Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional OPERACIÓN ATRIO LOS PERJUDICADOS MIÉRCOLES 10 5 2006 ABC Policías sacan documentación de la delegación de Fórum Filatélico en Valladolid YOLANDA CARDO Siempre habían cobrado lo pactado; las empresas parecían sólidas, y, sin embargo, ahora ven sus ahorros en peligro. Lo más extraño es que ya corrían rumores de una intervención judicial Las calles de los sueños rotos TEXTO: C. MORCILLO, J. BARRIO MADRID VALLADOLID. Jubilaciones tranquilas, que no doradas, universidad para los hijos, la entrada de la primera casa, un coche para la niña... Los sueños de cientos de pequeños ahorradores empezaron a evaporarse ayer a las puertas de las sedes de las empresas Fórum Filatélico y Afinsa de toda España. Ni una gota de alivio y sí una creciente inquietud a medida que pasaban las horas y volaban las malas y contradictorias noticias. En la calle de José Abascal, en pleno corazón de Madrid, detrás del cordón policial que custodiaba la entrada de la sede central de Fórum, decenas de supuestos perjudicados de todas las edades y condiciones sociales masticaban su rabia, y sorprendentemente, su esperanza. Aún no se sabe lo que han hecho, a mí hasta ahora no me han fallado y sólo hay rumores Antonio, jubilado, se niega a creer que ha sido estafado. Ni él ni su mujer están dispuestos a perder la calma. Yo ya cancelé un fondo hace tres años de seis mil euros y no tuve ningún problema; después decidí reinvertirlo y creo que lo podré cobrar. Mire lo que pasó con Rumasa y quedó en nada. El Gobierno no está actuando con seriedad A Francisco, capataz de obra, con 9.000 euros invertidos en sellos que nunca he visto las cuentas no le cuadran. Soy uno de los perjudicados de la PSV (la estafa inmobiliaria de UGT) y parece que la historia se vuelve a repetir. A mí lo único que me interesa es cobrar mi dinero. ¿Cree usted que si vengo dentro de una semana, cuando pase todo esto, podré hacerlo? Nadie tiene respuesta, aunque algunos ya han empezado a buscarla por su cuenta con la constitución de una Plataforma de Afectados de Fórum, creada en la calle y a la desesperada. Entre la impotencia y una dosis mínima de esperanza se movían algunos empleados de la empresa repartiendo su curiosa doctrina del no pasa nada Alguien estuvo a punto de abandonar las buenas maneras. ¿Me va a garantizar usted el cobro? inquiere un joven con los ojos arrasados. Alberto, dependiente, tiene como quien dice su futuro depositado entre esas paredes: 24.000 euros, el pago de parte de su futura casa que debía entregar el mes que viene. Le daban un interés del 5,5 por ciento; cliente preferente porque toda su familia ha invertido en la empresa. De hecho, el comercial que los captó en Ciudad Real es su tío y también un perjudicado. Hace una semana se rumoreó que había problemas y ayer tenía pensado sacar su dinero. Ya no sabe si tendrá casa el mes que viene. Las escenas se repitieron en todas las sedes de las empresas como una copia barata. En Valladolid, eran poco más de las diez y media de la mañana cuando seis agentes de Aduanas llegaban a la delegación de Fórum Filatéli- co. Los uniformados sorprendieron a la decena de empleados que fueron desalojados para facilitar el registro en unas instalaciones situadas en pleno centro de la capital castellana: el número 10 de la calle Regalado. Dentro, tres directivos quedaron a disposición de los policías, que se dispusieron a recoger la documentación tanto de los archivos físicos como de la información contenida en los ordenadores. Entre los trabajadores, Lalo García, un histórico del equipo de baloncesto vallisoletano que lleva desde hace años el mismo nombre que el de la firma ahora investigada. El ahora director comercial y también accionista se mostraba bastante tranquilo porque nos han hecho más inspecciones y en ningún momento ha habido problemas; Fórum no se va a ir a pique Con el paso de los minutos, comenzó el goteo de clientes, primero molestos por no poder acceder a las oficinas y luego preocupados. La opinión mayoritaria del cerca del centenar de personas que acudió a la delegación era que se trataba de un duro golpe para la empresa. De hecho, fueron varios los que anunciaron su intención de borrarse de Fórum una vez se resuelva el caso Uno de ellos, Herminio Ríos, ya daba casi como seguro que perdería su dinero, una gran cantidad de dinero Se lamentaba además de no haber aceptado cobrar los intereses que la empresa le ofrecía porque como iban muy bien y nunca hemos tenido desconfianza siempre los dejaba para que siguieran subiendo Otros, como Julia Rodríguez, eran más optimistas y explicaban que hace unos días me han hecho los ingresos que tocaban y que en otras ocasiones he retirado cantidades importantes, como hace un mes cuando saqué 18.000 euros, y nunca me han dicho nada Hay un caso extraño, informa Félix Iglesias. Una vecina de Valladolid aseguró ayer a ABC que el domingo recibió una llamada apremiándole para que retirase su inversión en Afinsa. Desde el anonimato asegura que la alerta de una intervención judicial partió de un conocido suyo. No lo hizo, porque no di importancia al aviso Los afectados de Barcelona se reúnen para emprender acciones M. J. F. BARCELONA. El estupor y el desconcierto eran inmensos entre los inversores que ayer se acercaron a la sede de Fórum Filatélico en Barcelona en busca de explicaciones. En la puerta de la empresa, cerrada a cal y canto mientras agentes de la Policía Nacional registraban el local, los ahorradores hablaban de una compañía modélica, que siempre había pagado religiosamente, que concedía becas, comprometida incluso en labores benéficas... Hablaban, sobre todo, de incredulidad y de confianza defraudada. Intentaron confirmar todo lo que oían en los medios de comunicación, primero mediante llamadas al agente con el que cada inversor había contra- tado su producto. La mayoría no obtuvo respuesta y quienes sí la tuvieron fue de unos trabajadores que se mostraban tan sorprendidos como sus propios clientes. Tampoco sirvió de mucho acercarse al número 405 de la avenida Diagonal de Barcelona, donde se encuentra Fórum Filatélico. A diferencia de Afinsa, donde se trabajó durante todo el día, esta empresa permaneció cerrada a partir de las once y media de la mañana, hora en que llegó la Policía y, tras identificar a los trabajadores y desalojar a la mayoría de ellos, comenzó el registro con los responsables de la oficina delante. A las cinco de la tarde, cuando se levantaron las puertas metálicas y los agentes metieron en una furgoneta todo el material decomisado, la treintena de afectados que se encontraba allí se había intercambiado todos los teléfonos. El germen de lo que con toda probabilidad será la futura asociación de damnificados había concretado ya una primera reunión que se llevará a cabo mañana, a las siete de la tarde, en el Centro Cívivo Drassanes, en la calle Nou de la Rambla, con el objetivo de comenzar a pensar en posibles acciones legales. Entre los estafados se encontraban personas de toda edad y situación, algunas incluso víctimas de otros fraudes financieros. Los había jubilados o parados que completaban sus escasas pensiones, o estaban a punto de hacerlo, con el rescate mensual de un dinero que habían ido depositando, mes a mes, durante diez años. Había igualmente personas de mediana edad que contrataron planes de ahorro para ellos y sus hijos.