Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura DOMINGO 7 5 2006 ABC (Viene de la página anterior) El heroísmo consiste en estar muy seguro de que lo que crees es, honradamente, la verdad de tu vida, y aguantar lo que te echen Lo siento por la gauche divine pero personas como Pujol saben bien quiénes luchamos muy duramente, y quienes tuvieron actitudes menos decisivas de conocer a través del Capitán Trueno? -Muchísima... En 50 años... personas de muy diversas nacionalidades. -Ha desarrollado una extensa obra narrativa: Los plátanos de Barcelona París flash- back ¿Cree que el éxito de sus historietas ha perjudicado su literatura? -No lo creo... Son públicos diferentes... Cada uno con una inteligencia bien desarrollada... Actualmente, me dispongo a publicar varios trabajos: novelas en catalán traducidas por mí al castellano. Estoy seguro de que serán acogidas correctamente. -Militante comunista, usted se la jugó en muchas ocasiones. ¿Qué opina de la llamada gauche divine que se atribuye tantos méritos del antifranquismo? -Lo siento por la gauche divine donde a veces concurrieron personalidades y actos simpáticos, pero personas como el señor Jordi Pujol (al que yo respeto y estrecho la mano cuando nos vemos) saben bien quiénes lucharon muy duramente como él mismo, o como los comunistas, y quiénes tuvieron sin duda actitudes a favor de la democracia, pero no decisivas. -Se define como un internacionalista que desconfía de los nacionalismos. ¿Le ha decepcionado la izquierda catalanista que sucedió a 23 años de pujolismo? -No me ha decepcionado, pero sí que esperaba más, no frente al pujolismo- -una burguesía correcta, europea- pero sí frente a un capitalismo que se sale demasiado de madre, y hasta de padre, como el del caricaturesco Putin. -El rector de la Sorbona dice que el 60 por ciento de universitarios quieren ser funcionarios. Y como estamos en mayo. ¿Tienen las revueltas estudiantiles algo qué ver con el 68? -El señor rector dice lo que le parece util decir, en un momento dado... La situación de hoy es muy distinta de la de Mayo del 68. Los jóvenes de hoy lo saben... Ellos, y los no tan jóvenes, actuarán en consecuencia. -Volvamos a las viñetas. ¿Cómo contempla la reacción visceral del islamismo contra las caricaturas de Mahoma? -No sé gran cosa... Por instinto, imagino que la situación se ha desbordado, a veces por gentes que no llevan en su corazón al Islam, sino intereses que no son... puros. Deseo que gente que lleva al Islam en su corazón y quiere que la paz y los verdaderos intereses de las mayorías del Islam triunfen. -Volvamos al capitán Trueno. ¿Será posible verlo abrazar a Sigrid en la pantallla como vimos al Mortadelo de su amigo Francisco Ibáñez? -Yo quiero que se haga esta película. ¡Hasta he hecho un guión, del que estoy contento! Me encantarían los amores de Sigrid y del Capitán Trueno... ¡Y desde luego mi amigo Ibáñez y menda- lerenda- el- del- escarolero estaríamos comiendo pipas, con Mortadelo y Filemón! ¡Haced la película de una vez, hombre! ¿De qué tienen miedo los productores... Yo escucharé todas las propuestas. Víctor Mora junto a su mujer, Armonía MAR MOROLLÓN Los derechos del capitán He sentido la injusticia, y no sólo en el terreno de la creación. Y creo que a la práctica permanencia de la injusticia, hay que responder con la práctica permanencia del afán de justicia afirma Víctor Mora. En su Diari de bord (1997) recuerda la lucha por sus derechos de autor sobre El Capitán Trueno: Este personaje, que creé literariamente en 1956, hizo ganar a su editor cantidades de dinero cada vez más grandes. El editor se las embolsaba tranquilamente, limitándose a pagar a los autores- -el escritor y el dibujante- -a través de los años a tanto la pieza, y haciendo firmar unos recibitos leoninos con un parágrafo redactado por su asesoría legal según el cual cualquier derecho sobre los personajes era suyo y bien suyo, para toda la vida, y aún gracias si encima no le debíamos dinero... Eso fue así durante mucho tiempo, hasta que me rebelé y emprendí individualmente una lucha legal que duró años, y que acabó con la recuperación del copyright sobre mis obras, al quebrar aquel editor por culpa de su mala política con demasiada gente. TOROS MONUMENTAL DE LAS VENTAS Fernández Pineda, el mejor del primer prólogo isidril JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES MADRID. En este ensayo general del abono de San Isidro, aunque con poca asistencia de público, fue Fernández Pineda el que hizo las cosas de más gusto. Recibió con una larga a portagayola al tercero. Discreto al lancear, empezó con un par de pases cambiados por la espalda, que hicieron concebir esperanzas. Fue a más en una serie de naturales y se le vio calidad, al igual que en dos tandas sucesivas con la derecha, aunque los resultados positivos fueran intermitentes. Fue una lástima que perdiera la muleta. Después alargó la faena. Otra larga en el quinto, pero fallida, teniéndose que tirar Fernández Pineda al suelo para no ser arrollado. Romaneó el astado, bien picado por Francisco Romero. Se mantuvo el espada en un tono algo más que discreto en el trasteo, pero sin llegar a algunas de las realizaciones del anterior. Al final todo se disipó. Confirmaba la alternativa Torres Jerez. El primero se enceló en el caballo tras unas aceptables verónicas del con- firmante. Se salió suelto el animal del segundo envite. Torres Jerez se lo sacó con la flámula a las afueras y, tras previas pruebas poco exitosas, ejecutó algún natural aislado de enjundia entre otros más descoloridos. Bajó en los trances posteriores por ambos lados, resistiéndose el astado a morir tras la suerte final. El sexto huyó algo de salida para luego arreglarse ante el piquero. Después los prolegómenos, más o menos oscuros, se logró centrar Torres Jerez en algunos muletazos, que sólo fueron amagos de series. Luego se sucedieron los momentos monótonos. Juan Diego toreó francamente bien a la verónica al segundo, como solía ser su norma. Le replicó Pineda en un quite. Anduvo bien a la res en los primeros pasos del muleteo y llegaron, a continuación, varios instantes arroblesados pero sin cristalizar. Tampoco el insulso toro respondía. Sufrió un desarme y se diluyó el todo. En el cuarto pasó inadvertido con el percal y se peleó con su oponente, que embestía a ráfagas. No pudo lucir- Monumental de las Ventas. Sábado, 6 de mayo de 2006. Un cuarto de entrada. Toros de Antonio San Román, sin problemas y sin excesiva transmisión; 1 y 5 cumplieron con creces en el caballo; el 3 tuvo buen son. Juan Diego, de caña y oro. Pinchazo y estocada (silencio) En el cuarto, pinchazo, estocada y seis descabellos (pitos) Fernández Pineda, de rosa y oro. Estocada. Aviso (muy leve petición y saludos) En el quinto, estocada. Aviso (silencio) Torres Jerez, de rosa palo y oro. Media (saludos) En el sexto, dos pinchazos y tres descabellos. Aviso (silencio) se y, al eternizarse con el descabello, llegaron las muestras de descontento. Por otra parte, en Colmenar de Oreja (Madrid) Serafín Marín sufrió una cornada de diez centímetros en el muslo izquierdo, que no reviste gravedad, según informa mundotoro. Se lidiaron toros de Montalvo. Abellán, ovación, dos orejas y ovación. Robleño, oreja y ovación. Marín, oreja en el único que mató. En Logroño, dos toros para rejones de Los Espartales, dos de Núñez del Cuvillo y dos novillos de Daniel Ruiz. Hermoso de Mendoza, silencio y dos orejas. Morante, ovación tras aviso y silencio. Cayetano, ovación en su lote. En Zaragoza, novillos de Bucaré. Israel Lancho, división y ovación tras dos avisos. Miguel Ángel Elduque, palmas y silencio. Salvador Fuentes, palmas y oreja.