Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 5 2006 11 La nueva oleada de cayucos en las costas de Canarias apunta ya a Senegal como punto de partida La ex alcaldesa de Marbella y García Marcos se rodean de un grupo de reclusas para que las protejan El no de ERC amenaza el liderazgo de Mas, que intenta evitar el voto de castigo al tripartito CiU expondrá a su inquieta militancia soberanista la necesidad del sí al Estatuto organizado por las juventudes de Convergència, el líder de CiU aseguró que no es el momento de utilizar el referéndum para echar a Maragall M. A. P. M. J. C. BARCELONA. Artur Mas no quiere que se castigue al tripartito en las urnas. Así, tal como suena. El jefe de la oposición hizo un llamamiento ayer a no votar que no para acabar con el Gobierno catalán, ahondando de esta manera en la ceremonia de la confusión de buena parte de la militancia de CiU vive estos días, especialmente desde que las bases de ERC han demostrado que son capaces, no sólo de cambiar la postura de su ejecutiva, sino también el rumbo de la política catalana, donde suenan tambores de adelanto electoral. Un adelanto que, en estos momentos, no beneficia a CiU. Tal como publicaba ayer ABC, los nacionalistas creyeron a pie juntillas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando prometió a Mas que evitaría el no de ERC para impedir que esta formación fuera ama y señora del mensaje soberanista y patriótico. A cambio, el presidente de CiU votaría en favor del Estatuto y relevaría a ERC como futuro aliado del PSOE. Pero es que, además, CiU ya no puede acusar de incoherencia a la formación independentista, pues si bien el inicial voto nulo promovido por Josep Lluís Carod- Rovira evidenciaba la lealtad táctica del líder republicano al presidente Mab En un acto ELENA CARRERAS serrat Tura y Jordi Valls- -bien vistos por todos los sectores del PSC- -son los que han sonado con más fuerza. Críticas de Maragall a Esquerra Aunque el aparato del PSC (integrado por dirigentes como José Montilla, Miquel Iceta o Manuela de Madre) también quiere ir a elecciones anticipadas, considera que es conveniente esperar hasta una vez celebrado el referéndum para plantear el futuro del tripartito. El PSC tampoco es partidario de la salida de ERC del Gobierno catalán para que Maragall tenga las manos libres a la hora de hacer campaña a favor del Estatuto. Según fuentes socialistas, en la ejecutiva extraordinaria que hoy celebra el PSC se abordarán las posibles consecuencias del no de ERC, aunque la dirección del partido no tiene previsto que se tome ninguna determinación. Sin embargo, las mismas fuentes coinciden en que Maragall es imprevisible y puede presentarse ante la dirección del PSC con una decisión ya adoptada. En tal caso, aseguran que apoyarán su resolución. En ERC no se descarta que el presidente de la Generalitat adelante sus intenciones esta tarde, en el Parlamento catalán, donde comparece para explicar las razones de su reciente remodelación de Gobierno. Maragall, que ayer participó en la clausura del Congreso del Mundo Rural, avisó a ERC de que los ciudadanos no entenderán su no al Estatuto. A pesar de todos los avatares del proceso y la incomprensible actitud de sus detractores, estoy convencido de que nuestro pueblo resolverá el referéndum con una gran y positiva afirmación como país sostuvo. El líder socialista advirtió a los republicanos que sería una irresponsabilidad provocar de nuevo la frustración de nuestro país, en un momento en que nos estamos jugando mucho, casi todo ragall, el no oficial de los republicanos dispara las posibilidades de que el Estatuto sea rechazado en el referéndum del 18 de junio, lo que sería interpretado como un revolcón prelectoral de CiU, que tanto ha defendido su pacto con el PSOE. Si Maragall anuncia esta semana elecciones anticipadas, la dirección de CiU apenas tendrá tiempo de adoctrinar a su militancia respecto a la necesidad de votar sí No obstante, ayer ya hubo consignas en este sentido en un acto organizado por las juventudes de Convergència, donde Mas confesó que, en los últimos días, se está encontrando con gente que tiene la tentación de votar no en el referéndum para echar al tripartito. Aseguró que ahora no toca eso. Ahora toca hacer un acto de servicio al país. Si no se vota sí ¿qué camino queda a Cataluña? Nos quedamos con el viejo Estatuto y sin posibilidades de construir con más eficacia nuestro futuro A estas alturas, CiU no puede emular a ERC- -a cuyos militantes calificó ayer de niños mimados pero tampoco confiar en que un adelanto electoral suponga un cambio de alianzas en Cataluña, que el PSC desearía, pero no así Maragall. Mas pactó con Zapatero en un momento en el que el presidente de la Generalitat era cuestionado por su propio partido. Si Maragall impone ahora el adelanto electoral, reforzará un liderazgo que ya comenzó a ejercer en la última remodelación de su Gobierno, culminando así una estrategia contraria a los intereses de Zapatero y, por extensión, a los de CiU.