Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía JUEVES 11 5 2006 ABC PRUDENCIA MÁS QUE LEÑA nda el patio revuelto con un nuevo escándalo financiero que puede resultar en un cambio legislativo apresurado y equivocado. Pasó con Gescartera y se creó el Fondo de Garantía de Inversiones, difuminando las fronteras entre los depósitos bancarios y el resto de productos financieros. Se generó así un cierto riesgo moral, como llaman los economistas al incentivo perverso creado por decisiones regulatorias que aumenta la propensión a las crisis financieras. Gobernar en caliente es mal asunto. Por ejemplo, preocupa hoy en Estados Unidos la ley Sarbanes- Oxley, aquella norma ejemplarizante con la que se pretendía FERNANDO evitar la repetición de FERNÁNDEZ Enrones y que parece haber resultado en un coste excesivo para las empresas americanas, sobre todos las pequeñas y medianas, encareciendo su posible salida a Bolsa y provocando una cierta deslocalización hacia plazas menos reguladas como Londres. Algo debe haber de cierto cuando el maestro Greenspan está en el campo de los detractores de esta ley. Es comprensible el nerviosismo de un gobierno ante una decisión judicial, sobre la que no hay nada que objetar si se sustancian las acusaciones vertidas, y que parece afectar a más de 300,000 ahorradores. Sobre todo después de que el portavoz Moraleda echase balones fueras responsabilizando al gobierno anterior y a las comunidades autónomas. Si algo cabe achacar al ejecutivo popular es precisamente haber cedido a la tentación en el caso Gescartera. Y si algo le compete a este gobierno es haber impulsado unos Estatutos de Autonomía que rompen el principio de unidad de supervisión financiera, facilitan su politización y hacen más posibles presuntos fraudes. El ejercicio de la pedagogía es una virtud política para la que parece bien dotado el vicepresidente Solbes. A él le compete explicar a la manida ciudadanía, empezando por algunos de sus propios compañeros de gabinete y coalición, que en economía no hay duros a peseta y que si alguien quiere ganar un poco más que el euribor ha de estar dispuesto a asumir el riesgo a perder su inversión, en todo o en parte. Lo contrario, que el Estado actúe como consorcio general de seguros financieros, no solo supone tratar a los ciudadanos como menores de edad que necesitan protección porque en su ignorancia no entienden de letras pequeñas, sino que aumenta la probabilidad de que estas estafas se repitan en el futuro, porque disminuyen el coste de la avaricia humana. Al Estado le compete asegurar que la información suministrada a los inversores es correcta, y que las inversiones prometidas en sellos, arte u otros valores especulativos, se realizan en el tiempo y forma establecidos. Le compete también perseguir a los delincuentes. Pero asegurar el valor de un sello o un cuadro, o ¿por qué no, de un piso? va más allá de lo razonable y es además contraproducente. A Los billetes aéreos de papel desaparecerán y el equipaje llevará un chip desde 2007 El plan de la IATA permitirá ahorrar a las aerolíneas 5.000 millones b La organización avanza que el alza del precio del petróleo provocará este año a la industria unas pérdidas superiores a los 1.833 millones de euros A. POLO MADRID. Los 350 millones de billetes aéreos de papel tradicionales que anualmente emiten las agencias de viaje, operadores turísticos y algunas aerolíneas dejarán de existir sin remisión en 2007. Su desaparición forma parte de un vasto plan de modernización y ahorro de costes diseñado por la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) que agrupa a las principales 265 compañías del mundo y desarrolla el 94 del tráfico global. Teniendo en cuenta que cada billete de papel cuesta 8,3 euros, frente a los 0,8 céntimos del ticket electrónico, la supresión supondrá un ahorro de costes de 2.500 millones de euros para la industria aeronáutica, agobiada por la persistente escala del precio del petróleo. En esta carrera para reducir los costes de explotación España ocupa un lugar estelar. Según Giovanni Bisignani, director general y consejero delegado de IATA, en marzo pasado el 82 de los billetes emitidos en nuestro país eran electrónicos, mientras que Iberia elevaba esta cota hasta el 95 y se erigía en una de las compañías aéreas más avanzadas del mundo. Pero la revolución que IATA puso en marcha en 2004 no acaba aquí. A partir del próximo año los puestos de auto check- in serán compartidos por todas las aerolíneas, el pasaje de embarque incluirá un có- Críticas a Aena por sus elevadas tasas Bisignani se encontraba ayer en Madrid para inaugurar las oficinas de IATA, desde las que la organización aérea centralizará a partir de ahora las operaciones europeas de distribución y servicios financieros, que suponen cerca de 66.666 millones de euros. El director general criticó abiertamente la gestión aeroportuaria desarrollada por Aena, cuyas tasas han experimentado incrementos medios anuales del 9 superiores a las europeas. Igualmente lamentó la instrumentalización política que se está creando con los aeropuertos al calor de las negociaciones autonómicas. sado y con el barril de Brent a 57 dólares las previsiones apuntaban unas pérdidas de 1.833 millones de euros, pero está cifra será revisada al alza en la reunión que la IATA celebrará este verano en París. La dependencia del oro negro se traduce en que cada dólar que el sube el petróleo la factura del sector aumenta en 1.083 millones de euros. Bisignani destacó que las subidas se han visto compensadas por el aumento del tráfico de pasajeros, aunque esta ecuación se romperá si el petróleo supera los 75 dólares. En su opinión, a partir de esta barrera las economías más desarrolladas comenzarán a resentirse y la actividad se reducirá. Giovanni Bisignani ABC digo de barras para agilizar el tedioso proceso y las etiquetas que ahora van pegadas en cada una de las 3.000 millones de maletas que circulan anualmente serán sustituidas por un minúsculo chip de silicio, que mediante la radio frecuencia permitirá su localización instantánea. La implementación de este conjunto de soluciones generará unos ahorros de 5.000 millones de euros, según estimaciones de Giovanni Bisignani. Todos estos esfuerzos se verán mermados por el incremento del precio del crudo, que a finales de año situará nuevamente a la industria en números rojos. Según las cuentas de Bisignani, en marzo pa- El argentino Esteban Maccari releva a Antonio Mata como máximo gestor de Aerolíneas A. L. D. A. P. MADRID. El directivo argentino Esteban Maccari ha sido designado nuevo gerente general del grupo Aerolíneas Argentinas y Austral en sustitución del español Antonio Mata, que ha ocupado este cargo desde octubre de 2001, mes en que el grupo público Sepi cerró la venta de la compañía aérea a los accionistas de Air Plus Comet y Viajes Marsans, controlado por los empresarios Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz a los que también acompañaba Mata como accionista. La compañía justifica la decisión La bajo coste de Iberia busca a un consejero delegado La nueva sociedad liderada por Iberia ha encargado a una conocida compañía de cazatalentos la selección de un consejero delegado conocedor del sector. Su misión estará centrada en lanzarla al mercado y gestionar el día a día. Entre los candidadatos figura un conocido ejecutivo nacido en Palma de Mallorca. Con todo, Iberia tendrá una activa participación en la sociedad que a partir del mes de octubre comenzará a operar desde Barcelona. Argentina y anunciaron un aumento salarial del 19 cuando se alcance la paz laboral. Sus planes también siguen siendo sacar a Bolsa una parte del capital de Aerolíneas Argentinas. sobre la base de dotar de una mayor agilidad a la operativa empresarial, acorde con los planes de crecimiento que encara la empresa. La gestión desarrollada por Mata no ha sido nada fácil, ya que ha debido hacer frente a distintas huelgas y conflictos laborales. El relevo en la presidencia de la aerolínea coincide en el tiempo con la reunión mantenida por Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz con el presidente argentino Néstor Kirchner. Durante el encuentro los empresarios españoles ratificaron su intención de continuar invirtiendo en