Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 5 2006 73 Deportes JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL NURBURGRING (ALEMANIA) La aparición fulgurante quedó patentada en todos los monitores de Nurburgring como una contrarreloj de Induráin o una derecha en carrera de Rafael Nadal. Pata negra al volante. Un minuto y 29 segundos. La frontera del control de calidad. Todos los ocupantes del asfalto, ayer en Nurbrugring, tuvieron que rendirse ante el cronómetro de Fernando Alonso, quien se agenció su primera pole de la temporada y anunció un nuevo duelo con Michael Schumacher, segundo en la parrilla. El color morado es la invocación de la grandeza en la Fórmula 1. Periodistas, ingenieros, pilotos, directores de equipo y acreditados en general saben que el violeta representa buenas sensaciones. Los monitores que registran los tiempos en cualquier gran premio se dividen por tonalidades. Van apareciendo los nombres de los pilotos en pista y sus parciales en tres mediciones por cada vuelta. Si asoma el amarillo en el registro, quiere decir que el conductor no mejora lo que tiene. Si aparece el verde, significa que destaca sobre sus anteriores registros. Pero cuando surge el morado en la pantalla, se trata de un indicativo: es la rueda a seguir en ese gran premio. Resulta que en la Fórmula 1 también se estropean los cronómetros. En el mundo en que todos se mide, calcula y digiere en milésimas, centésimas y décimas, se cayó el reloj a mitad de la sesión. Estaba eliminado Villeneuve en la penúltima posición y hubo reajuste. De repente apareció séptimo en la segunda tanda para dejar las dos últimas plazas a sus propietarios honoríficos, los dos pilotos de Super Aguri, el nipón Sato y el nuevo, el francés Montagny. El reloj es el elemento imprescindible en las previas de las carreras. Antes que el desempeño de los pilotos sobre la pista, se escruta y analiza como tótem de adoración la pantalla de los tiempos. Y por ahí asestó el rejón Fernando Alonso. Los diez contendientes El Barça celebra la Liga con un triunfo (2- 0) ante el Español y el Valencia sólo pudo empatar (1- 1) frente al Atlético Alonso vuelve a mandar el sábado Logra su primera pole de la temporada en duelo con Michael Schumacher, segundo Fernando Alonso celebra su primera pole de la temporada que se habían citado en la última ronda, equipados con neumáticos nuevos en busca de la mejor vuelta, no bajaron de un minuto y 30 segundos para recorrer los 5.148 metros de alquitrán: 1.33 para Webber, 1.31 Montoya, Villeneuve y Trulli, 1.30 Button, Raikkonen, Barrichello, Massa y Michael Schumacher. Llegó Alonso y expuso sus credenciales en una pista sin tráfico, 1.29. Algo así como dos minutos de diferencia en una contrarreloj ciclista de 50 kilómetros. Para entonces ya había caído en la depresión Fisichella, eliminado de nuevo. Ya se había aligerado la parrilla con los habituales recortes de cada sábado, lejos de las sorpresas de princi- AP Las nueve anteriores 1. En 2003 en Malasia (acabó 3 2. En 2003 en Hungría (1 3. En 2004 en Francia (2 4. En 2005 en Malasia (1 5. En 2005 en Bahrein (1 6. En 2005 en Francia (1 7. En 2005 en Gran Bretaña (2 8. En 2005 en Brasil (3 9. En 2005 en China (1 pio de temporada: los super aguri, midlands, toros rossos y compañía. Por fin he podido disputar una sesión normal explicó Alonso. Un sábado sin calenturas. Sin la esquizofrenia de la falta de tiempo de Bahrein, sin el doble repostaje de gasolina de Malasia, sin el tráfico en Australia y sin la velocidad de Ferrari en Ímola. Es su primera comparecencia en el mejor puesto de la parrilla esta temporada. No lograba una pole desde 2005, en el octubre chino. Me queda una sensación magnífica porque siempre es una garantía salir en la mejor posición Alonso contra Ferrari. Ese diagnóstico emitió la sesión para hoy. Los dos bólidos rojos y sus gomas Bridgestone se han comportado con gran solvencia durante el fin de semana y el tercer puesto de Massa indica que Ferrari también dará batalla al campeón del mundo en la guarida de McLaren.