Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 5 2006 29 Jacques Chirac aparece implicado en el escándalo Clearstream por nuevas revelaciones en la prensa francesa La investigación del 7- J concluye que los atentados de Londres fueron inevitables por insuficiencia de medios La UE pide a los iberoamericanos que no cedan ante las tensiones regionales La Comisión dice que no prevé tratar con los países por separado b Para beneficiarse de la coopera- ción con Europa, los países de América Latina deben mantener los procesos de integración regional frente a las divisiones ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL VIENA. La Unión Europea quiere ofrecer más ayudas a América Latina (unos dos mil millones de euros podrían ser aprobados por el Banco Europeo de Inversiones) pero a cambio los países americanos deberían mantener los procesos de integración regional y poner fin a sus divergencias. La comisaria de Relaciones Internacionales, Benita Ferrero- Waldner, confirmó ayer que la UE no tiene previsto en ningún caso sustituir las negociaciones con los grupos regionales por negociaciones bilaterales con cada país por separado. La situación por la que atraviesan las principales organizaciones regionales en Iberoamérica, especialmente la Comunidad Andina de Naciones (CAN) tras el anuncio de la retirada de Venezuela, está siendo el elemento central de esta cuarta reunión de jefes de Estado y de Gobierno de Europa e Iberoamérica. Aunque el secretario mexicano de Exteriores, Luis Alberto Derbez, trató de quitar importancia a la situación diciendo que se trata solamente de divergencias de corto plazo los presidentes del otro lado del Atlántico iban llegando a Viena sabiendo que unos y otros se están lanzado insultos y acusaciones de injerencia. El más sonado ha sido el del brasileño Lula contra el venezolano Hugo Chávez, al que acusó de estar minando la integración regional El eufemismo de la nueva realidad política en América Latina no esconde que hay dos visiones claramente enfrentadas sobre cómo deben hacer frente a la globalización estos países, y de la que se imponga dependerá el futuro de las relaciones de toda la región con Europa. Comunidad Andina El presidente boliviano, Evo Morales, la gran novedad en esta cumbre (él mismo ha pasado de estar en la anterior de Guadalajara en las barricadas de los movimientos de protesta a estar en esta de Viena entre los delegados) la inauguró ayer extraoficialmente con una ruidosa rueda de prensa en la que anunció que había enviado cartas por un lado a Venezuela, para pedirle que congele el proceso de su salida de la CAN, y a los otros miembros (Colombia, Ecuador y Perú) para solicitar que congelen a su vez las conversaciones para firmar tratados de libre comercio con Estados Unidos que en su opinión van contra el espíritu de la CAN De manera que se deduce que si estos tres países no hicie- REUTERS es posible acudirá a los tribunales internacionales Brufau dijo que hasta que expire el plazo de 180 días para concretar los términos de la normativa del Gobierno boliviano, y se comience a operar de forma acorde a la nueva ley, será muy difícil valorar el impacto definitivo de la medida ran caso a sus requerimientos, es más que probable que Bolivia siguiera el camino de Venezuela, lo cual sería un golpe mortal contra la Comunidad Andina. Para Benita Ferrero, por el momento nosotros creemos que la CAN resolverá sus problemas y por ello no se prevé la posibilidad de que la Comisión emprenda el camino de las negociaciones por separado. Europa también les ha lanzado el mismo mensaje a los países centroamericanos, con los que la Comisión ha accedido a escenificar hoy el comienzo de las relaciones para el tratado de libre comercio, pero condicionándolas a que en diciembre se haya constatado que estos pequeños estados hayan puesto en marcha efectivamente el acuerdo aduanero entre los cinco (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica) Cuba ha logrado una mención a la ley Helms- Burton, en la que se recuerda que todos reafirmamos nuestras posiciones conocidas que es como no decir nada, una forma de constatar que en estos momentos su posición individual está bastante debilitada por el hecho de que fuera de este eje con Venezuela no forma parte de ninguna entidad regional ni tiene relaciones específicas con la UE. La presidencia austriaca insistió, cada vez que se le preguntó sobre el capítulo de los derechos humanos en la isla, en que no es el momento