Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura UNA HERENCIA POLÉMICA MIÉRCOLES 10 5 2006 ABC (Viene de la página anterior) cuentra bajo el reloj despertador hay tres grandes amigos: una vieja esposa, un viejo perro y dinero a mano nunca ha habido una buena guerra o una mala paz un buen ejemplo es el mejor sermón mantén los ojos bien abiertos antes de casarte y medio cerrados después Sin olvidar la frase, con diferencia, más repetida estos días: Aquellos que entregan una libertad esencial a cambio de seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad Aprovechando el tirón del tricentenario, una asignatura pendiente en Filadelfia consiste en determinar el contenido de la biblioteca personal que alimentó la genialidad de Ben Franklin. Una colección de 4.276 volúmenes malvendida por un nieto, de la que no existe una lista completa antes de su dispersión. Como parte de ese esfuerzo de catalogación (realizado por la Library Company fundada por Franklin como pionera biblioteca pública) se sabe que la colección comprendía desde todo tipo de libros científicos hasta clásicos como el Quijote. Con todo, este llamativo derroche de interés, homenajes e importancia contrasta con la mínima atención póstuma que Franklin recibió al morir el 17 de abril de 1790, con el Senado federal negándose a grandes funerales oficiales. Pero tras un paseo por el centro empedrado de Filadelfia- -por donde un día se codearon gigantes para Estados Unidos como George Washington, James Madison, Thomas Jefferson, Alexander Hamilton- no resulta complicado entender toda la enorme riqueza acuñada en el lenguaje de la ironía que representa Benjamin Franklin. Y no sólo por su cara en los billetes de cien dólares. La paz republicana no duró ni un mes. Hoy hace 75 años que ABC fue suspendido y la excitación social desbordó al Gobierno Decíamos ayer... TEXTO: ABC MADRID. Nuestra fe y nuestros principios no se los lleva el huracán de pasiones que ha turbado tantas conciencias y ha extraviado a una gran parte del pueblo, sumándolo- -creemos que pasajeramente- -a esa otra porción que en toda sociedad propende a la rebeldía. Seguimos y permaneceremos donde estábamos: con la Monarquía constitucional y parlamentaria, con la libertad, con el orden, con el derecho y nunca fuera de la ley; respetuosos de la voluntad nacional, pero sin sacrificarle nuestras convicciones Con este editorial, encabezado con un memorable Decíamos ayer... reaparecía ABC el 5 de junio de 1931. Habían pasado 25 días de la incautación por el Gobierno de la República de la Casa de ABC y de la suspensión de la publicación consignando en notas oficiales la vaga referencia de un hallazgo de armas y el vituperio de nuestra campaña denunciaba ABC. El periódico regresaba a su cita matinal y diaria con el lector con esta portada: una foto a toda página en cuyo pie se leía: En el estudio de Benlliure. El admirable artista entregando al alcalde un ejemplar de su obra La estocada de la tarde que se rifará en la corrida inaugural de la Plaza Nueva, a beneficio de los obreros sin trabajo La estocada republicana a ABC reforzó las convicciones de libertad, orden y derecho del diario. Con la llegada de la República el periodismo español vivió una época de vibrante esplendor. En 1931, ABC es el diario nacional más difundido y lo seguirá siendo en la etapa republicana, relata Juan Antonio Pérez Mateos en su libro Historia íntima del diario Pérez Mateos detalla que el 10 de mayo de 1931 es una fecha que nunca olvidará Juan Ignacio Luca de Tena, consciente de lo que supone dirigir un medio de expresión que defiende la Monarquía y la persona del Rey Tras su proclamación, el nuevo Gobierno republicano anuncia la convocatoria de Cortes Constituyentes. Pero la paz republicana no durará ni un mes- -del 14 de abril al 10 de mayo de 1931- Tras la incautación de ABC, se produjo la quema de conventos y una excitación social que desbordaría al Gobierno. La reunión del Círculo Monárquico El 9 de mayo se lee en el diario: ABC, como periódico nacional e independiente, no ha de ser nunca órgano de partido alguno ni de organizaciones políticas, pero en estas circunstancias, y ante la precisión de encauzar la gran corriente monárquica nos consideramos en el caso de responder a la infinidad de personas que nos honran pidiéndonos orientaciones, recomendándoles la incorporación al Círculo Monárquico Independiente Ese día se inserta un anuncio recuadrado en gruesos trazos negros titulado A los monárquicos españoles que reza: Todos los monárquicos, cualquiera que sea su ideología, de izquierda o derecha, se deben apresurar a inscribirse en el Círculo Monárquico Independiente, Alcalá, 67, de diez a dos y de cuatro a nueve. Lo antes posible. Mañana domingo, a las once de la mañana, se verificará en el Círculo Junta general y por votación habrá de elegirse la Junta directiva, que será el Comité central