Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional OPERACIÓN ATRIO QUERELLAS DE ANTICORRUPCIÓN VIERNES 12 5 2006 ABC La Fiscalía dice que las empresas están en quiebra y que la estafa pone en peligro la economía nacional Asegura que hasta 2004 el desfase patrimonial sólo de Fórum Filatélico era de más de 2.400 milllones Fórum Filatélico es un negocio de tipo piramidal, carente de lógica y abocado al fracaso en situación de absoluta insolvencia P. M. N. V. MADRID. El análisis de las querellas presentadas por la Fiscalía Anticorrupción contra Afinsa y Fórum Filatélico da una idea precisa de la gravedad del asunto. En el primer apartado de ambas, el ministerio público asegura que el delito defraudatorio tiene unas dimensiones tales que puede producir una grave repercusión en la seguridad del tráfico mercantil y en la economía nacional A ambas sociedades se les imputa, además de estafa, los delitos de blanqueo de capitales, insolvencia punible y administración desleal, y en el caso de Afinsa delitos contra la Hacienda Pública y falsedad en documento privado. Sólo en lo que se refiere a Fórum Filatélico, la Fiscalía asegura que el desfase patrimonial de la empresa era, en 2004, de 2.416 millones de euros. Dado que esa cifra aumentaba todos los años, a día de hoy resulta aún imposible dar una cifra exacta. Los querellados son, además de la sociedad, Francisco Briones Nieto, presidente del Consejo de Administración; Miguel Ángel Hijón Santos, miembro de ese consejo; Agustín Fernández Rodríguez, secretario del mismo; Francisco José López Gilarte, del consejo y delegado en Sevilla y Juan Macía Mercadé, también del consejo. b Para el ministerio público, rización pactada En concreto, señala que la relación finaciera entre el cliente y la empresa es la de un préstamo La situación patrimonial de Fórum Filatélico es claramente de quiebra, que va incrementándose endémicamente con el tiempo por el mero hecho de su funcionamiento En 2001 la Agencia Tributaria el desfase patrimonial era de 1.109. millones de euros, con un activo realizable que ascendía al 28,2 por ciento; en 2004, el agujero era de 2.416, en el mejor de los casos. La querella dice que para que la empresa pudiera hacer frente a sus compromisos, le resultaba esencial la red de agentes de venta (eran 2.700 en 2004) para que con el dinero nuevo pagara a los antiguos inversores: Un negocio de tipo piramidal, carente de lógica y abocado al fracaso Incoherencia contable Francisco Briones, presidente de Fórum Filatélico da por los querellados añade la Fiscalía. Por ello, la empresa está hoy en situación de absoluta insolvencia, atendiendo al desfase patrimonial que ello ha generado La querella explica que la actividad de la empresa se articulaba en la realización simultánea de tres contratos: en el primero, la empresa vende los sellos al cliente; en el segundo, le ofrece un depósito gratuito de los sellos que ha comprado y en el tercero la sociedad se compromete a la recompra, siempre que el inversor lo quiera, por el importe pagado al principio más un mínimo garantizado. Los sellos, según la querella, son sobrevalorados según listas de precios de la propia compañía, que les llegaba FERNANDO BLANCO a asignar un valor trece veces superior al del mercado. Por eso, los clientes nunca se quedaban con ellos al final del mercado, ya que habrían perdido casi todo el dinero. Anticorrupción señala que la actual legislación es insuficiente para la dimensión del negocio, que por encima de su calculada formalidad debe calificarse de financiero por la certeza de la revalo- Sobrevaloración Para la fiscalía, Fórum Filatélico ha desarrollado en los últimos años un negocio defraudatorio de captación de ahorro masivo Buscaban inversores a los que garantizaban una alta rentabilidad por la compra y gestión de lotes de sellos sumamente sobrevalorados Los intereses no eran tales, sino parte del dinero en efectivo recibido de los nuevos clientes. Según Anticorrupción, Fórum Filatélico, en los propios términos en que se proyectó en el mercado, tenía necesariamente que defraudar la buena fe de los inversores mediante una doble ficción: que el lote de sellos adquirido con su inversión era de un valor extraordinariamente superior al real y que lo abonado como intereses tenía esa condición, cuando lo cierto es que era dinero procedente de otras aportaciones De tal modo- -añade el escrito- -los querellados diseñaron un negocio cuya única viabilidad consistía en reproducir ad infinitum esa práctica defraudatoria con nuevos clientes cuyas aportaciones eran utilizadas para pagar a los anteriores. Presuntamente, una parte sustancial de los fondos así captados fue directamente apropia- La querella admite que la actual legislación es insuficiente y que las sociedades tenían una actividad financiera Anticorrupción afirma que la Inspección tributaria ha comprobado la incoherencia contable entre compras externas de sellos y ventas declaradas o, dicho de otra manera, la empresa realiza compras de sellos a proveedores externos por unas cantidades muy superiores a las que necesita ofrecer a sus clientes. El descuadre, en 2001 era del 45 por ciento. La explicación a este hecho sólo puede ser que la empresa vendiera más de lo que declaraba o que comprara menos de lo que contabilizaba La sociedad lo justificó en que destruyó sellos por valor de 3.058 millones de pesetas (compró, según dijo, por valor de más de 8.000 millones) lo que para la fiscalía no resulta creíble. Además, proveedores de Fórum presentan perfiles sospechosos, vinculados a fraudes de IVA o incursos en procedimientos judiciales en sus países. EL ESTADO ES RESPONSABLE IVÁN HERNÁNDEZ URRABURU DESPACHO IURIS TANTUM asta hoy, y mientras las actuaciones judiciales desarrolladas por los Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional se declaraban secretas, todos los inversores, o por mejor calificarlos, ahorradores que han invertido en Fórum Filatélico y Afinsa, han tenido que soportar continuas manifestaciones, por parte de los representantes del Estado, que consideramos improcedentes sobre todo cuando se insiste en que dichas entidades, por su actividad, se encontraban excluidas de la supervisión pública y, por tanto, de las garantías que la Administración pro- H porciona a los inversores a través, entre otros organismos del Fondo de Garantía de Depósitos y el Consorcio de Compensación de Seguros. Tal planteamiento, en opinión de este letrado y de gran parte de auditores, ya era errónea antes de surgir el actual escándalo, ya que la disposición adicional cuarta de la Ley 35 03 de Instituciones de Inversión Colectiva, que en teoría regulaba este tipo de sociedades, establecía claramente un control por parte de la Administración Pública, y en concreto, a cargo del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) dependiente del Ministerio de Economía, por las autoridades competentes en materia de consumo y por la propia CNMV; controles que obviamente han resultado absolutamente ineficaces. Sin embargo, el examen de las querellas presentadas por la Fiscalía po- nen de manifiesto que fundamentan la acusación de fraude de Fórum Filatélico y Afinsa en que la actividad desarrollada por estas dos sociedades era en realidad una actividad financiera y no de compra de sellos. Es decir, la propia Fiscalía, con fundamento en los informes de la Agencia Tributaria, y por tanto del Estado, reconoce que la actividad de estas empresas debía haber sido supervisada e inspeccionada bien por la CNMV, bien por el Banco de España, bien por la Dirección General de Seguros. No habiéndose producido este control y, por tanto, siendo imputable al Estado la responsabilidad de que se haya perpetrado el fraude que afecta a más de 350.000 personas, la Administración es responsable subsidiaria de los perjuicios causados a los inversores, responsabilidades que deben ser exigidas en jurisdicción penal o en vía administrativa.