Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 12 5 2006 ABC Nacional Maragall recibe a Carod, ayer, a las puertas del despacho del presidente catalán en el Palacio de la Generalitat YOLANDA CARDO Maragall echa del tripartito a los consejeros de ERC y anuncia un adelanto electoral a otoño Un amplio sector del PSOE plantea que los afines al president le convenzan de no ser el candidato a la decisión de Maragall con la retirada de los doscientos altos cargos republicanos para provocar la parálisis en la acción de gobierno M. J. CAÑIZARES M. MARÍN BARCELONA MADRID. Habrá elecciones anticipadas en Cataluña con ERC fuera del Gobierno. El PSC vio ayer cumplido su deseo de que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, expulsara a los consejeros de ERC, con la premisa de que no podía haber miembros del Ejecutivo catalán contrarios al nuevo Estatuto que promueven los socialistas. Los republicanos respondieron con la retirada de todos sus altos cargos- -unos doscientos- lo que provocará una parálisis de la acción de gobierno. Maragall anunció la destitución de Josep Bargalló (primer consejero) Xavier Vendrell (Gobernación) Marta Cid (Educación) Carles Solà (Universidades) Anna Simó (Bienestar y Familia) y Josep Huguet (Comercio y Turismo) lo que pone fin a dos años de Ejecutivo tripartito y al Pacto del Tinell. La crisis forzará la entrada de nuevas caras en la Generalitat. Se barajan, entre b Carod responde otros nombres, los de los socialistas Ernest Maragall, hermano del president y de Miquel Iceta. He hecho todo lo que estaba a mi alcance para que ERC participara del acuerdo sobre el Estatuto. Consecuentemente, con este espíritu, he ofrecido a ERC que la salida del Gobierno de sus consejeros sea entendida estrictamente como una decisión políticamente obligada, no querida, no deseada dijo Maragall. Una decisión que calificó de dolorosa Asimismo, anunció la convocaria de elecciones en Cataluña antes de fin de año, previsiblemente en otoño. Un no a un nuevo tripartito De esta forma, el Gobierno de Pasqual Maragall afrontará el referéndum del 18 de junio- -la pregunta será ¿Aprueba el proyecto de Estatuto de Autonomía de Cataluña? que será convocado el próximo 17 de mayo, con una postura unánime a favor del sí No obstante, el presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, advirtió de que será peor el remedio que la enfermedad porque la brusca salida de los republicanos puede darles alas en las urnas a través de un mensaje victimista que quizá cuaje en determinado votante soberanista a la hora de pronunciarse respecto al proyecto catalán. Carod anunció que el no de ERC, además de entusiasta irá más allá del Estatuto, porque dejó entrever que será un no a la reedición del tripartito. La explotación por parte de ERC de ese victimismo era una posibilidad con la que especulaba un sector del PSC, consciente de que lo idóneo sería una ruptura contenida del tripartito. Los socialistas frenaron ya el intento de Maragall de anunciar la expulsión de ERC el pasado lunes, así como la convocatoria de elecciones, pues el PSC necesita tiempo para decidir la sucesión de Maragall como candidato a la presidencia de la Generalitat. La forma en que se ha escenificado la destitución de los republicanos tampoco ha gustado al aún socio de Maragall, ICV. El dirigente socialista informó de su decisión al presidente de ERC en una reunión que ambos mantuvieron en el Palau de la Generalitat. Carod no pudo disimular su enojo ante lo que calificó de gravísimo error político y, en con- Maragall califica su decisión de dolorosa, políticamente obligada, no querida y no deseada tra de lo previsto por Maragall, además de los seis consejeros, abandonarán las Generalitat todos los cargos de confianza que dependen de ERC- -secretarios y directores generales, y jefes de gabinete, entre otros- Carod aseguró que el presidente catalán ha castigado a ERC no sólo por su no al Estatuto, sino por presiones empresariales. El presidente de ERC dijo que se cumple así el acuerdo Mas- Zapatero -habló de PSOEvergencia y denunció la subordinación del PSC al PSOE. Carod concedió libertad de maniobra a ERC en el Parlamento catalán y en el Congreso español y añadió que la consulta del 18- J se convertirá en un plebiscito electoral. En las nuevas circunstancias, Maragall se garantizó el apoyo imprescindible de CiU para que el PSC gobierne en minoría hasta la cita electoral. Pero la ruptura del tripartito no sólo tendrá repercusiones en Cataluña. También en Madrid, en el Congreso, ERC dejará de ser el socio preferente de José Luis Rodríguez Zapatero, por más que el primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, se afanara ayer en demostrar lo contrario. De hecho, la empatía entre el PSOE y CiU en el Congreso supera ya la mutua dependencia de ambos para