Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MARTES 9 5 2006 ABC El presidente de Irán envía una carta a Bush en la que ofrece soluciones a sus diferencias EE. UU. tantea la posibilidad de represalias financieras al margen de las Naciones Unidas P. RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En torno a las dos de la tarde de ayer lunes, la Casa Blanca recibió la primera reconocida comunicación directa entre los gobiernos de Irán y Estados Unios desde que los dos países rompieran sus relaciones diplomáticas en 1979 durante la Administración Carter como consecuencia de la crisis de los rehenes. Aunque el contenido exacto de la carta remitida por el presidente de Irán al ocupante del despacho oval no ha sido revelado, la teocracia de Teherán indicó que contiene nuevas soluciones para superar la actual situación vulnerable en el mundo El mensaje de Mahmoud Ahmadineyad, presidente de Irán, fue remitido a través de la Embajada de Suiza en Teherán, que representa los intereses de Estados Unidos en ese país. Y rápida- mente fue interpretado en Washington como una maniobra justo en vísperas del debate previsto esta semana en la ONU sobre la posibilidad de sanciones ante el desafío nuclear de Irán. Según el zar del espionaje estadounidense, John Negroponte, ciertamente, una de las hipótesis que tenemos que examinar es si el momento del envío de esta carta está conectado con un intento de influenciar el debate del Consejo de Seguridad Mahmoud Ahmadineyad visitó ayer un centro de prensa en Teherán de uranio. Proceso tecnológico que sirve tanto para crear combustible para reactores nucleares como cargas para construir bombas no convencionales. La semana pasada, Gran Bretaña y Francia empezaron a circular un borrador de resolución redactado bajo el Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, que acarrea la obligación de inmediato cumplimiento con la posibilidad de represalias económicas o militares. Escenario sancionador que tendría que ser rubricado en una segunda resolución. Tanto China como Rusia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad con poder de veto, han declarado su oposición a emprender esta AP Camino a seguir Debate para el que la secretario de Estado, Condoleezza Rice, tenía previsto reunirse anoche en Nueva York con los ministros de Exteriores de Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia en busca de una posición común ante el empeño de Irán de continuar con su programa de enriquecimiento vía de confrontación. Ante esta falta de unanimidad en la ONU, la Administración Bush, con ayuda del Departamento del Tesoro, estaría intentando persuadir no solo a gobiernos aliados sino también a grandes bancos y empresas privadas para organizar una sanciones económicas de facto contra Irán. Táctica que según el Financial Times seguiría el modelo de las presiones financieras establecidas el año pasado sobre Corea del Norte. Aunque los dos países no son comparables por el gran volumen comercial de Irán, país con el que el Gobierno de Estados Unidos insiste en no entablar negociaciones bilaterales.