Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional TORMENTA POLÍTICA POR EL ESTATUTO MIÉRCOLES 10 5 2006 ABC Ciutadans alienta la creación de un partido afín a su línea en el País Vasco La plataforma se presentó en Madrid con vocación de crecer en toda España Espada explicaron que Ciudadanos de Cataluña se inscribirá como partido en el mes de julio y que en junio hará campaña por el no al Estatut B. TORQUEMADA MADRID. Ciudadanos de Cataluña salió ayer a escena en Madrid (eligieron el teatro Reina Victoria) con propuestas que rebasan el ámbito inicialmente catalán de esta plataforma y que ya se están reflejando en una acción común con movimientos cívicos de otros puntos de España, especialmente del País Vasco. El director teatral Albert Boadella y el periodista Arcadi Espada ejercieron una vez más como portavoces de este grupo y adelantaron que Ciutadans se inscribirá como partido político el próximo mes de julio, lo que no les impedirá que antes, en junio, articulen su particular campaña ante el referéndum del Estatut resumida en un rotundo no Espada argumentó que el rechazo de la plataforma al alambicado texto estatutario es frontal, pero además estimó que todo lo que no sea el sí de papeleta (noes, votos nulos y abstenciones) contribuirá a poner en evidencia al Gobierno de Maragall. Para Ciudadanos que ya cuenta con 10.000 simpatizantes, supondrá un fracaso del tripartito un respaldo a este Estatut menor que el que obtuvo el de 1979. El futuro partido difundió ayer un mensaje de alerta ante el hecho de que la política española esté sometida permanentemente al guión nacionalista Esto supone un paso más en el recorrido de Ciutadans que hasta ahora se había reconocido como un producto de la especificidad de Cataluña, pero, que en vista del eco que ha hallado en otras comunidades, se dispone a aprovechar el largo alcance de su propuesta. La usurpación que el nacionalismo ha hecho del espacio público- -dijo Espada- -no es un problema sólo catalán, sino español por lo que la expansión del partido fuera de Cataluña no se descarta: Está por ver b Boadella y de Ciudadanos de Cataluña con todas sus dificultades, puede ser más efectiva que confiar en que los grandes partidos nacionales sean capaces de atajar la epidemia identitaria. Boadella insistió en que la política nacionalista desanima desde hace tiempo a los ciudadanos y que por eso en unas elecciones autonómicas en Ca- taluña hay muchos menos votos que en unas generales. Así que se mostró partidario de una política que vuelva a la sensatez, que contribuya a que la gente sea más feliz materialmente, porque de lo espiritual ya se ocupará cada uno En esa línea, consideró que Ciutadans puede acoger distintas ideologías después de la deriva de la izquier- da en Cataluña y ante las facilidades que también viene dando el PP al nacionalismo Confirmaron los comparecientes que, de celebrarse elecciones en Cataluña el próximo otoño, concurrirán ya como partido, pero aseguraron que no se ha decidido aún quién será el cabeza de lista. Ciudadanos se financia con cuotas y aportaciones de los socios y resulta asequible, por ahora, gracias a esa herramienta prodigiosa y barata que es internet manifestó Arcadi Espada. De esta forma han dado a conocer masivamente sus dos manifiestos, inspirados en un catálogo escueto pero contundente de principios: ciudadanía, libertad e igualdad, laicismo, bilingüismo y Constitución. FRANCISCO SECO El partido de Albert Boadella, que se vistió ayer de médico en la puesta de largo de Ciutadans defiende que frente a ser vasco o catalán hay que reclamar que todos somos ciudadanos La terapia del médico Boadella TEXTO: PABLO MINGOTE Colaboración cada vez más estrecha Las pruebas más sólidas de que el movimiento Ciutadans se expande (al menos en forma de sólida afinidad de criterios y actuaciones conjuntas) se pueden hallar en el País Vasco. No es casual que la eurodiputada Rosa Díez y Jon Juaristi tomaran parte ayer en el acto de presentación de la plataforma catalana en Madrid. Arcadi Espada se refirió expresamente a su sintonía con grupos cívicos vascos, al mencionar un artículo de la web de Basta ya en el que Carlos Martínez Gorriarán propone la creación de un nuevo partido político también en aquella comunidad autónoma, al considerar que una iniciativa como la MADRID. De nuevo Albert Boadella se subió anoche a las tablas de un escenario, su medio natural, pero esta vez para presentar un nuevo partido político: Ciutadans de Catalunya El actor catalán estuvo arropado por los asistentes al Teatro Reina Victoria de Madrid, con un lleno total que se notaba en los aplausos que surgían cada pocos minutos desde el patio de butacas y desde la platea. Boadella comenzó su intervención vestido de médico, con una bata blanca, porque su tribu sufre una auténtica epidemia que ha sido desarrollada por los políticos nacionalistas como una paranoia frente a Madrid, iceberg del conglomerado perverso que es España El problema esencial con el que se enfrenta Ciudadanos de Cataluña es que los nacionalistas, de forma subrepticia, de la noche a la mañana, se crean una nación, al igual que los locos de repente se creen Napoleón El objetivo es recuperar la realidad democrática española como una nación de ciudadanos y dejar de lado la pretensión de convertirla en una nación de naciones En la misma línea se pronunció el escritor Jon Juaristi, que fue el encargado de presentar el partido en Madrid y que aseguró que frente al ser vasco o catalán hay que reclamar el concepto de que todos somos ciudadanos El humor, presente durante todo el acto, no ocultó la seriedad del proble- ma que se vive en Cataluña, donde, según se denunció, el nuevo Estatuto de autonomía relega a un segundo plano a todo lo que tiene que ver con lo español. Como ejemplo de ello, Boadella hizo referencia a la marginación que el texto supone para la lengua castellana, y defendió la riqueza del bilingüismo, una esquizofrenia que siempre fue positiva en Cataluña, incluso para la mejor comprensión de la cosas por los estudiantes En el acto estuvieron presentes, entre otros, la eurodiputada socialista Rosa Díez, el filósofo Fernando Savater, Fransesc Carreras o Arcadi Espada. El proyecto cuenta con el apoyo de intelectuales como Horacio Vázquez Rial o Xavier Pericay.