Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad VIERNES 12 5 2006 ABC Ciencia Descubren en África el primer nuevo género de primate en 83 años b En principio se pensó que este Los delfines, como los humanos, usan nombres propios para llamarse entre sí También se les puede enseñar a usar señales para referirse a objetos b Un estudio de la Universidad de Saint Andrews (Escocia) ha demostrado que, mediante sus silbidos, estos cetáceos transmiten información identificatoria individual ELENA D. DAPENA MADRID. Dicen que sólo se sabe lo que se sabe decir. Pues bien: los delfines dicen sus nombres y los de sus familiares. Una vez más, queda demostrado que estos mamíferos acuáticos albergan rasgos propios de la inteligencia. Tres años de análisis del equipo de Vincent M. Janik- -de la Universidad de Saint Andrews (Escocia) -han confirmado que, desde la infancia, estos mamíferos empiezan a desarrollar un aprendizaje vocal que mantendrán el resto de su vida. La investigación se realizó en aguas de Florida, con delfines bottlenouse nariz de botella Los científicos grabaron los sonidos de los delfines. A continuación, mediante un sintetizador, despojaron esos silbidos de sus características individuales de voz, manteniendo la forma de modulación de la frecuencia. Hecho esto, reprodujeron con altavoces submarinos los sonidos alterados a un grupo de catorce delfines. Algunos de los sonidos grabados eran de familiares de los delfines que fueron expuestos al ruido. Nueve de los catorce mamíferos que los escucharon se dieron la vuelta hacia los altavoces con más frecuencia que cuando se estaban emitiendo los mensajes de delfines que no eran de su familia. Esto demuestra que la especie descodifica el contenido del mensaje, no sólo el tono. mono pertenecía a los Lophocebus pero los análisis han desvelado que constituye un género en sí mismo E. D. D. MADRID. Hace un año se descubrió en el Monte Rungwe, al sur de Tanzania, una nueva especie de mono, que supuestamente pertenecía al género Lophocebus Han tenido que pasar doce meses para que un grupo de investigadores confirme lo inesperado: el primate constituye en sí mismo un género nuevo, desconocido hasta ahora. En honor al lugar donde lo han encontrado, le han bautizado Rungwecebus Un grupo de investigadores de la Sociedad de Conservación de la Vida Salvaje de Mbeya es el responsable de este hallazgo. Los resultados se basan- -según dice un estudio publicado Science en los primeros datos filogenéticos moleculares y morfológicos de un ejemplar. Dicen que el kipunji (nombre que le dan los habitantes de la zona) debe ser inmediatamente retirado del grupo Lophocebus Su género está, incluso, más relacionado con el babuino Papio aunque anatómicamente no se parecen. El Rubwecebus kipunji es un animal arbóreo y de tamaño medio. Su pelaje es mezcla de gris y marrón, con algo de blanco en el vientre y la cola, y sus extremidades, igual que su rostro, negras. Por primera vez en 83 años se descubre un nuevo género de primate... y ya está en peligro de extinción. La especie no se había conocido antes, según T. Jones- -uno de los responsables del hallazgo- porque son tímidos, viven en áreas remotas y existen menos de mil ejemplares. La fragmentación de su hábitat y la caza, dejan al recién nacido Rubwecebus en una arriesgada tesitura que puede culminar en su desaparición. Los delfines son conocidos por su afabilidad con el ser humano contacto con su grupo en situaciones de amenaza. Los pingüinos, por ejemplo, utilizan este sistema para mantener su grupo cohesionado, pero todos los individuos de la especie usan el mismo tipo de llamada. Laela Sayigh, de la Universidad de North Carolina (EE. UU. ya había conducido un estudio que probó que los delfines podían reconocer a miembros de su misma especie, pero esa discriminación podía basarse simplemente en características de sus sonidos. Tras el análisis de Janik se ha puesto de manifiesto que, además, estos mamíferos acuáticos pueden transmitir información individual de identidad. Este desarrollo de tipos distintivos de llamadas requiere un aprendizaje. Co- AP Los únicos además del ser humano La mayoría de los animales codifica alguna información de identidad en sus sonidos, que puede dar detalles de la especie, la población, el grupo o la línea familiar. Muchas especies se comunican con el objeto de transmitir señales de socorro o para mantener el Los bottlenose comienzan su aprendizaje vocal en la infancia y lo perpetúan el resto de su vida pian los silbidos unos de otros. Así, a los bottlenose se les puede enseñar a usar señales artificiales para referirse a los objetos. El director de la investigación ha asegurado, ante tal hallazgo, que los delfines han sido capaces de desarrollar habilidades similares a las que tienen los seres humanos Son los únicos animales- -asegura su estudio- además de los humanos, de los cuales se ha demostrado que pueden transmitir información identificatoria con independencia de la voz de quien la emite Las peculiaridades de estos animales han sido aprovechadas en múltiples ocasiones por el ser humano. En 1988, al psicólogo David Nathanson empezó a darse baños con estos cetáceos para tratar su depresión. A raíz de esta experiencia, se ha desarrollado la delfinoterapia que consiste en utilizar delfines en programas terapéuticos para personas con deficiencias. Conforme pasa el tiempo, estos mamíferos siguen maravillando al ser humano. Ahora se ha demostrado que tienen su propio lenguaje identificatorio. ¿Con qué nos sorprenderán mañana?