Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 12 5 2006 ABC AD LIBITUM ÍDOLOS DE LA CUEVA O TE PASAS O NO LLEGAS ODRIGO Rato, el heredero al que José María Aznar borró de su testamento político, acaba de conocer en Washington las mieles que trae consigo el éxito teatral. Participó allí, en el papel de Alfonso VII, en una representación de La venganza de don Mendo y, a decir de quienes pudieron verlo, el hoy director del Fondo Monetario Internacional estuvo a la altura de los profesionales de la escena que pusieron en pie la obra de Pedro Muñoz Seca cuando, antes de que Alberto Ruiz- Gallardón fuera alcalde de Madrid, el Teatro Español lucía el repertorio de nuestros mejores creadores. En La venganza de don Mendo lo sabe todo M. MARTÍN el mundo, se dicen unos FERRAND versos, jocundos, en los que se recuerda que a más de una hora, señora las siete y media es un juego Un juego que no hay que jugarlo a ciegas pues juegas cien veces, mil, y a las mil ves, febril, que te pasas o no llegas En significativa coincidencia con la presentación de Rato como actor, la ruptura del tripartito que, contra las leyes de la lógica política, sostenía a Pasqual Maragall actualiza los versos de don Mendo. Cambia el calendario político para adelantar las autonómicas catalanas y es más que posible, probable, que, roto el juego de apoyos que sostienen a José Luis Rodríguez Zapatero, también se terminen adelantando las legislativas previstas para 2008. La situación actual es de difícil sostenimiento. Zapatero, a falta de ideas de mayor provecho, sostiene sus días con cimientos de nostalgia republicana mal documentada. Se ha inventado una II República que nunca existió. Ayer, también en feliz coincidencia, en un acto presidido por doña Pilar de Borbón, Antonio Fontán le entregó a Guillermo Luca de Tena el premio de periodismo Rafael Calvo Serer correspondiente a este año. Es notorio que los apellidos citados en este párrafo han sido activos motores del cambio español y del tránsito de una dictadura a una democracia constitucional. Pues bien, el presidente de honor de esta Casa, en presencia de Esperanza Aguirre, el personaje de más fuste entre quienes ocupan el primer plano del PP, recordó con amarga tristeza los días de la República vividos desde ABC. He tenido muchas veces el privilegio de escucharle a Guillermo Luca de Tena evocaciones del pasado, más o menos gozosas; pero esta que reseño es la primera en la que el dolor forma parte esencial de ella. Todo un dato para evaluar el estado de buena parte de la Sociedad. Empieza la cuenta atrás y, con ella, el ejercicio en el que Mariano Rajoy tendrá que dar su verdadera talla de líder. Malo si se pasa y peor aún si no llega. Empieza la partida mal acompañado y peor aconsejado y sólo cuenta en su beneficio con que Zapatero, el adversario a batir, tampoco abunda en buenas compañías y debe defender una ficción de España. A Rajoy le sirve la realidad. TE COMERÍA ENTERO, O EL ÚLTIMO TABÚ R E las potencias europeas. Desde Shakespeare (Titus AnL American Film Institute, prestigioso organisdronicus) a Voltaire, Conrad o Wells, pasando por los mo consagrado a la difusión de la cultura cinecronistas de Indias y nuestros grandes barrocos (Gongómatográfica, la eligió entre las veinticinco mejora, Quevedo) el imaginario occidental se ha nutrido res frases pronunciadas en la gran pantalla: Me comí con el reflejo literario de aquel horror ancestral. su hígado con un plato de habas y un agradable ChianAhora, cuando el canibalismo se ha convertido en moti La cita no proviene de un gourmet convencional, sitivo recurrente de la cultura popular contemporánea, y no de Hannibal Lecter, el sofisticado psicoanalista anen internet abundan foros y webs más o menos tropófago creado por el novelista Thomas Harris preocupantes dedicados a fantasías y titilacioe interpretado magistralmente en el cine por Sir nes sexuales inspiradas en el último tabú, ya saAnthony Hopkins. El hígado al que el personaje bemos que el canibalismo histórico fue significase refiere con deleite (en la película subraya su tivamente exagerado por los propagandistas y placer con un sonoro lengüetazo) había pertenepaladines del colonialismo. No es que no existiecido a un colega que se puso un poco pesado. ra (los aztecas, que vivían en una muy sofisticaHe recordado la frase tras leer en los periódida sociedad estatal, son la excepción que siemcos que un tribunal alemán había revocado, paMANUEL pre se cita) sino que el terror y la desazón que ra aumentarla a cadena perpetua, una sentencia RODRÍGUEZ provocaba fueron utilizados oportunamente por anterior por la que se condenaba a Armin RIVERO conquistadores, exploradores y funcionarios ciMeiwes, el caníbal de Rotemburgo a ocho viles o religiosos. Desde Robinson Crusoe en adeaños de prisión por matar y devorar parcialmenlante la imputación de antropofagia al Otro ha servido te a su compatriota Bernd Brandes, a quien había conocomo artimaña retórica no sólo para afirmar la superiocido- -no se lo pierdan- -en uno de los foros de canibaridad moral del que habla (el hombre blanco) sino para lismo de internet. Como se sabe, el segundo aceptó sojustificar la esclavitud o el exterminio del acusado. meterse a las prácticas parafílicas de Meiwes a lo largo Periódicamente irrumpe la noticia de algún horror de un ritual que incluyó el intento de merendarse concaníbal producido en nuestra contemporaneidad líquijuntamente el pene cocinado de Brandes (no lo consida en la que se diluye a menudo la frontera entre víctiguieron: estaba duro) y que finalizó con la víctima desmas y verdugos: ahí tienen, como ejemplo de la confucuartizada y parte de su cuerpo convertido en filetes. sión, el hecho de que Hannibal Lecter se haya convertiEl fantasma de la antropofagia nos acompaña desde do en uno de los más conspicuos iconos de la cultura siempre como sombra culpable de nuestros ominosos popular. La prensa recoge a menudo esos crímenes hoorígenes. Proscrita como máximo tabú tras el surgirrendos con una mezcla de fascinación morbosa e irónimiento de las sociedades estatales, el arte y la literatura cos comentarios de índole gastronómica o sexual: tras se han hecho eco a lo largo de la historia de la repugnanellos podríamos rastrear la presencia de esa sombra cia que inspira el recuerdo de su práctica. Los antiguos que nos acompaña como una sospecha de nuestro oscumitos clásicos de Tereo y Tiestes, que devoraron a sus ro pasado. Al fin y al cabo, todavía no hemos podido digepropios hijos, recogen antiguas leyendas de carácter rir del todo la ración de tuétano más bien humano con teofágico e inspiran, a su vez, una fecunda tradición que la que el Sinanthropus pekinensis y sus contemporáhallará nuevo impulso a partir de los descubrimientos neos completaban su ingesta de proteínas. territoriales del Quinientos y la posterior expansión de