Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9 5 2006 53 Los Beatles pierden el juicio frente a Apple por utilizar el logotipo de la manzana en su servicio de música Mario Vargas Llosa viaja a Estocolmo y allí sitúa a España como tierra fecunda de letras Diga lo que diga la baronesa, el proyecto se hará como está aprobado El alcalde se compromete a ganar la batalla de la opinión pública en un almuerzo con Siza comer a los periodistas con los consejeros implicados y con los arquitectos Álvaro Siza, Juan Miguel Hernández León y Miguel Rueda TULIO DEMICHELI MADRID. Fue un almuerzo distendido que introdujo el alcalde explicando al arquitecto portugués que las instalaciones donde se celebraba ocupan la que fuera Casa de Fieras, aunque no hizo alusión a ninguna en particular. Álvaro Siza admitió que hasta ahora no se había enfrentado a una polémica tan bronca, aunque en su ciudad, Oporto, haya habido recientemente un rifirrafe urbanístico. Los presentes no lograban explicarse por qué razón ahora se desata la caja de los truenos. Para el alcalde, la protesta ha sido más bien folclórica y su trascendencia se ha debido a que algunos medios deciden que es un debate nacional. Y he abierto- -añadió- -un nuevo periodo de alegaciones porque yo no voy a hurtarlo a la opinión pública, como se me ha acusado. Además, el proyecto no se ha tramitado con prisas: llevamos cuatro años, lo aprobó el pleno por unanimidad y ya b Ruiz- Gallardón invitó a Álvaro Siza, ayer, durante la presentación del proyecto defender, pese a su castellano poco fluido, el boceto que ha ideado para las inmediaciones de Prado- Recoletos. Pese a que para el arquitecto luso la polémica suscitada sigue siendo un misterio quiso destacar la reducción del tráfico en ese entorno, que cifró en un 60 por ciento, y la incorporación al pro- IGNACIO GIL yecto de parte de las alegaciones recibidas en su día, cerca de 600. Un túnel bajo el Paseo está descartado, pero queda por estudiar la posible reducción de carriles frente al Museo Thyssen- -en vez de cinco se quedaría en los cuatro actuales- -y la construcción de un carril exclusivo para bicicletas. hubo un periodo de alegaciones. A lo mejor no hemos sabido explicárselo a la sociedad, pero estamos tan orgullosos de él que volveremos a promocionarlo y ganaremos la batalla de la opinión pública. En cualquier caso, diga lo que diga la baronesa, el proyecto se hará como está aprobado, aunque pueda introducirse alguna modificación Hernández de León sospecha que el jaleo puede deberse a un reflejo pauloviano que salta cuando alguien introduce a la Naturaleza en el debate. Aquí se ha dicho que se iban a talar 700 árboles, cuando no es cierto. Siempre que se interviene en jardines ocurre, porque se los identifica con la Naturaleza, cuando el jardín es una noción artificial Por último, Hernández León puso sobre el mantel una hipótesis inquietante: Nosotros desarrollamos uno de los tres argumentos narrativos que planteaba el concurso. Éste era desarrollar el proyecto considerando históricamente el Salón del Prado. (Los otros dos eran no considerarlo o construir un túnel) De pronto se pone en danza el argumento del túnel. ¿No será que hay interesados en construirlo? En fin, si a nosotros nos cambian el argumento que ganó el concurso internacional, nos vamos concluyó.