Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 5 2006 Espectáculos 57 VIERNES DE ESTRENO Salma Hayek, en un fotograma de Pregúntale al viento ABC entrevista a SALMA HAYEK actriz Me siento discriminada La actriz mexicana se enamora de Colin Farrell en Pregúntale al viento una historia de amor entre dos inmigrantes que no logran cumplir el sueño americano en plena depresión en los años 30 FABIÁN W. WAINTAL LOS ÁNGELES. Apenas pasan unos minutos de las diez de la mañana y el reloj no se detiene, aunque tenga que esperar a Salma Hayek. El silencio de Beverly Hills en la suite 221 del Hotel Four Seasons genera todavía más expectativas. Me entretuve con otros periodistas aclara con una seductora sonrisa muy fácil de perdonar. Pide agua y, con la mayor tranquilidad, acepta la propuesta de tratar temas tan diferentes como la discriminación racial en Hollywood, la influencia de los hombres en su vida o la eterna búsqueda de la felicidad. ¿Siempre estuvo orgullosa de llamarse Salma Hayek? ¿De chica nunca imaginó algún nombre más convencional? -De chica no me gustaba mi nombre. Me sentía un poco incómoda con él. Quería llamarme Claudia. Cuando empecé mi carrera, en México, me dijeron: Te lo tienes que quitar Insistían en que nadie se iba acordar de Salma Hayek. En ese momento le tomé cariño a mi nombre. Nunca más lo quise cambiar. Sólo ella pronuncia a la perfección la mexicana ciudad de Coatzacoalcos, donde nació el 2 de septiembre de 1966. Sí, cumple 40 dentro de muy poco tiempo. De origen libanés, Salma significa algo así como bienvenido, en árabe nos cuenta la actriz. Y Hayek es una palabra que proviene de hayito que es como hermano. Así que yo vengo a ser como la hermana bienveni- da El apellido lo heredó de su padre, Sami, ejecutivo de una compañía petrolera. Su madre, Diana Jimenez Hayek, era cantante de ópera. Todavía me consienten mucho. Fueron buenos papás. Todo lo que quería me lo daban El único inconveniente es que sus padres no estaban de acuerdo en que Salma soñara con ser actriz. Pero la rebeldía ya se le había notado cuando la expulsaron de una escuela de monjas en Nueva Orleans. Los padres creyeron que estaba estudiando en la Universidad Iberoamericana de México, cuando empezó a tomar las primeras clases de actuación en secreto. Al principio, tampoco fue tan fácil. Quejándose en un programa de TV hispa- no sobre los estereotipos de personajes latinos de prostitutas o sirvientas, llamó la atención del entonces principiante director Robert Rodríguez, que la eligió para protagonizar sus primeras dos películas en Hollywood: Desperado con Antonio Banderas, y Abierto hasta el amanecer con George Clooney y Quentin Tarantino. Salma abrió su propio camino con un marcado y orgulloso acento mexicano. Con Russell Crowe protagonizó Breaking Up Con Matt Damon y Chris Rock apareció en Dogma y con Will Smith filmó Wild Wild West Ya había ganado un nombre propio cuando logró producir su propia película sobre la vida de Frida Kahlo, convirtiéndose en la segunda actriz latina nominada al Oscar como mejor actriz (la primera había sido Fernanda Montenegro) Con Banderas volvió en otra versión de Desperado llamada Once Upon a Time in Mexico y se destacó con Pierce Brosnan en After the Sunset Imparable, este año piensa estrenar tres películas: Pregúntale al viento con Collin Farrell; Paint y Bandidas con su gran amiga Penélope Cruz. ¿Cómo ayudó en su carrera la nominación al Oscar por Frida -No me parece que Frida me haya convertido en actriz. Yo ya era actriz. (Pasa a la página siguiente)