Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 5 2006 11 La Fiscalía intenta subsanar el error y pide el reingreso en prisión del procesado por el 11- M La candidatura de Broseta, alternativa a la de Alcaraz, desata la lucha por el control de la AVT UNA COMEDIA LIGERA MIQUEL PORTA PERALES A estas alturas, el vodevil que se representa en Cataluña no sorprende. Preguntas y respuestas. ¿Por qué Rodríguez Zapatero promete aceptar el Estatuto que apruebe el Parlamento de Cataluña? Porque Cataluña es un granero de votos socialistas y piensa que un Estatuto soberanista abriría el camino a la solución de un denominado conflicto vasco que le proporcionaría réditos electorales. ¿Por qué el Parlamento de Cataluña aprueba un Estatuto inconstitucional? Porque los partidos que lo apoyan- -en un acto de dadaísmo político: todo vale- -incorporan sus deseos en el redactado esperando que Rodríguez Zapatero cumpla su promesa. ¿Por qué Zapatero y Artur Mas firman en enero de 2006 el acuerdo global que corrige en parte el despropósito del Parlamento de Cataluña? Porque Rodríguez Zapatero necesita relegar a un imprevisible e incapaz Maragall que, cual abogado de secano, no consigue- -quizá no quiera, por convicción o electoralismo- -que el Par- lamento de Cataluña apruebe un texto con posibilidades de homologación constitucional y porque Rodríguez Zapatero necesita un socio que le permita prescindir de una ERC obsesionada por la identidad y sin cultura de gobierno, y cree que el pacto con CiU le asegurará apoyos ante una eventual minoría del PSOE o el PP. Por su parte, Artur Mas entiende que el pacto le devuelve a la centralidad política con las posibilidades electorales que ello implica. ¿Por qué Maragall no excluyó antes del Govern a una ERC que le creaba problemas y anunciaba su no en el referéndum? Porque ERC le permitía subsistir en el poder frente a un pacto PSC- PSOE CiU. ¿Por qué ERC se abstuvo en el Senado una vez anunciado el no en el referéndum? Porque creía que así continuaría en el poder o lo reconquistaría tras nuevas elecciones. ¿Por qué- -finalmente- -Pasqual Maragall convoca nuevas elecciones? Porque el desbarajuste amenaza su poder, necesita demostrar autoridad, no puede facilitar que su partido designe a otro. En ese vodevil, ¿qué papel juega Rodríguez Zapatero? Lo dijo Pere Macias, portavoz de CiU en el Senado: es el garante del éxito del proceso O sea, es quien adapta el guión a su conveniencia. CiU, otra vez decisiva, garantiza la estabilidad hasta los comicios Mas confía en recuperar la mayoría para gobernar tras el desastre del tripartito b La posibilidad de un futuro pacto CiU- PSC cobra fuerza de nuevo, siempre y cuando Maragall no repita como presidente de la Generalitat M. J. C. BARCELONA. El líder de CiU, Artur Mas, se convirtió ayer en el garante de la gobernabilidad catalana, tras reiterar su compromiso de apoyar a Pasqual Maragall si rompía el tripartito y anunciaba un adelanto electoral. Tras reunirse con el presidente de la Generalitat, quien le comunicó oficialmente su decisión de destituir a los consejeros republicanos, Mas confirmó su oferta de garantizar la estabilidad del Gobierno hasta la celebración de los comicios autonómicos. Un apoyo que puede ser el embrión de un futuro pacto CiU- PSC- -siempre y cuando Maragall no se presente de nuevo a las elecciones- pese a que los nacionalistas están convencidos de que el desastre del tripartito permitirá a CiU recuperar el gobierno de la Generalitat con una mayoría suficiente. En ese caso, Mas está dispuesto a extender ese apoyo al presidente José Luis Rodríguez Zapatero e implicarse en la gobernabilidad española de una forma más intensa. O lo que es lo mismo, a que CiU tenga ministros en el Gobierno socialista. Una sobrevivir al Estatuto y el apoyo de CiU a iniciativas del Gobierno empieza a ser una constante. Además, el Gobierno de Zapatero empezará a incorporar a IU en los segundos escalones de algunos ministerios- -Pedro Antonio Ríos lo hará como asesor de Pérez Rubalcaba en Interior, pero no será el único- -como gesto hacia la coalición. El PSOE acogió ayer la ruptura del tripartito con satisfacción y alivio, consciente de que el debate estatutario catalán le ha desgastado en exceso. En el PSOE, donde ven a los dirigentes de ERC en el Congreso hundidos se piensa que Maragall ha hecho lo que tenía que hacer Y ahora toca lo más difícil, porque un sector cada vez más amplio del PSOE quiere que sean los propios maragallistas del PSC los que empujen y convenzan al presiden- te de la Generalitat para no repetir como cabeza de lista. En el PSOE apostarían por Montilla, pero él ofrece serios reparos a tener que enfrentarse primero con Maragall y luego con un exultante Artur Mas, que se atribuye no sólo la cuadratura del Estatuto, sino el fin del tripartito, el desgaste de Maragall y la pugna interna en ERC. Para el PSOE, aun contemplando el adelanto electoral como el mejor escenario posible, cunde el temor de que, sea quien sea su candidato, el ciudadano termine por castigar a los socialistas por la creencia de que Maragall no ha gobernado. Y cunde el temor, además, de que esa sea la mejor baza de CiU... aunque con CiU de nuevo en la Generalitat Zapatero se garantizaría un apoyo parlamentario con menos sobresaltos que con ERC. posibilidad que ya se debatió en el encuentro que Mas y Zapatero mantuvieron en La Moncloa el pasado mes de enero para pactar el nuevo Estatuto y que ahora cobra fuerza, tras la debacle del tripartito, provocada por un partido, ERC, que siempre incomodó a Zapatero. Una primera muestra de esa voluntad de pacto tendrá lugar en los días previos al referéndum del 18 de junio, donde los nacionalistas no utilizarán la campaña para criticar a los socios del tripartito, evitando así que la cita en las urnas se convierta, tal como pretende ERC, en un plebiscito preelectoral. Entre los proyectos más importantes que, de aquí a fin de año, deberá impulsar el Gobierno socialista está el de los Presupuestos de la Generalitat, que en el peor de los casos podría solventarse con una prórroga. Mas apeló al sentido de país que, según dijo, siempre caracterizó a CiU, y aseguró que garantizará la mínima estabilidad necesaria del Gobierno catalán hasta el 18 de junio seguro y que tras el referéndum y hasta las elecciones, también No dejaremos a nadie a la intemperie, pero reclamaremos que el Gobierno haga lo que ha de hacer, que es ocuparse de la gestión del día a día El PP ve tardías las decisiones Por su parte, el presidente del PP catalán, Josep Piqué, calificó de correctas las decisiones del presidente de la Generalitat, pese a que las estimó tardías. Piqué, que ofreció apoyo parlamentario al PSC para garantizar la estabilidad hasta que se celebren los comicios, apostó por que la cita electoral se produzca antes del referéndum y que Pasqual Maragall se comprometa a no repetir como candidato. El PP pide que la cita electoral se produzca antes del referéndum y que Maragall no repita como candidato