento de Israel y respeto a los acuerdos del pasado entre la OLP y la ANP e Israel) exigidas por Tel Aviv y por el conjunto de la comunidad internacional. Entre esas personalidades destacadas se encuentra, por ejemplo, el ex ministro israelí de Seguridad Interior y de Asuntos Exteriores y ex embajador en Madrid, Shlomo Ben Ami, quien ha declarado en público la necesidad de llevar a cabo ese diálogo para evitar en lo posible un escenario todavía peor que el actual: la caída de Hamás en paralelo al fortalecimiento ejecutivo de Al Qaida en Gaza y Cisjordania. Por de pronto, poco a poco, han asentado sus reales en la zona, sobre todo en la Franja. Su nombre de marca: Al Tawhid Al Yihad (Unificación y Guerra Santa) Las autoridades quitan hierro Las autoridades palestinas han querido quitar hierro en los últimos días a estas amenazas, así como a la entrada de miembros de Al Qaida en la Franja mediterránea procedentes de Egipto (hecho confirmado a ABC por fuentes de la Inteligencia Militar israelí) pero a su vez han ordenado reforzar la seguridad de los líderes amenazados, alguno de los cuales, sobre todo Dahlán, no duerme ya apenas en Gaza y lo hace entre Al Arish, ciudad egipcia fronteriza con la Franja, y Ramala. Los terroristas amenazan de muerte en sus octavillas al propio presidente y a cinco de sus colaboradores