Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 5 2006 Nacional 21 LAS DENUNCIAS DE CORRUPCIÓN Yagüe y García Marcos se rodean de un grupo de presas para que las protejan en la cárcel Circulan rumores interesados sobre peleas para desacreditar el centro y lograr la libertad provisional que la ex alcaldesa de Marbella se hubiera enzarzado a golpes y puñetazos en el patio de la prisión con una reclusa de raza gitana J. M. CAMACHO MÁLAGA. Las conocidas como pijas del módulo, la ex alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, y la ex primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, Isabel García Marcos, se han rodeado de un grupo de presas que se encargan de su protección, según señalaron a ABC fuentes de toda solvencia. En la prisión malagueña hay un centenar de reclusas en el módulo de Mujeres, condenadas por diferentes delitos. Las mismas fuentes manifestaron que tanto Yagüe como García Marcos rechazaron al llegar a la prisión los mecanismos de protección que tiene la citada institución penitenciaria, aunque ahora ellas por su cuenta se han buscado su propia seguridad porque tienen dinero y poder También destacaron que la vida de las dos reclusas en Alhaurín de la Torre discurre, no obstante, con total normalidad, no tienen problemas y cumplen a rajatabla las reglas internas de b Algunas fuentes niegan la prisión. Es decir, se levantan a las ocho de la mañana, tienen media hora de desayuno, cuatro horas de patio, almuerzo, otra vez patio, cena y celda para dormir. A pesar de la normalidad reseñada, según las fuentes consultadas, circulan rumores interesados sobre peleas y conflictos en el módulo de Mujeres con el fin de que el juez del caso, Miguel Ángel Torres, ponga en libertad bajo fianza a la ex alcaldesa y a la ex teniente de alcalde marbellíes. Isabel García Marcos (izquierda) y Marisol Yagüe, en un Pleno de noviembre ABC A Isabel García Marcos algunas presas la llaman la channé por utilizar ropa de deportes muy cara Las dos ex políticas rechazaron al ingresar la protección que les ofreció la institución penitenciaria simplemente han buscado seguridad por otros motivos. Algunas fuentes cuentan que García Marcos, apodada la pija del módulo, tiene ahora otro apodo. Algunas de sus compañeras le llaman la channé por utilizar ropa de deportes muy cara. El mote se lo ha puesto, al parecer, la reclusa que le ha puesto el ojo morado. Fuentes de la institución penitencia- ria señalaron que hay un interés exagerado en el entorno de las dos ex políticas de Marbella por desacreditar al centro malagueño y a su director para intentar sacar de la prisión de Alhaurín a la ex alcaldesa y a su ex compañera de la Corporación municipal. Un ojo amoratado Uno de esos rumores apuntan a una supuesta trifulca entre Isabel García Marcos y una reclusa de raza gitana. Al parecer, ambas discutieron en el comedor por el menú (tortilla de patatas y macarrones) y, posteriormente, en el patio se enzarzaron a golpes y puñetazos. La ex edil socialista sufrió magulladuras por todo el cuerpo y un ojo amoratado, mientras su rival apenas recibió castigo. No se sabe si esa pelea (algunas fuentes la desmienten) ha podido influir en García Marcos y en su compañera de celda, Marisol Yagüe- -quien sigue muy deprimida entre rejas- para pagar los servicios de un grupo de presas con el fin de garantizarse protección o Morbo por conocer los detalles Están circulando muchos rumores que no tienen nada que ver con la realidad señalaron a este periódico las fuentes consultadas. También señalaron que hay mucho morbo en conocer detalles de la vida de estas dos mujeres, así como de la que lleva el ex gerente de Urbanismo, Juan Antonio Roca. Además, aseguraron que la prisión de Alhaurín tiene las mismas condiciones de seguridad que las demás cárceles españolas, y la de Málaga no es especialmente conflictiva, ya que contemplan, como todas, mecanismos de protección para los presos que lo soliciten.