Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LAS RESPONSABILIDADES POLÍTICAS DEL CASO BONO MARTES 9 5 2006 ABC CARICATURAS DEL PP a criminalización del PP se ha quedado en mero intento. Pero ése era el trasfondo ideológico que explica este escándalo de abuso de poder. No es fácil que los tres policías condenados se embarcaran en aquellos atropellos si no recurrimos al ambiente ideológico en el que ocurrieron. Debían de saber perfectamente lo mismo que el resto de ciudadanos que vimos la retransmisión de todo el incidente en la televisión y en las fotografías de la prensa, que si aquellos militantes del PP merecían ser detenidos, no iban a dar abasto deteniendo manifestantes pancarteros y vociferantes, de derecha, de izquierda y de centro, todos los fines de semana. Pero siguieron EDURNE adelante, empujados y URIARTE arropados por los caprichos del ministro Bono, por la obcecación del delegado del Gobierno o por la pasividad del ministro de Interior. Y, sobre todo, por los objetivos políticos del Gobierno. El socialismo sufre de dos dolencias que no ha conseguido curar desde la Transición y que incluso se han agravado en su ala radical, la de Zapatero. Y de vez en cuando, le salen estas erupciones. Me refiero a esa vena sectaria que le provoca su sentimiento de superioridad moral y a esa terca incapacidad para aceptar la legitimidad democrática de la derecha. Ocho años de oposición empeoraron ambas enfermedades con la frustración y el revanchismo. Y a la vuelta al poder, parecía que no habían pasado los años por este partido, que acababa de salir del franquismo y que iba a dar cuenta de la derecha con los mismos ardores demagógicos de la juventud. Y como suele ocurrir, los ardores fueron mucho más feroces en los primeros meses de la legislatura, cuando los socialistas aún no habían entendido los límites que les iban a imponer los controles de la opinión pública. O de los tribunales, como en este caso. Es una obviedad eso de que hay abusos de poder en todos los gobiernos. Y tentaciones peligrosas. Pero la peculiaridad española es que ni en la peor de ellas se hubiera atrevido a tanto la derecha. Ni en ese 96 tan lejano ya en la historia de la construcción de la democracia española tuvo el PP los tics del PSOE en el 2004. Ese sectarismo que expulsó fulminantemente a todos los no afines ideológicos de allí donde pudo. O esa obsesión por la conversión mediática de la derecha en antidemocrática y radical. Aquellos dos sufridos militantes del PP salieron de casa a manifestarse sin saber que alguien tenía que hacer real la caricatura de la derecha que tanto gusta al ala zapateril del PSOE: extremista, retrógrada y agresiva. Y que incluso tenían que encarnar una segunda por el mismo precio, la de la los intolerantes luchadores contra el terrorismo que pretendían arruinar los planes negociadores del Gobierno. Unos policías obedientes a ambas caricaturas se encargaron de certificarlas oficialmente. Menos mal que en las democracias maduras existen los tribunales, además de las caricaturas. L El SUP denuncia que los policías son víctimas del protagonismo de Bono CEP pide la dimisión del ex ministro del Interior José Antonio Alonso b Los sindicatos policiales, SUP y CEP, aplauden la dimisión del delegado del Gobierno en Madrid y le acusan de haber mentido y dirigido la investigación DOLORES MARTÍNEZ MADRID. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) mayoritario en el Cuerpo Nacional de Policía y próximo al PSOE, considera que los tres policías condenados por el caso Bono son víctimas del protagonismo político del ex ministro de Defensa. Más aún, le acusa de hacer una utilización excesiva de la manifestación de las víctimas del terrorismo. Pero aquí no acaban las responsabilidades políticas que, según el SUP, tiene el caso. De ahí que su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet, aplauda la dimisión, por decencia democrática del delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez. A la luz de la sentencia dijo, es la única salida coherente al tiempo que lamentó que el PSOE no se hubiera planteado esta dimisión antes y lo hubiese pactado con el PP para así no acabar con la carrera profesional de tres agentes Sánchez Fornet subrayó que este caso ha estado marcado por la politización tanto por parte del ex ministro de Defensa José Bono, al acudir a la manifestación de la AVT, como por parte del PP, al ejercer la acusación particular y jugar con la carrera policial de los agentes Aguirre y Acebes explicaron juntos el alcance de la sentencia A su juicio, la sentencia abre un precedente grave para cualquier otra actuación pues lo que hicieron los tres agentes es una práctica habitual en el funcionamiento de la Policía El representante sindical mantuvo que los dos militantes del PP no fueron detenidos, sino que se les llamó a Comisaría, donde se les leyeron sus derechos y se les tomó declaración, antes de dejarlos EFE Alcaraz exige a Zapatero que pida disculpas por criminalizar a la AVT ABC MADRID. El presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, José Antonio Alcaraz, afirmó ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debería pedir disculpas públicamente por cómo criminizalizaron a los dos militantes del PP, a la propia manifestación y a la propia AVT por hechos que allí acontecieron Asimismo, apuntó que José Antonio Alonso, ministro de Defensa y ex titular de Interior, debe plantearse dimitir por la sentencia del caso Bono como ha hecho el delegado del Gobierno en Madrid. Francisco José Alcaraz dijo a Servimedia que Alonso debería estudiar esta renuncia por la defensa a ultranza que hizo de una situación que, como se ha demostrado en la sentencia, fue una detención ilegal y política En su opinión, la postura que adoptó Alonso y el Ejecutivo perjudicó no sólo a estos dos militantes, sino a los propios colectivos de víctimas y AVT No olvidaremos afirmó, esos días en el que el Gobierno, sus portavoces, sus ministros, criminalizaron y atacaron constantemente a la AVT por unos hechos que no ocurrieron, y achacaron a la ultraderecha una agresión que no existió en referencia a lo ocurrido en la manifestación con José Bono. Al mismo tiempo, estimó que la salida de Constantino Méndez es lo mínimo que se podía esperar nuevamente en libertad, procedimiento que, insistió, es práctica habitual en la Policía A la Confederación Nacional de Policía (CEP) no le parece suficiente la dimisión del delegado del Gobierno y pide que las responsabilidades políticas alcancen también a José Antonio Alonso, quien por aquellas fechas era ministro del Interior. En opinión del sindicato, la sentencia, la más grave recaída sobre funcionarios policiales en la historia reciente, pone de relieve la politización que impera en determinadas áreas de la Policía, en las que se sigue una política de nombramientos en las que prima la proximidad política en detrimento de la capacidad y la profesionalidad Para Ignacio López, secretario general de la CEP, en el caso Bono hay una responsabilidad política superior a los tres agentes. Y destacó que en la sentencia hay dos elementos que lo corroboran. Uno, el que afirma que el delegado del Gobierno, con sus declaraciones, dirigió la investigación y en segundo lugar que Méndez mintió cuando dijo que se tenía identificados a los autores el día 24, cuando esto no consta en las diligencias policiales Además, la CEP considera que la sentencia no está politizada y que restituye, por lo menos en el plano moral, a los profesionales que a pesar de las coacciones sufridas se mantuvieron firmes en la legalidad de sus decisiones. Son varios los profesionales- -agrega- -que han sufrido estas injusticias y algunos han tenido que abandonar el destino