Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 5 2006 57 Cultura y espectáculos Un manifiesto aviva la polémica por la retirada de una obra teatral de Peter Handke en París Con un Nobel en contra (Xingjian) y otro a favor (Jelinek) ha denunciado a Nouvel Observateur b La Comédie Française retiró hace unos días de su programación una obra de Handke, argumentando que justificaba los crímenes de Milósevic JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Arrecia la polémica por la retirada de una obra de Peter Handke de la Comédie Francaise. El Premio Nobel de Literatura Gao Xingjian, el escritor Leslie Kaplan y el ex director del Festival de Aviñón, Bernard Faivre d Arcier, son algunos de los 150 firmantes de un manifiesto divulgado ayer, en apoyo de la retirada de una obra de Peter Handke del programa de la Comédie Française. El director de la compañía, Marcel Bozonnet, retiró la obra Voyages au pays sonor ou l art de la question del dramaturgo austríaco tras la denuncia de su participación en las honras fúnebres de Slobodan Milosevic, aparecida en la prensa. Sin embargo, para otros creadores, como el cineasta Emir Kusturica y la premio Nobel de Literatura Elfriede Jelinek, la decisión tomada por Bozonnet es un acto de censura En una carta enviada a Bozonnet, el ministro de Cultura francés, Renaud Donnadieu de Vabres, consideró, por su parte, que habría sido quizás útil hacer oír las cuestiones planteadas por la pieza de Handke. Querella por difamación Peter Handke, uno de los más grandes prosistas en lengua alemana de nuestro tiempo, ha decidido presentar una querella judicial por difamación contra el semanario Le Nouvel Observateur y denuncia con mucho vigor la manipulación de algunos periódicos europeos, que llevan años intentando convertirlo en un demonio por afirmar que los genocidios y crímenes contra la humanidad cometidos en la antigua Yugoslavia no fueron sólo serbios, sino también croatas, bosnios o musulmanes. Handke se querella con Le Nouvel Observateur por haber publicado una información- -que el escritor considera falsa, difamatoria y voluntariamente manipulada- -sobre su asistencia al entierro de Slobodan Milosevic, el autócrata serbio, fallecido cuando aún estaba inconcluso su proceso, en La Haya, por crímenes contra la humanidad. Le Nouvel Observateur afirmaba que la presencia de Handke en el entierro de Milosevic era una forma de complicidad comprometedora. El escritor explica de este modo su presencia en ese entierro: Estaba allí como testigo. El mundo sabe o cree saber todo de Milosevic. Peter Handke, en Kragujevac, cerca de Belgrado, en una imagen de archivo Yo no tengo la verdad. Yo miro, escucho, huelo. Y recuerdo. Y hago preguntas. Ése es el sentido de mi presencia La acusación difamatoria contra Handke, defensor del genocida nacionalista serbio persigue al escritor desde 1996 y se funda en su negativa a homologar los crímenes serbios con el genocidio nazi, insistiendo en que también hubo otros crímenes contra la humanidad durante la descomposición de la antigua Yugoslavia, cometidos por bosnios, croatas, musulmanes, etcétera. AP Un Nobel en contra, otro a favor Los firmantes del manifiesto, publicado ayer en Le Monde con el título Hasta la vista, Peter Handke reconocen el derecho de Bozonnet a negarse a trabajar con un hombre que hace apología del nacionalismo serbio No podemos llamar censura a la voluntad de un hombre de no estrechar la mano de otro señalan los firmantes, antes de subrayar que la libertad de expresión no obliga a ningún director de teatro a dar la palabra a ideologías criminales contrarias a la democracia y los derechos humanos Víctima de maniobras políticas Se considera él mismo víctima de las bajas y mezquinas maniobras políticas de la Comédie Française (el teatro nacional galo) que ha decidido quitar de su programación el montaje previsto de una obra dramática de Handke. En una entrevista publicada en el semanario alemán Focus y en un artículo personal publicado en el diario francés Liberation el escritor insiste: Jamás he tomado una posición negacionista A partir de ese rechazo de fondo, Handke repite una y otra vez los puntos de vista que lleva diez años matizando: Existían campos intolerables en las Repúblicas yugoslavas, entre 1992 y 1995, sobre todo en Bosnia. Pero ya está bien de ligar mecánicamente esos campos a los bosnio- serbios: también había campos croatas y campos musulmanes y esos crímenes también serán juzgados ante el tribunal de La Haya Escuchemos a los supervivientes de las masacres cometidas por los musulmanes en los pueblos serbios (Srebrenica, Kravica, masacradas en la Navidad ortodoxa del 92- 93. Masacre cometida por las fuerzas musulmanas de Srebrenica Explicando la posición de fondo de Handke sobre Serbia, Claudio Magris ha escrito: Se trata de una reacción personal contra la información unilateral que denuncia sin cesar los crímenes cometidos por los hombres de Milosevic, pero silencia los crímenes cometidos por los hombres del croata Tudjman y el musulmán Izetbegovic, igualmente numerosos y atroces, pero que, paradójicamente, no han entrado en la conciencia occidental