Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional TORMENTA POLÍTICA POR EL ESTATUTO CATALÁN MARTES 9 5 2006 ABC El PSC obliga a Maragall a no convocar elecciones para evitar que dañe al referéndum y a Zapatero El president impedirá a los consejeros de ERC que reclamen el no y se reserva echarlos del Gobierno b Montilla afirma que la prioridad del PSC no es adelantar los comicios, como pretende Maragall, sino conseguir que el Estatuto se apruebe con un amplio respaldo M. A. PRIETO M. J. CAÑIZARES BARCELONA. El aparato del PSC ha vetado los planes del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que pretendía convocar elecciones anticipadas para después del verano sin esperar el resultado del reférendum del Estatuto, convirtiendo así la jornada del 18 de junio en un plebiscito sobre su liderazgo. La ejecutiva del PSC frenó ayer la intentona de Maragall, de la que dio cuenta ABC, bajo el argumento de que será el Estatuto, y de paso el presidente Zapatero, quienes paguen los platos rotos de un posible voto de castigo al tripartito. Horas después de la ejecutiva, Maragall compareció en el Parlamento catalán y allí quedó de manifiesto que, aunque de momento acata la decisión del PSC, está dispuesto a adoptar medidas extraordinarias en los próximos días si el panorama se complica. En ese caso, el PSC se ha comprometido a apoyarle. Maragall, que ha pactado con Carod un adelanto electoral para después del verano y la posterior reedición del tripartito, advirtió a los dirigentes republicanos que echará a ERC del Gobierno- -forzando así un anticipo electoral- -en cuanto le den la ocasión. Lo que me importa es el Estatuto y si en algún momento creo que la cohabitación de posiciones enfrentadas en el seno del Gobierno perjudica, ni que sea mínimamente, su aprobación, adoptaré de manera inmediata las decisiones oportunas sentenció. Maragall, que provocó la hilaridad en las filas de la oposición al afirmar que somos el Gobierno del Estatuto confirmó que por Casas pide que las reformas se ajusten a la Constitución ABC. La presidenta del Tribunal Constitucional, M Emilia Casas, aseguró ayer en el Club Siglo XXI en presencia del ministro de Justicia, López Aguilar, y de la presidenta de la institución, Paloma Segrelles, que a los magistrados no les temblará el pulso si tienen que pronunciarse sobre el Estatuto de Cataluña. Además, pidió la sujeción de todos los poderes públicos a la constitución territorial de la Carta Magna, especialmente en estos momentos de reformas estatutarias. Sobre la legalización de Batasuna, Casas recordó que no puede hacerse por generación espontánea y que hay que seguir un proceso. VÍCTOR INCHAUSTI ahora no disolverá su ejecutivo aunque sí admitió que éste puede estar sujeto a modificaciones, en alusión a una eventual salida de ERC. El líder socialista exigió unidad de acción a todos los miembros de su Ejecutivo, aun consciente de que los republicanos harán campaña activa por el no y anunció que cuando el Senado apruebe mañana el Estatuto convocará a los líderes del tripartito para comunicarles que su gobierno está activamente comprometido con el sí El líder socialista no tuvo reparos en advertir al recién designado consejero republicano Xavier Vendrell- -quien envió cartas a los trabajadores de la Gene- ralitat exigiendo una parte de su suelo para financiar a ERC- -que su cargo está en el aire. Estoy seguro- -recalcó- -de que el consejero Vendrell no dudará en asumir las responsabilidades que se puedan derivar de su actuación presente, pasada y futura El portavoz del PSC, Miquel Iceta, subrayó que la aprobación del Estatuto se ha convertido en una verdadera obsesión para su partido y sentenció que esa debe ser la prioridad del presidente de la Generalitat caiga quien caiga en alusión a ERC. El dirigente republicano Joan Ridao acusó a Zapatero de incumplir su palabra y dejó claro que Esquerra no está por la uni- Dirigentes de CDC proponen una moción de censura que Mas no ve oportuna ahora M. A. P. M. J. C. BARCELONA. Sectores de Convergència quieren dar un golpe de efecto para que se visualice su labor como oposición. Una moción de censura es, a juicio de una parte de la ejecutiva nacionalista, la medida que debería proponerse tras la desastrosa situación en la que ha quedado el tripartito. Una medida que ayer se pidió al líder de CDC, Artur Mas, en la reunión de la cúpula del partido. Sin embargo, el presidente de la federación considera que no debe echarse más leña al fuego por lo que descarta presentar esta iniciativa, al menos de momento. Sin el referéndum del Estatuto de por medio, hoy mismo hubiéramos presentado una moción de censura, pero ante el contexto actual debemos hacer un último acto de responsabilidad y poner sentido común y patriotismo CiU también está embarcada en lograr el sí en la consulta del próximo 18 de junio, pues al igual que PSC e ICV, se juega mucho en esa convocatoria. Por eso, los nacionalistas se ven en la surrealista situación de pedir que no se utilice la consulta popular para castigar al tripartito, al tiempo que se preparan para romper el frente común que el presidente de la Generalitat y Mas consensuaron respecto a la campaña. No vamos a suicidarnos con el PSC. Si antes de la votación del Estatuto en el Senado- -que tendrá lugar mañana- Maragall no anuncia un adelanto electoral, romperemos el pacto de no agresión en la campaña del referéndum. La ciudadanía debe entender que no es culpa de CiU que crezcan los partidarios del no asegura a ABC un alto dirigente nacionalista, que admite la difícil situación en la que se encuentra Convergència, que confió excesivamente en las promesas de los socialistas respecto a evitar el no de ERC. dad de acción. President- -lanzó a modo de desafío- -debe usted interiorizar que no todo el Gobierno está a favor del Estatuto Maragall se mostró distante e incluso esquivo con el líder de CiU, Artur Mas, -quien hubo de conformarse con el agradecimiento de Iceta, miembro del sector del PSC favorable a un acuerdo de gobierno con CiU- -y trató con una dureza inusual al líder del PP catalán, Josep Piqué, a quien dijo ver desubicado en Cataluña. Piqué confesó estar harto de la hipocresía de la clase política catalana y del propio Maragall Se nos acusa de todo y cuando recibimos insultos, amenazas o agresiones, nadie las condena denunció. Tanto Piqué como Mas exigieron elecciones anticipadas. El primer secretario de los socialistas catalanes, José Montilla, insistió ayer en que la prioridad del partido no es el anticipo electoral, sino conseguir que se apruebe el Estatuto. Decir si habrá elecciones en otoño es más propio de la astrología El dirigente socialista aprovechó la comparecencia de Maragall en la Cámara catalana para advertir de que los últimos cambios en el Gobierno se produjeron en un contexto en el que ERC se había comprometido a no votar igual que el PP El malestar en el PSC es evidente pero no suficiente para forzar una ruptura del tripartito que podría contaminar el referéndum. Sin embargo, tanto ERC como ICV no descartan esa posibilidad. El líder de los republicanos, Josep Lluís Carod- Rovira, ha conversado telefónicamente con Zapatero para explicarle la postura de su partido.