Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional TORMENTA POLÍTICA POR EL ESTATUTO CATALÁN LUNES 8 5 2006 ABC ALBERT BOADELLA Director teatral y miembro de Ciutadans de Catalunya Zapatero no midió lo que suponía dar barra libre para el Estatut Saturado pero no rendido. El actor y director teatral Albert Boadella destila rebeldía de exiliado en su propia tierra en el entreacto de esta desquiciada legislatura de Maragall TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTO: EFE Boadella denuncia el nacionalsocialismo que impregna el Estatut das de Gobiernos de CiU lo que les hace a ustedes dar el salto a la política es el Ejecutivo de Maragall... -Es que el hecho de que la izquierda haya tomado la deriva nacionalista ha desequilibrado terriblemente la balanza, y Maragall es el máximo responsable. Algunos votamos al PSC pensando que al salir CiU del Gobierno llegaba un gran momento y en vez de eso nos encontramos con todo lo contrario. ¿Y Zapatero? -Zapatero es culpable en la medida en que un día dio barra libre para el Estatut, en un terrible acto de irresponsabilidad. No ha sido capaz de medir ni de tomar el pulso a la gravedad de las situaciones que se podían generar. ¿Qué le parece lo peor del proyecto de Estatuto? -La intromisión en todos los resquicios de la sociedad. Que la política pretenda controlar todas y cada una de las manifestaciones de la vida social es nacionalsocialismo, o sea, nazismo. Aunque lo de nación también importa, pues la palabra Cataluña se ha venido utilizando para encubrirlo todo; para tapar Banca Catalana o el 3 por ciento. Así, quien se interpone en el camino es que va contra Cataluña, contra la tribu. -Usted y Maragall se conocen desde hace años, ¿qué se dicen últimamente cuando se encuentran? -Procuro no encontrármelo, aunque somos casi vecinos de fin de semana. Sería normal que me lo topara, pero mi nivel de relaciones personales ha descendido, soy un exiliado dentro de Cataluña. A los muchos catalanes que sentimos que formamos parte de España, si lo decimos, se nos imputa que obtenemos prebendas de los españoles A mí ahora me llaman lerrouxista ¿Llevará usted a escena un Ubú Maragall -De ninguna manera. Estoy saturado de esta historia de Cataluña. Mi participación en Ciutadans será mi última contribución a la causa, y espero que después alguien tome el testigo. -Quienes como usted están promoviendo la plataforma y futuro partido Ciutadans de Catalunya ¿esperaban la acogida que han tenido? -Cuando se difundió nuestro primer manifiesto en internet nos quedamos muy sorprendidos con el interés que suscitó. Eso sirvió para que se disipasen las dudas iniciales sobre si convenía o no crear un partido, porque la respuesta ha demostrado que en Cataluña queda un espacio por cubrir. ¿Cómo ha afectado a su labor teatral su implicación en la política? -De la peor manera. Mi compañía ha sufrido un boicot generalizado en Cataluña que nos perjudicó muy gravemente en Barcelona. ¿Esta carrera de obstáculos le ha hecho flaquear? -A mí, ponme dificultades y estaré en mi salsa. No contaban con que estoy bastante asilvestrado. ¿Se ve como diputado en el Parlament? -No, en absoluto. Si ahora tuviera cuarenta años seguramente sí probaría, pero ahora me interesa más el arte que la política, y si estoy en estas batallas es porque la situación es de emergencia. Sentía claustrofobia en mi propio entorno y no se podía dejar pasar más tiempo. -O sea, que no es muy optimista... -No, no lo soy. Contamos con muy pocos anticuerpos para una epidemia tan grande. Incluso en el País Vasco se formó un frente antinacionalista, con todo el riesgo que eso suponía allí, que ha dejado oír su voz en todo este tiempo, pero en Cataluña el silencio ha sido monumental. -Pero después de más de dos déca- La palabra Cataluña ha servido para encubrirlo todo, para tapar Banca Catalana o el 3 por ciento Crece el empuje de una plataforma que este verano se convertirá en partido. La popularidad de algunos de sus promotores (sobre todo la del juglar Albert Boadella) ha proporcionado a Ciutadans de Catalunya un barniz mediático del que habría carecido sin su concurso, pero hay mucho más que fuego de artificio en sus propuestas. Ciudadanos se presentará mañana martes en Madrid, en un acto que tendrá lugar a las ocho de la tarde en el teatro Reina Victoria y en el que el propio Boadella, el periodista Arcadi Espada y el catedrático Francisco de Carreras desgranarán un ideario basado en la libertad, la igualdad, el laicismo y el bilingüismo. Los territorios carecen de derechos. Sólo tienen derechos las personas han recogido en su segundo manifiesto, Ciutadans que ya está tejiendo los mimbres de su futura estructura, nace de un profundo hastío tras más de dos décadas de gobierno nacionalista en Cataluña y también de la decepción del Tinell Miembros de la plataforma han lanzado al aire una confesión: Yo voté a Maragall Así lo han manifesta- La plataforma Ciudadanos de Cataluña se inscribirá como partido político este verano, pero ya en junio librará su batalla por el no en el referéndum del Estatuto Ciutadans a por todas TEXTO: B. T. do el propio Boadella y Francisco de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional, quienes optaron por el dirigente socialista como posibilidad de ruptura del pujolismo y se toparon con tres tazas de caldo nacionalista. Ciudadanos de Cataluña es consciente de que muchos votantes que se inclinan por el PSC en las elecciones generales se abstienen en las autonómicas por su nula afinidad con la tribu identitaria. Y ahí existe una bolsa potencial de apoyo, pero no la única. No será sólo un partido de votantes del PSC decepcionados- -explica el escritor Xavier Pericay, muy implicado en el proyecto- También aglutinaremos a un sector liberal que hasta ahora ha estado huérfano en Cataluña Pero, ¿cuál es la realidad y las expectativas de Ciutadans, un año después de la difusión en internet de su manifiesto fundacional Según Pericay, alentadora Explica que ya hemos superado esa fase espontánea de las adhesiones, y ahora estamos en la de los Para la plataforma, que se presentará mañana en Madrid, tienen derechos las personas, no los territorios asociados que son alrededor de dos mil. La mitad de ellos está trabajando activamente en la construcción del proyecto El catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras recuerda que el primer manifiesto de Ciutadans fue respaldado por casi once mil personas, y que si las cifras de asociados son aún modestas, nos bastan para autofinanciarnos, lo que no es poco, pues los asociados pasaremos a ser afiliados cuando se constituya el partido Carrera no considera adecuado tomar como referente el fracaso de anteriores alternativas al monolitismo político en España, porque nacemos de la especificidad de lo que está ocurriendo en Cataluña Añade que somos independientes, no iremos en coalición con nadie a unas elecciones. Por eso el PP, que antes nos veía con simpatía, ahora nos mira con cierto recelo La primera gran batalla pública para Ciutadans será la del referéndum del Estatuto en junio. La abordarán con ímpetu, pues ya acumulan sustanciosos argumentos contra el tentacular texto legal.