Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 5 2006 53 Cultura y espectáculos Antonio Gamoneda, al ganar el premio Reina Sofía de Poesía: Mi obra podía ser mejor Conoció la noticia en un tren y dice que la poesía es una forma de necesidad que se programa solita de Arden las pérdidas recitó ayer en Palacio junto a Juan Gelman, premiado el año anterior, José Manuel Caballero Bonald y Jorge Boccanera JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) se bajó del tren en Chamartín, procedente de León, ayer a las 15: 40. Caminaba despacio por el andén y allí se abrazó a su hija Amelia. No hacía ni dos horas que sabía por una llamada al móvil que era el ganador del premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana de este año. Desde que me lo han dicho, traté de seguir trabajando pero esto no paraba de sonar... dice señalando al teléfono móvil, con la batería exangüe, y se lo entrega a Amelia. Tiene su enjundia que Gamoneda conociese la gloria del premio de Patrimonio Nacional subido a un tren, en medio del camino a Madrid. Ahora sabe que el jurado ha destacado en su obra la señal explícita de una tradición escondida, asociada a la tierra y la vivencia y que le considera ajeno a las habituales clasificaciones generacionales y de hondura inigualable No en vano se impuso en la reñida votación final a Blanca Varela y Francisco Brines. El jurado lo ha presidido Yago Pico de Coaña, presidente de Patrimonio, y lo b El autor Gamoneda, ayer, nada más bajarse del tren, en la estación de Charmartín, sube unas escaleras eléctricas forman Juan Gelman, José Saramago, Josefina Aldecoa, Humberto López Morales, Santiago Castelo, Enrique Battaner y Anna Caballé, entre otros. Estamos en una estación y la poesía parece un paso a nivel, intenso e inesperado, cuyas vías no sabemos dónde llevan. Y las palabras son traviesas. El caso es que ganó Gamoneda, aunque es poeta del olvido y la pérdida, cuando venía a Madrid a acompañar a Gelman, premiado el año anterior, en la entrega del galardón y en el recital junto a Caballero Bonald y a Boccanera. DANIEL G. LÓPEZ Ahora asume el premio con alegría pero sin excitación, según confiesa mientras la megafonía anuncia un tren, tal vez poético, que salió de Tres Cantos. Chamartín es un hervidero de idas y (Pasa a la página siguiente)