Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 JUEVES 11 5 2006 ABC Deportes Javi Navarro, capitán del Sevilla (en el centro) alza la copa que le entregó Johansson, presidente de la UEFA, ante la algarabía de todos sus compañeros AP El Sevilla hace historia como los grandes Partidazo del equipo de Juande, muy superior de principio a fin a un Middlesbrough desbordado ENRIQUE ORTEGO Las finales están para ganarlas. Llegar y jugarlas es bonito. Complace el ego hasta que te encierras abajo y el árbitro toca el silbato. Después, si pierdes nadie se acuerda de ti. Pasas inadvertido. La historia sólo tiene hueco para el campeón y ahí ya está inscrito el Sevilla con mayúsculas. Como bien merece por su partidazo de ayer culminado con esos cuatro tantos. Ganar una final y por goleada demuestra la grandeza de un equipo. Y este Sevilla es grande. Lo es. Demostrado queda. A los 101 años de vida esas cosas se saben, se controlan y se manejan, aunque seas primerizo. Eso y nada más que eso- -que es mucho- -fue lo que hizo ayer el Sevilla en Eindhoven. Hizo lo que tenía que hacer. Demostrar sobre el terreno de juego lo que todos intuíamos desde que eliminó al Schalke 04 en semifinales y conocimos que el impronunciable Middlesbrough iba a ser su rival en la final. El Sevilla era mejor, infinitamente mejor y simplemente tenía que superar el trauma de la primera vez, que al fin y al cabo también lo era para el enemigo. En igualdad de condiciones, con las gradas divididas y el pronóstico incierto, se tenía que imponer la calidad, la clase, porque en partidos así la entrega y el corazón se dan por descontado, como el valor en la batalla. No cedió un metro el equipo de Juande Ramos. Fiel a su patrón futbolístico, afrontó la final como cualquier otro partido. Con su orden táctico, con su buen manejo de balón y con esa velocidad que sabe imprimir al juego cuando el cuero está en los pies de hombres como Alves, Navas, Adriano- -tres puñales- -o el mismo Luis Fabiano. Con el enemigo bajo control. Con Hasselbaink y Viduka atados en corto por Javi Navarro y Escudé, Maresca y Martí comenzaron a manejar el partido a su paso. Era imprescindible no entrar en el que intentaban los ingleses y MIDDLESBROUGH SEVILLA 0 4 brough se veía sorprendido donde se hace fuerte. Ataque a la desesperada Middlesbrough (4- 4- 2) Schwarzer; Parnaby, Rigott, Southgate, Queudrue; Morrison (Maccarone, m. 46) Rochemback, Boateng, Downing; Hasselbaink y Viduka (Cattermole, m. 85) Sevilla (4- 4- 2) Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, David; Jesús Navas, Maresca, Martí, Adriano (Puerta, m. 85) Luis Fabiano (Renato, m. 72) y Saviola (Kanouté, m. 46) Árbitro Herbert Fandel (Ale. Amarilla a Alves, Escudé, Maresca y Rochemback. Goles 0- 1. m. 27: Luis Fabiano. 0- 2, m. 78: Maresca. 0- 3, m. 84: Maresca. 0- 4, m. 88: Kanouté. lo consiguió casi siempre el Sevilla. Amagó un par de veces por la banda izquierda antes de que un centro de Alves desde la derecha encontrará la cabeza de Luis Fabiano. El MiddlesNo esperó mucho McCLaren para jugarse la carta marcada de su hombremilagro el italiano Maccarone. Su entrada tras el descanso dejó en evidencia que no estaban los compañeros del lesionado Mendieta dispuestos a resignarse. Pasó a jugar con tres delanteros con la idea de hacer aún más directo su fútbol. Al fin y al cabo, como a casi todos los equipos ingleses y más a estos de medio pelo, le sobran los centrocampistas, que andan siempre más pendientes del rechace y la segunda jugada que de jugar el balón como tal. Juande también se dio cuenta de que Saviola no estaba fino y no esperó para dar más consistencia y poderío físico a su equipo con la entrada de Kanouté. Atacaron los de McCLaren, ganaron metros y hasta tuvieron el empate en el remate de Viduka (m. 51) que se en-