Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional JUEVES 11 5 2006 ABC NO ES ESTO, NO ES ESTO as tonterías llegan en racimos. El mismo día que la ONU incluye en su Consejo de Derechos humanos a Cuba, China y Arabia Saudí, los progres le niegan a Oriana Fallaci el premio Príncipe de Asturias y la vicepresidenta monta una cena oficial sólo de mujeres para dar lecciones de feminismo a Chile. Lo de la ONU es como poner a la zorra a cuidar el gallinero, porque Cuba, China y Arabia Saudí son tres de los países donde más se violan los derechos humanos, pero hace mucho que perdí la fe en esa monstruosa y dilapidadora organización internacional. Lo de Oriana es de esALFONSO cándalo. Su drama y el ROJO nuestro, es que no es políticamente correcta y eso hace, como ocurre con Mario Vargas Llosa cada vez que se falla el Nóbel de Literatura, que los progres atontados con la Alianza de Civilizaciones cierren filas para impedir lo que sería un simple acto de justicia. El cuerpo de Oriana- -que ya no sale de su apartamento neoyorquino- -se apaga poco a poco, devorado por un cáncer que no acaba de dar su última estocada. Lo que no pierde Oriana es su indomable espíritu. La periodista, que nació en Florencia hace ya la friolera de 77 años, es el rayo que no cesa. Fue antifascista, cuando la mayoría de los italianos se acomodaban. Perdió su primer empleo por negarse a escribir lindezas sobre Palmiro Togliatti, cuando los comunistas mandaban y mucho en Italia. En el México de 1968, en vísperas de la Olimpiada, fue herida y dada por muerta, cuando acompañaba a los estudiantes en la asonada de Tlateloco. Ha sido anti- Pinochet, anti- Arafat, anti todo lo que huele a imposición, a mentira maquillada de verdad y ahora- -desafiando demandas y descalificaciones- -proclama en voz alta lo que muchos no se atreven siquiera a murmurar. La genialidad de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega bebe en las mismas fuentes que alimentan la miopía del jurado del Príncipe de Asturias. Los chilenos, que acaban de elegir presidenta a una mujer y tienen un gabinete paritario, deben haberse quedado atónitos al enterarse de que La Moncloa ha montado la cena de mujeres, para que sirva estímulo a Michelle Bachelet en la lucha contra la discriminación en su país Si en lugar de mujer, el jefe del Estado chileno fuera negro o gay, ¿hubiera montado el Gobierno Zapatero una almuerzo oficial sólo para homosexuales o para gentes de color? Ya va siendo hora dejar claro que el mundo no sería mucho mejor si lo gobernaran las mujeres. Aunque suene políticamente correcto, aunque la vicepresidenta sólo lleve féminas periodistas en sus correrías por África y aunque lo repitan muchas veces desde los púlpitos. Un poco de cordura. El magnate de los medios de comunicación, pese a sus credenciales conservadoras en Estados Unidos, ayudará a recaudar donaciones para la reelección de la senadora Clinton L Murdoch apuesta por Hillary PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Ya resultó llamativo cuando en una reciente fiesta de la cadena Fox News- -el canal de televisión conocido por su afinidad y aliento a la Administración Bush- -el dueño Rupert Murdoch y Hillary Clinton se dejaron fotografiar juntos y en distendida conversación. Todo un espectáculo en un conocido restaurante italiano de Washington, sobre todo teniendo en cuenta la cobertura hostil y, a veces despiadada, que los medios de comunicación controlados por el magnate de origen australiano han deparado siempre a la saga política de los Clinton. Pero la historia va a más allá de un simpático party Esta semana, Murdoch ha confirmado que piensa ayudar a recaudar donaciones electorales para la senadora por Nueva York, quien aspira en los comicios legislativos de noviembre a renovar su escaño en la Cámara Alta como preludio a una anticipada candidatura presidencial. De acuerdo a los datos más recientes, Hillary Clinton dispone de unos veinte millones de dólares para financiar su campaña. Habiendo logrado reunir durante el primer trimestre de este año seis millones de dólares, el equivalente a unos 55.000 euros diarios. Aunque el volumen de estas cantidades es más propio de una campaña presidencial que de una senatorial, Rupert Murdoch piensa actuar en el mes de julio como anfitrión para Hillary en una de esas funciones fundraisers típicas de la financiación política de Estados Unidos. Un giro copernicano desde los tiempos Rupert Murdoch REUTERS en la que entonces primera dama acuñó la expresión una vasta conspiración de derecha donde figuraba de forma prominente la cadena Fox News, para desacreditar a los críticos de su marido en la Casa Blanca. Relación respetuosa y cordial El Financial Times- -responsable de sacar a la luz esta nueva extraña pareja en la política de Estados Unidos- -ha explicado, citando fuentes conocedoras de esta comentada amistad, que tanto Hillary Clinton como Rupert Murdoch mantienen una relación respetuosa y cordial El diario británico considera que Hillary cuenta con un sincero respaldo del magnate multimedia por su gestión como senadora de Nueva York, pero sin llegar a constituir to- davía un voto de confianza de cara a una hipotética campaña presidencial de la ex primera dama. En esta nueva relación también figura Bill Clinton, al haber convencido a Rupert Murdoch para participar en sus iniciativas filantrópicas. Y de hecho, el ex presidente demócrata tiene previsto pronunciar un discurso en la próxima conferencia de verano de News Corporation, la empresa que engloba el imperio global multimedia construido por Murdoch a partir de unos periódicos regionales en Australia. Ante el revuelo creado por esta alianza emergente, Hillary Clinton- -que en los últimos años ha realizado toda clase de esfuerzos para aminorar y suavizar su percibido escoramiento a la izquierda- -se ha visto obligada a defender sus vínculos con Murdoch diciendo: Él es una de las personas a las que represento y me produce una gran satisfacción que piense que estoy haciendo un buen trabajo Con sede en Manhattan, este conglomerado de 60.000 millones de dólares emplea a cinco mil personas solo en Nueva York. A pesar de sus evidentes credenciales conservadores en Estados Unidos, el septuagenario Rupert Murdoch acarrea un cierto historial de oportunismo político en defensa de sus múltiples intereses empresariales. El caso más evidente habría tenido lugar en Gran Bretaña durante los años noventa al terminar sobre la marcha su estridente respaldo hacia los conservadores, apostando por Tony Blair y el Partido Laborista. Lo único que queda en pie de las Torres Gemelas ABC. Este trozo de escalera AP que comunicaba el edificio con la calle Vesey de Nueva York es lo único que queda en pie de las dos Torres Gemelas destruidas en los atentados del 11 de septiembre de 2001. Llamada popularmente la escalera de los supervivientes ya que por ella se salvaron muchas de las personas que se encontraban aquel día en el World Trade Center, aún puede contemplarse en la llamada Zona Cero