Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional LUNES 8 5 2006 ABC Defensa cree que el blindado de Zaragoza volcó por un giro brusco ABC MADRID. Las primeras investigaciones realizadas por el Ministerio de Defensa sobre el vuelco en Zaragoza, durante una exhibición a escolares, de un vehículo blindado en el que falleció un soldado y once niños resultaron heridos, indican que la posible causa del accidente sería un giro brusco de izquierda a derecha lateral en el que se encuentra el motor, lo que habría desestabilizado el BMR (Blindado Medio de Ruedas) y ocasionado que cayera de costado dando tres cuartos de vuelta El informe también señala que el vehículo se encontraba en perfectas condiciones técnicas y que el conductor no había ingerido alcohol ni sustancias estimulantes. El BMR es un vehículo militar blindado todoterreno de fabricación española, de la empresa Santa Bárbara, preparado para operar sobre todo tipo de terrenos. Sin embargo, expertos militares lo consideran inseguro por una inestabilidad debida a la descompensación en el reparto delos pesos, así como por ser demasiado alto en relación con su anchura, por lo que vuelca con demasiada frecuencia. Los expertos consultados también señalaron que el BMR afronta situaciones complicadas cuando circula por carreteras con baches, grietas o zanjas, así como por pistas no asfaltadas. La investigación interna continúa abierta, ya que todavía falta por confirmar en qué condiciones viajaban los escolares, Sobre el anuncio de alguno de los padres de denunciar lo sucedido, fuente militares aseguraron comprender que los familiares quieran saber exactamente cómo fueron los hechos, pero el Ejército es el primero que quiere conocer todo lo que ocurrió sobre todo porque se trata de un vehículo que se utiliza muy frecuentemente en maniobras militares. Muere un joven tras ser reducido por vigilantes de la estación de Atocha La autopsia determina que no presenta lesiones externas ni internas b Cuatro guardas permanecen dete- nidos por la Policía después de que varios testigos dijeran que actuaron de forma violenta con el joven, que también trabajó como vigilante DOLORES MARTÍNEZ MADRID. Antonio Mena Sanz, de 27 años, murió ayer en el vestíbulo principal de la estación de Atocha de Madrid después de ser reducido por varios vigilantes de seguridad. En fuentes de la investigación se descarta que la actuación de estos fuera la causa de la muerte, por cuanto el informe de la autopsia ha concluido que el cuerpo no presenta lesiones externas ni internas en órganos Por tanto, cobra fuerza la posibilidad de que la parada cardiorrespiratoria que le causó la muerte se produjera por una sobreexcitación, ya que al parecer el joven estaba embriagado, estado que aclararán los análisis de toxicología, que aún no se han realizado. No obstante, la Policía mantiene detenidos a los cuatro guardas jurados que redujeron a la víctima, que también había trabajado en una empresa de seguridad que presta sus servicios en Renfe. que estaba tomando la situación, decidió llamar a otros compañeros. En concreto acudieron tres que conminaron al joven a que abandonara la estación, pero él no les hizo caso, momento en el que fue reducido y esposado. A partir de ahí Antonio Mena comenzó a tener convulsiones. Ante esta situación, los vigilantes llamaron a la Policía Nacional y una patrulla se trasladó a la estación de Atocha. Tras indicar que les fueran retirados los grilletes al joven, los agentes, al ver el estado que presentaba, llamaron al Samur. Fuentes del servicio señalaron que cuando llegaron a la estación, sobre las seis y media de la mañana, no pudieron hacer nada por salvar la vida del joven, que ya se encontraba en parada cardiorrespiratoria, pese a los intentos de reanimación que habían iniciado los vigilantes y los policías. Los cuatro guardas fueron trasladados a la Comisaría del distrito de Arganzuela para prestar declaración después de que los servicios de emergen- Irrupción a gritos Los hechos se produjeron sobre la seis de la mañana de ayer cuando Antonio Mena Sanz entró en la estación gritando y muy exaltado, según han manifestado varios testigos. Ante este comportamiento, un vigilante le instó a que se marchara y el joven dejó la zona de donde parten los trenes del AVE y se dirigió al vestíbulo principal. Allí, siguió chillando y comenzó a hostigar a tres chicas que empezaron a gritar pidiendo ayuda. Sus voces de socorro fueron escuchadas por otro vigilante de seguridad que acudió rápidamente en auxilio de las mujeres. El guarda jurado trató por todos los medios de reducir al joven pero sus esfuerzos fueron infructuosos. Por ello, y ante el cariz Se cree que Antonio Mena, de 27 años, sufrió una sobreexcitación que le causó la parada cardiorrespiratoria cias del Samur- Protección Civil certificaran el fallecimiento de Antonio Mena Sanz. Según fuentes de la investigación, la Policía ha procedido a la detención de los cuatro vigilantes ante el testimonio de varias personas que a esa hora se encontraban en el vestíbulo de la estación y que manifestaron haber visto a uno de los vigilantes poner uno de sus pies en el cuello del joven. Señalaron que la actuación de los empleados del servicio de seguridad fue muy violenta y agregaron que después de reducir al joven, lo esposaron y lo tuvieron entre cinco y diez minutos con la cara contra el suelo hasta que dejó de forcejear. Fue entonces cuando Antonio Mena, según varios testigos, empezó a vomitar y los vigilantes dejaron de presionarle. Pese a la versión dada por algunas de las personas que vieron los hechos, el informe realizado por el Instituto Anatómico Forense sobre el cuerpo de Antonio Mena concluye que el joven no presenta lesiones externa ni internas en órganos No obstante, los vigilantes permanecerán en dependencias policiales hasta que se les tome declaración. Aún queda por conocer el informe del servicio de toxicología. Será el que determinará si Antonio Mena Sanz tenía alcohol en la sangre u otras sustancias. AFP Don Felipe representará a España en Costa Rica ABC. Su Alteza Real el Príncipe de Asturias llegó en la madrugada de ayer a San José para representar hoy a España en la toma de posesión del nuevo presidente de Costa Rica, Óscar Arias, acto al que también asistirán los dirigentes de Venezuela, Colombia, México, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Panamá y Ecuador. Entre los invitados españoles, figuran los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel. Don Felipe continuará su viaje hacia El Salvador, donde mañana inaugurará el encuentro empresarial España- Centraomérica.