Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Cultura LUNES 8 5 2006 ABC Se cumplen hoy cien años del nacimiento de Roberto Rossellini, uno de los grandes directores de la historia del cine y considerado el padre del neorrealismo italiano Rossellini, te querrán siempre TEXTO: E. RODRÍGUEZ MARCHANTE A los cien años de su nacimiento y casi treinta de su muerte, hoy se sabe de Roberto Rossellini casi tanto como hace sesenta años, cuando ocurrieron en su vida aquellos hechos tan cruciales para la historia del cine, para la historia del propio Rossellini (también para la de Ingrid Bergman) y para la historia, si la hubiera escrita, de las grandes pasiones y su onda expansiva. Hoy se sabe, tal y como sospechó Ingrid Bergman entonces y demostró la crítica francesa poco después, que Rossellini era al cine lo que la sencilla y terrenal trufa a la gastronomía... Sólo unas virutas de idea, de sentimiento, y su obra adquiere unos aromas arrebatadores y una trascendencia inexplicable (si se me permite la osadía, vendría a ser lo que hoy busca casi con impertinencia cierto cine oriental, como el de Wong Kar- wai; o iraní, como el de Kiarostami, y para muchos no sólo lo busca sino que lo encuentra) Los hechos son conocidos: Ingrid Bergman deja Hollywood y su vida familiar para irse (venirse) a Italia y ponerse al servicio del talento de Rossellini, quizá también presagiando la frase que luego hiciera buena Bertolucci: No se puede vivir sin Rossellini Pero aquellos hechos que decimos hoy cruciales para el cine, entre otras cosas porque ya dejaron de tener valor de actualidad o de portada de revista, se concretaron en una obra mayúscula, tres películas hoy ya imposible de sustraérselas a la historia: Stromboli Europa 51 y Viaggio in Italia Te querré siempre No son, desde luego, una isla en la descomunal obra de Rossellini, pues vinieron detrás de Roma, ciudad abierta Paisà y Germania, anno zero y precedieron a El general de la Rovere pero sí son la prueba inequívoca de que cuando se cruzaron las vidas de ellos, de Ingrid Bergman y Rossellini, dos modelos de ser y hacer cine, fue algo así como si se movieran sigilosamente los pliegues internos del cine, de modo casi telúrico, y que darían lugar con el tiempo y sus ecos a diversos terremotos cinematográficos, empezando por la nouvelle vague Esas tres películas están, además, tan imbricadas con el pulso vital del cineasta y de la estrella, que verlas es como leer entre las líneas de su biografía. Una mujer escapa de un campo de concentración y se esconde en la pequeña isla de Strómboli; comprenderá rápidamente que sólo ha cambiado de prisión... O en Te querré siempre pa- Isabella Rossellini, hija del cineasta italiano, en una secuencia del documental, en el que se transforma en su madre, Ingrid Bergman ra tantos su obra maestra, una abrumadora reflexión y búsqueda del amor de una pareja por toda Italia y cuya respuesta se halla entre los escombros milenarios de Pompeya. De todos modos, y sin detenernos en el neorrealismo ni en el post- neorrealismo de Rossellini, algo de cierto hay en aquella arriesgada frase de Bertolucci y que nosotros adoptamos con matices: no se puede vivir (igual de pleno) sin Rossellini Isabella Rossellini recupera sus recuerdos en el corto Mi padre cumple cien años El documental ha sido escrito e interpretado por la propia actriz CARMEN ANIORTE MADRID. Yo no sé si eras o no un genio, pero yo te quiero Así, con estas sentidas palabras, la actriz Isabella Rossellini pone su particular punto y final al homenaje al gran director italiano en el cortometraje Mi padre cumple 100 años Rodado en blanco y negro o, más bien en negro y gris, como se recuerdan algunos de sus grandes obras como Roma, città aperta Alemania año cero Stromboli o aquel título con el que comenzó a demostrar su grandeza detrás de una cámara: Dafne su ópera prima, rodada en 1936. Hoy se cumplen cien años del nacimiento del director italiano Roberto Rossellini, esposo de Ingrid Bergman y padre de la también actriz Isabella Rossellini. Ésta ha escrito e interpretado un cortometraje documental titulado Mi padre cumple 100 años que hasta ahora tan sólo se había podido ver en la Berlinale (Festival de Cine de Berlín) y en una retrospectiva organizada en febrero por el Ministerio de Cultura. Ayer se estrenó en la cadena de televisión digital TCM. Mi padre cumple 100 años parte de una idea original de la hija del director, siendo así una forma diferente de rendir homenaje a esta gran figura del cine europeo y mundial. En él, la actriz comparte con los espectadores un En la película, la actriz comparte con el público un buen número de recuerdos, así como referencias personales y profesionales buen número de recuerdos, referencias personales y profesionales e instantes que han marcado su vida desde siempre, todo ello acompañado de una acertada serie de reflexiones acerca de las grandes obras maestras del director de origen romano. El resultado es un recorrido rebosante de humanidad a través de la vida de uno de los grandes maestros del cine, en el que el público se siente acompañado en todo momento por Isabella, la cual ofrece su personalísima perspectiva de los iconos de Rossellini padre. Incluso se transforma en los personajes que formaron el universo de su progenitor (memorable la imagen en la que Isabella se transforma en Ingrid Bergman, su madre, y comparte con los dos una escena) En el catálogo de la última edición del Festival de Toronto, Isabella Rossellini decía sobre este trabajo: Esta pe- Roberto Rossellini lícula surgió para celebrar el centenario del nacimiento de mi padre. Sé que habrá más de una ocasión para recordar su trabajo y que a menudo seré objeto de entrevistas al respecto, pero ante esta ocasión tan especial sentí la necesidad de decir algo más de lo que se dice habitualmente en este tipo de situaciones