Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 5 2006 Espectáculos 63 V Premio Covite Competirá en Cannes con Volver Arteta, premiado por su compromiso con las víctimas del terrorismo El director de cine Iñaki Arteta ha sido galardonado con el V premio Internacional Covite, que le ha concedido el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco por su permanente compromiso en ayudar a mantener viva la memoria de las víctimas del terrorismo Su filmografía consta de títulos como Material sensible Sin libertad Voces sin libertad y Trece entre mil Almodóvar dice que el cine atraviesa una crisis de creatividad El director Pedro Almodóvar, que competirá en el Festival de Cannes con su última película, Volver piensa que el cine atraviesa una terrible crisis de creatividad, la más grave de su historia debido a la mala calidad de los guiones según ha declarado a Le Nouvel Observateur Los franceses están enamorados de Almodóvar dijo ayer el director artístico del Festival de Cannes, Thierry Fremaux. Cruzada mundial contra El Código Da Vinci a una semana del estreno b Tom Hanks declara a un diario Slither (La plaga) Terror baboso, comedia pringosa EE. UU. 2006 Director: James Gunn Intérpretes: Nathan Fillion, Elizabeth Banks, Michael Rooker, Gregg Henry británico que sería un gran error tomarse al pie de la letra el filme. Es una historia estupenda y muy divertida, que no hiere a nadie ABC MADRID. El actor Tom Hanks ha afirmado al vespertino londinense Evening Standard que no hay que tomarse al pie de la letra el filme El Código Da Vinci porque se cometería un grave error. Es una historia estupenda, muy divertida... y todo está en el diálogo. No hiere a nadie Mientras, la Iglesia Católica sigue su cruzada contra la película, con distinto grado de intensidad, dependiendo del país, cuando falta una semana para su estreno, que tendrá lugar el día 19, tras su presentación mundial en la inauguración del Festival de Cine de Cannes. El cardenal Francis Arinze, prefecto de la Congregación del Culto, exhortó a los cristianos a utilizar todos los medios legales para impedir la distribución de la película. Los cristianos- -dice- -no pueden quedarse con los brazos cruzados diciéndose debemos perdonar y olvidar La Iglesia católica polaca se limitó a recordar los errores históricos flagrantes del libro de Dan Brown. En Alemania, la Iglesia católica no desea conflictos y en Grecia, la Iglesia Ortodoxa condena el contenido aberrante de la obra En Oriente Medio, las autoridades egipcias pidieron la retirada de la película, al igual que sucederá en Jordania dependiendo de las reacciones hostiles Mientras en la India han convocado una huelga de hambre, el arzobispo chileno Cristán Caro, de Puerto Montt, exhortó a los católicos a no ver el filme. En Estados Unidos, el Opus Dei, uno de los blancos del libro de Dan Brown, denuncia que el libro está repleto de mentiras, de deformaciones de la realidad, imágenes satánicas e inexactitudes históricas Fue precisamente el Opus Dei quien ya trató en vano de obtener que los productores de la película hicieran una advertencia señalando que el contenido del filme era una ficción. FEDERICO MARÍN BELLÓN Un fotograma de la película, plagada de efectos especiales ABC Caos Película lavadora con manchas EE. UU 2006. 98 minutos Director: Tony Giglio Intérpretes: Jason Statham, Ryan Phillippe, Wesley Snipes JOSÉ MANUEL CUÉLLAR sto pasa mucho, a veces es coincidencia, otras se hace de forma inconsciente y otras pensando que mezclando de aquí y de allá se va a sacar un producto decente, o medio decente. Es el caso de este Caos de Tony Giglio (vaya nombrecito, como para que nos lo tomemos en serio, el del director claro) una especie de película lavadora donde se echa de todo un poco a ver qué sale: tiene el comienzo de Plan Oculto igualito, pero mucho menos cuidado; la estructura de Crash con menos talento por supuesto, y un final inspirado en Sospechosos habituales que no está mal pero que a uno le da la impresión de esa cara ya la he visto de verla pasear por mi barrio Con todo, el resultado de la batidora que ha hecho Giglio es medio cutre, fundamentalmente por el guión, que establece unos diálogos lamentables, del siglo pasado en cuanto a forma y de conceptos éticos de la Edad de Hierro en el fondo. Hay, sin embargo, algún dato E positivo, como que al desenlace se le ha buscado una vuelta de tuerca, previsible pero voluntariosa, si bien pesan más los descuidos y la falta de talento que los lazos positivos. De hecho, incluso hay tomas repetidas (cuando Ryan Phillippe escucha la grabación del banco) excesivamente cercana una de la otra como para pasarla por alto, en un error de montaje realmente insólito. Es lo que tienen estas lavadoras, aunque Giglio consiga mantener cierta tensión, la falta de originalidad y de personalidad propias están presentes a lo largo de toda la narración, por lo que acaban lastrando la película. La trama alberga picos continuos producidos por frases deslavazadas y, aunque el resultado global se deja ver si no se le pide excesivas exigencias, las lagunas y agujeros de lo expuesto (la salida de los rehenes, por ejemplo) socava la labor de Giglio y los actores, que pocas veces consiguen alzar el vuelo de una película con ciertas pretensiones, pero adelantada por la derecha y por la izquierda por propuestas parecidas pero con mucho más talento y estilo en su exposición final... Nos queda el espectáculo, que aún no siendo la octava maravilla, se desliza por la retina sin mayores molestias. Pero, ante todo, queda la impresión de haber visto mucho más de todo esto y, lo que es peor, mejorado respecto a este trabajo un tanto simplón. os que entienden del género (ya explicaremos de cuál) los expertos en vengadores tóxicos y gurús de los amaneceres tétricos sabían desde hace tiempo que James Gunn no tardaría en pasarse a la dirección. Al chico no se le puede negar un talento singular, una capacidad única para mezclar el cine de zombis, los alienígenas y babosas de toda la vida (hasta el cine español tuvo sus Slugs y un humor más negro que el futuro de la cuenta vivienda de un veinteañero, todo ello ligado con el engrudo underground que se le ha pegado con los años a su currículum. El escurridizo sistema de calificación por estrellas no alcanza- -nunca lo hizo, pero este caso es peor- -para orientar al lector sobre lo que puede encontrarse una vez instalado en la buLo cierto es taca. El espectador que para medio (por ejemplo, sintonizar el mi madre y casi cualquiera de sus coetáfilme de neos) no abandonaGunn es ría un rictus de asco necesario en hora y media, por moverse en más que le gusten las viejas películas de la misma longitud de miedo y las buenas comedias. Por el contraonda que su rio, jóvenes, amantes humor de lo friki y otros públicos que no faltan en la mejor familia recibirán este título con el abrazo que se reserva a las obras maestras. Lo cierto es que para sintonizar el filme es imprescindible moverse en la misma longitud de onda que su humor. De lo contrario, uno puede sentirse como un jugador de ajedrez en una partida de mus, sin entender uno solo de los guiños. Se nota que Gunn ha mamado el cine de terror. Que la dieta haya sido de provecho es cuestión de opiniones, pero no se le puede negar cierto esmero en los diálogos y un sello personal, retro y viscoso en su debut en el largo. Con Michael Rooker como monstruoso protagonista, sólo le ha faltado titular su obra Henry, retrato de un calamar L