Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 11 5 2006 ABC AD LIBITUM OPERACIÓN DESPISTE LA CATALUÑA QUE SE ABSTIENE E L western, el más cinematográfico de todos los géneros, nos enseñó que el Séptimo de Caballería siempre llega a tiempo y, además, tocando la trompeta. Los diseñadores de la propaganda que cuidan la púrpura de José Luis RodríguezZapatero parecen, todos, procedentes de aquellos escuadrones y, siempre a caballo de la actualidad, manejan el sable de las noticias con la precisión propia de un escalpelo. Ahí tenemos el lamentable caso de Afinsa y Fórum Filatélico, dos sociedades de inversión colectiva en las que se han descubierto irregularidades en el momento más oportuno para desviar la atención de otros asuntos menos benéficos para el Gobierno. Algo lamentaM. MARTÍN ble por sus muchos afectaFERRAND dos y notable por la falta de vigilancia que, según costumbre, cabe atribuirle a los pomposos mecanismos públicos. Asegura Baura que la esencia del poder político reside en la capacidad para modificar los tiempos propios y la agenda del adversario. En tan sabio entendimiento, de lanoche a la mañana, cuando entra en efervescencia el problema del referéndum del Estatut y la opinión pública se escalofría con la sentencia que acredita la detención ilegal de dos militantes del PP- -dos malos tragos para Zapatero y su equipo- 400.000 ahorradores, mucha y respetable gente, pasan al primer plano de la información y nos impiden el uso de la lupa en los irritantes detalles del caso Bono y en los inquietantes del zigzagueo de Pasqual Maragall. Aunque la desconfianza suele ser más certera que la credibilidad, hay que admitir la posibilidad de que la suerte, precisamente porque es caprichosa, favorece al Gobierno y así, en una brillante operación de despiste, aparece la directora general de Consumo, y nos dice que ya se está trabajando en la modificación de la Ley de Inversiones Colectivas de 2003, que regula las empresas inversoras en bienes tangibles que están en apuros y tienen con el alma en vilo a tantos ahorradores. El énfasis en la data de la Ley no deja de ser una astucia para derivar responsabilidades hacia el PP, que gobernaba cuando su elaboración y promulgación. Otros, entre los muchos voceros voluntarios de que dispone el PSOE, no han dejado de señalar en los foros de urgencia, los de la radio, que no existe un fondo de garantía, equivalente al de depósitos bancarios, en este tipo de inversiones. Menos mal. Sólo faltaba que el Estado, con el dinero de todos, garantizara las aventuras especulativas de unos cuantos miles de ciudadanos. Quienes ahora lamentan sus presumibles pérdidas no valoraron a la hora de invertir que unos réditos por encima de los que son frecuentes en el mercado sólo se alcanzan elevando los niveles de riesgo. Venimos de tantos años de carestía, en los que una forma de ahorro era dejar de tomar postre, que nos faltan cultura y entendimiento a la hora de administrar las cuatro perras que no se nos van ni en gastos ni en impuestos. E catalana y para el sustancioso entorno mediático- -púL déficit democrático de Cataluña es, entre blico y privado- -que va a machacar a favor de sí, con otros, la abstención de sectores amplios de la poco respecto por el no y una dejadez total ante la actisociedad en aquellas convocatorias electorales tud y motivaciones de quienes no van a ir a votar. Es en las que se dirimen asuntos autonómicos. A diferenesa complicidad político- mediática la que ha creado cia del tan traído y llevado déficit democrático de la una virtualidad en la que no encajan- -según los índiUnión Europea, en el caso catalán su sistema de repreces de asbtención- -en torno a un 40 por ciento de los sentación a escala autonómica es algo corpóreo y concontribuyentes catalanes, lo que Tarradellas a creto, pero carece de atractivo para elevados su regresó llamó ciutadans de Catalunya paporcentajes del censo electoral. En el próximo ra evitar la nociva disquisición sobre quienes referéndum, el porcentaje de abstención será alson o no son catalanes. Para el nacionalismo tamente ilustrativo. Esa Cataluña que se abstieirredentista, quienes no votan lógicamente no ne en las elecciones autonómicas luego vota en son catalanes, porque para ser catalán hay que las generales y también en las municipales. demostrar apego identitario y fusión íntima Cuando no vota, el provecho ha sido para CiU y con la nación catalana y sus destinos infinitos. su hegemonía en la Generalitat al votar ha VALENTÍ De hecho, salvo en el caso de la OTAN, la abssumado hasta ahora un sustancioso número de PUIG tención siempre ha sido incomparablemente escaños al total que obtenga el PSOE en el Conmás alta que cualquier no. El no en el referéndum de la greso de Diputados. Reforma Política estuvo en un 2,1 por ciento; 4,6 votó En un panorama sucinto de la abstención de referénno a la Constitución; 7,8 al Estatuto del 1979, por encidums por parte del electorado catalán tenemos que en ma del no de los dos referéndums anteriores; llegó al el de la Ley para la Reforma Política el porcentaje fue 27,9 ante el Tratado Constitucional europeo. El 51 por de un 25,90; en el referéndum de la Constitución en ciento del no a la OTAN pasó por delante del porcenta 1978 estuvo en un 32 por ciento, fue de un 37,19 en la je de abstención en un 15 por ciento. consulta sobre la OTAN y- -como era de esperar- -paPudiera ser muy penoso el espectáculo de la noche só del 59 por ciento en el referéndum del Tratado Consdel referéndum, al tener que explicarse los porcentatitucional europeo. En 1979, al votar el estatuto de autojes del no y de la abstención. Tal vez luego sea la hora nomía que recuperaba históricamente tantas cosas sede averiguar qué quiere esa Cataluña que se abstiene gún las demandas del nacionalismo histórico, la absy que ha tenido la oportunidad de percatarse del hunditención pasó del 40 por ciento. En comparación, la miento de Carmelo, de la masiva huelga de médicos de máxima abstención en elecciones generales ha sido de la sanidad pública, del vasto deterioro de Barcelona y un 36 por ciento, y la mínima del 19 por ciento. En camde la asombrosa desidia e inacción del Gobierno triparbio, en elecciones autonómicas, hubo un 45,1 por cientito que preside Pasqual Maragall. Tampoco le habrá to de abstención en 1992 y en la banda mínima un 35,7 pasado desapercibido hasta qué extremo Maragall se en 1984. agarra al cuello de Carod- Rovira para poder continuar Actualmente, la mayoría de especulaciones- -sobre dando zancadas por el patio de los naranjos de la Getodo por parte de los aguerridos politólogos de la transneralitat recomponiendo como sea el tripartito acversalidad catalanista o socioconvergentes- -se hatual a la menor oportunidad electoral, por completo al cen en torno al porcentaje del no que pueda dar el esmargen de esa Cataluña que no irá a votar. crutinio del referéndum, pero los porcentajes de absvpuig abc. es tención prosiguen siendo un tabú para la clase política -Cada vez está más claro, señor ministro; Hacienda somos todos los estafados, los estafadores y el Ministerio que no impide tantas estafas.